¿Qué con­se­cuen­cias tie­ne?

Pulso - - ECONOMIA & DINERO -

La pre­ven­ción apun­ta a que la con­ci­lia­ción ba­jo nin­gún es­ce­na­rio de­be ex­ce­der el prin­ci­pio de le­ga­li­dad tri­bu­ta­ria, es de­cir, só­lo el le­gis­la­dor pue­de cam­biar la cuan­tía de un im­pues­to. que eran de quó­rum es­pe­cial, co­mo la con­ci­lia­ción, sin em­bar­go, uno de sus mi­nis­tros, Juan Ig­na­cio Vás­quez, reali­zó una pre­ven­ción cla­ve que de­li­mi­ta el uso y al­can­ce de la nue­va fi­gu­ra pro­ce­sal.

“Que el ejer­ci­cio de la con­ci­lia­ción con­tem­pla­da en los nue­vos ar­tícu­los 130 y 132 bis del pro­yec­to de ley, de­be te­ner en es­pe­cial con­si­de­ra­ción los si­guien­tes cri­te­rios. En pri­mer lu­gar, de­be ejer­cer­se de con­for­mi­dad a las atri­bu­cio­nes que el Có­di­go Tri­bu­ta­rio en­tre­ga ex­pre­sa­men­te, tan­to al di­rec­tor na­cio­nal co­mo a los di­rec­to­res re­gio­na­les del Ser­vi­cio de Im­pues­tos In­ter­nos, en es­pe­cial aque­llas con­tem­pla­das en los nú­me­ros 3°, 4° y 5° de la le­tra B del ar­tícu­lo 6”, di­ce la ob­ser­va­ción re­dac­ta­da por el mi­nis­tro Vás­quez.

Las nor­mas im­po­si­ti­vas ci­ta­das apun­tan a que las au­to­ri­da­des del SII po­drán apli­car, re­ba­jar o con­do­nar las san­cio­nes ad­mi­nis­tra­ti­vas fi­jas o va­ria­bles; con­do­nar to­tal o par­cial­men­te los in­tere­ses pe­na­les por la mo­ra en el pa­go de los im­pues­tos, en los ca­sos ex­pre­sa­men­te au­to­ri­za­dos por la ley;

“La ga­ran­tía cons­ti­tu­cio­nal de le­ga­li­dad de los tri­bu­tos re­ser­va ex­clu­si­va­men­te al le­gis­la­dor la de­ter­mi­na­ción de los ele­men­tos de la obli­ga­ción tri­bu­ta­ria”.

JUAN IG­NA­CIO VÁS­QUEZ

“Im­pli­ca trans­mi­tir co­mo obli­ga­ción de los jue­ces tri­bu­ta­rios la ne­ce­si­dad de que sean acu­cio­sos y exi­gen­tes en la apli­ca­ción de es­ta fa­cul­tad”.

LUIS FE­LI­PE OCAM­PO

“En nin­gún ca­so es­ta pre­ven­ción afec­ta la va­li­dez de la nor­ma le­gal, pe­ro in­ten­ta otor­gar un mar­co le­gal o de­li­mi­tar su desa­rro­llo”.

Mi­nis­tro Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal

y re­sol­ver ad­mi­nis­tra­ti­va­men­te to­dos los asun­tos de ca­rác­ter tri­bu­ta­rio que se pro­mue­van, in­clu­so co­rre­gir de ofi­cio, en cual­quier tiem­po, los vi­cios o erro­res ma­ni­fies­tos en que se ha­ya in­cu­rri­do en las li­qui­da­cio­nes o gi­ros de im­pues­tos.

La ob­ser­va­ción del mi­nis­tro del TC va más allá y con­si­de­ra que la con­ci­lia­ción o acuer­do ju­di­cial “en ca­so al­guno” pue­de ex­ce­der las exi­gen­cias de la ga­ran­tía cons­ti­tu­cio­nal de le­ga­li­dad de los tri­bu­tos, del ar­tícu­lo 19 N° 20 de la Cons­ti­tu­ción, que re­ser­va ex­clu­si­va­men­te al le­gis­la­dor la de­ter­mi­na­ción de los ele­men­tos de la obli­ga­ción tri­bu­ta­ria (he­cho gra­va­do, mon­to o cuan­tía del tri­bu­to). Es de­cir, no se po­drá lle­gar a un acuer­do pa­ra re­ba­jar el pa­go de un tri­bu­to.

LA VI­SIÓN DE LOS TRIBUTARISTAS. Pa­ra Luis Fe­li­pe Ocam­po, so­cio en Re­ca­ba­rren & Aso­cia­dos, la pre­ven­ción plan­tea­da por el mi­nis­tro Vás­quez im­pli­ca “trans­mi­tir co­mo obli­ga­ción de los jue­ces tri­bu­ta­rios y adua­ne­ros, la ne­ce­si­dad de que sean acu­cio­sos y exi­gen­tes en la apli­ca­ción de es­ta fa­cul­tad”.

Aña­de que “al tiem­po de pro­po­ner las ba­ses de arre­glo que ellos pue­den ge­ne­rar, o al re­vi­sar los tér­mi­nos en que se es­tá acor­dan­do una sa­li­da con­sen-

sua­da a un li­ti­gio tri­bu­ta­rio, sean es­pe­cial­men­te mi­nu­cio­sos (los jue­ces) en ve­ri­fi­car que el Di­rec­tor del SII y los di­rec­to­res re­gio­na­les, no va­yan más allá de las fa­cul­ta­des que ex­pre­sa­men­te le fue­ron con­ce­di­das por la ley, pues ellos es­tán ín­te­gra­men­te obli­ga­dos a res­pe­tar ple­na­men­te el Prin­ci­pio de Le­ga­li­dad, por lo que po­dría ca­ber la po­si­bi­li­dad de que en al­gún ca­so sal­gan de di­cho ám­bi­to, se ex­ce­dan, y es de­ber del juez re­pre­sen­tar ese he­cho”.

En tan­to, Ro­dri­go Be­ní­tez, so­cio de BDO Chi­le, ex­pli­ca que “en nin­gún ca­so es­ta pre­ven­ción afec­ta la va­li­dez de la nor­ma le­gal, pe­ro in­ten­ta otor­gar un mar­co le­gal o de­li­mi­tar su desa­rro­llo”. Agre­ga que la fi­na­li­dad de la nor­ma es po­si­bi­li­tar que el SII y los con­tri­bu­yen­tes re­suel­van una pre­ten­sión fis­cal de pa­go de im­pues­tos que son con­tro­ver­ti­dos, ade­lan­tan­do el pa­go de im­pues­to, dis­mi­nu­yen­do los cos­tos de un pro­ce­so ju­di­cial y li­be­rar de una car­ga ex­ce­si­va a los TTA.P

ZSo­cio Re­ca­ba­rren & Aso­cia­dos El TC des­pa­chó al Con­gre­so y es­te a su vez en­vió al Eje­cu­ti­vo pa­ra la pro­mul­ga­ción co­mo ley del pro­yec­to for­ta­le­ce los tri­bu­na­les tri­bu­ta­rios y adua­ne­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.