FMI ad­vier­te por li­qui­dez de dó­la­res pa­ra la ban­ca in­ter­na­cio­nal

El ac­ce­so en mo­men­tos de ten­sión fi­nan­cie­ra po­dría ser un pro­ble­ma por las fuen­tes que usan.

Pulso - - TRADER - JAVIERA DO­NO­SO

LA PO­PU­LA­RI­DAD del dó­lar en las ope­ra­cio­nes de los ban­cos a nivel in­ter­na­cio­nal po­dría ser un pro­ble­ma, si es que se ex­clu­ye a EEUU del cálcu­lo.

En un con­tex­to en que exis­ten US$7 bi­llo­nes (mi­llo­nes de mi­llo­nes) de cré­di­tos ban­ca­rios en dó­la­res a nivel glo­bal, el des­equi­li­brio en el ac­ce­so de la ban­ca fue­ra de EEUU a la mo­ne­da es­ta­dou­ni­den­se pa­ra cum­plir con las de­man­das de sus clien­tes po­dría pro­vo­car un do­lor de ca­be­za si los mer­ca­dos se ponen tur­bu­len­tos, se­gún in­di­có el Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal (FMI).

Da­do que las com­pa­ñías de Eu­ro­pa, Ja­pón y otras la­ti­tu­des “no pueden re­cu­rrir con fa­ci­li­dad a los dó­la­res de­po­si­ta­dos en sus sub­si­dia­rias en Estados Unidos pa­ra fi­nan­ciar el cré­di­to en dó­la­res fue­ra del país”, in­di­có la en­ti­dad in­ter­na­cio­nal en su blog, se ven obli­ga­das a uti­li­zar fuen­tes “menos es­ta­bles pa­ra apun­ta­lar los ba­lan­ces in­ter­na­cio­na­les en dó­la­res”.

Esto a tra­vés de de­pó­si­tos in­ter­ban­ca­rios, efec­tos de co­mer­cio y swaps, por ejem­plo.

Esto, re­cal­ca el FMI, se con­vier­te en un ries­go, da­do que esas fuen­tes de fi­nan­cia­mien­to se pueden aca­bar rá­pi­da­men­te, “en

mo­men­tos de ten­sión en los mer­ca­dos fi­nan­cie­ros”.

Si bien los re­gu­la­do­res del mer­ca­do a nivel in­ter­na­cio­nal han pues­to re­qui­si­tos a los ban­cos pa­ra res­guar­dar­se, como me­jo­rar sus coe­fi­cien­tes de co­ber­tu­ra de li­qui­dez, es­tas exi­gen­cias se apli­can a los ba­lan­ces con­so­li­da­dos in­ter­na­cio­na­les de la in­dus­tria.

Si es que se saca a las fi­lia­les es­ta­dou­ni­den­ses de las com­pa­ñías, “ese coe­fi­cien­te se ubi­ca sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te por debajo del coe­fi­cien­te de li­qui­dez con­so­li­da­do”, ad­vier­te el Fon­do.

To­do esto se da en un con­tex­to, ade­más, en el que dis­tin­tas se­ña­lan a que el fi­nan­cia­mien­to en dó­la­res se va a ir en­ca­re­cien­do, como el al­za de las ta­sas de in­te­rés en EEUU, una nue­va ley tri­bu­ta­ria en el país nor­te­ame­ri­cano que in­cen­ti­va­ría la re­pa­tria­ción de ca­pi­ta­les y la nor­ma­li­za­ción de la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria por par­te de la Reserva Fe­de­ral.

Ade­más, co­men­ta el FMI, “otro mo­ti­vo de in­quie­tud es que al­gu­nos ban­cos pueden de­pen­der de­ma­sia­do de mer­ca­dos de swaps de mo­ne­das po­ten­cial­men­te frá­gi­les”. En Ja­pón, por ejem­plo, más del 30% de las ne­ce­si­da­des de fi­nan­cia­mien­to en dó­la­res pro­vie­ne de swaps, lo que los de­ja en una po­si­ción frá­gil, aunque se tra­te de deu­da a lar­go pla­zo. “Los ban­cos po­drían tener di­fi­cul­ta­des pa­ra ac­ce­der a es­te tipo de fi­nan­cia­mien­to en mo­men­tos de ten­sión”, in­di­có la en­ti­dad in­ter­na­cio­nal. ℗

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.