An­te nue­vo pa­no­ra­ma de al­zas en EEUU, ¿se con­ta­gia­rán los ti­pos de in­te­rés en Chile?

Hay vi­sio­nes di­vi­di­das: hay quie­nes pos­tu­lan que las ta­sas lo­ca­les van a su­bir, mien­tras otros di­cen que pri­ma­rá la de­man­da.

Pulso - - TRADER - J. DO­NO­SO / M. GAC

DES­DE fi­na­les del año pa­sa­do la expectativa era que un avance de los ti­pos de in­te­rés in­ter­na­cio­na­les iba a con­ta­giar a las ta­sas lar­gas lo­ca­les, em­pu­ján­do­las al al­za.

Pe­ro una mi­ra­da rá­pi­da mues­tra que eso no ha pa­sa­do.

Se­gún co­men­tan des­de el mer­ca­do, es­to se ha de­bi­do a que las fuer­zas que más mue­ven la agu­ja en Chile han si­do los flu­jos. Con una de­man­da que su­pera a la ofer­ta en el mer­ca­do de ren­ta fi­ja, las ta­sas se han man­te­ni­do re­la­ti­va­men­te es­ta­bles, in­clu­so an­te un es­ce­na­rio glo­bal de avan­ces (ver grá­fi­co).

Lue­go de que la Re­ser­va Fe­de­ral de EEUU die­ra lu­ces de una es­tra­te­gia más

haw­kish ayer (ver no­ta de la pá­gi­na 6) y con el bono del Te­so­ro a 10 años ron­dan­do la lí­nea del 3%, la pre­gun­ta se re­ani­ma, con mi­ras al se­gun­do se­mes­tre: ¿se va a con­cre­tar el con­ta­gio en las ta­sas lar­gas lo­ca­les?

Pa­ra BCI Es­tu­dios, el men­sa­je, es pro­ba­ble que los ti­pos de in­te­rés se le­van­ten en el país.

Ac­tual­men­te, ex­pli­ca Fran­cis­ca Pé­rez, eco­no­mis­ta se­nior de la firma, “las ta­sas chi­le­nas no han re­co­gi­do” los au­men­tos del ren­di­mien­to del bono del Te­so­ro en EEUU, pe­ro eso po­dría cam­biar en el cor­to pla­zo.

“Es­to po­dría­mos co­men­zar a ob­ser­var­lo de aquí a las pró­xi­mas se­ma­nas”. ex­pli­ca.

Des­de la ad­mi­nis­tra­do­ra ge­ne­ral de fon­dos MBI, el gerente de ren­ta fi­ja Gui­ller­mo Kautz con­cuer­da con el diag­nós­ti­co. “Mien­tras más rá­pi­do suban las ta­sas de EEUU, más se va a ver el con­ta­gio”, di­ce.

Se­gún ex­pli­ca el eje­cu­ti­vo, has­ta el mo­men­to ha pri­ma­do la for­ta­le­za de la ofer­ta de par­te de AFP y fon­dos de ren­ta fi­ja, su­ma­do a po­cas co­lo­ca­cio­nes, pe­ro aho­ra que el mer­ca­do es­tá po­nien­do las fi­chas en que las ta­sas de la Fed van a lle­gar a fin de año con cua­tro subidas en to­tal, la ma­yor agre­si­vi­dad po­dría im­pul­sar los ti­pos lo­ca­les.

Eso sí, no to­do es­tá zan­ja­do. De la mis­ma for­ma en que las fuer­zas de la ofer­ta y la de­man­da han evi­ta­do el con­ta­gio en las ta­sas lar­gas lo­ca­les, ha­cia ade­lan­te po­dría man­te­ner a raya el cre­ci­mien­to de los ren­di­mien­to so­be­ra­nos lo­ca­les.

“Acá si­guen sien­do más im­por­tan­tes los flu­jos que las ta­sas de afue­ra”, se­ña­la An­drés de la Cer­da, gerente de ren­ta fi­ja y mo­ne­das de BICE In­ver­sio­nes.

Si bien hay co­sas que po­dría qui­tar­le pre­sión com­pra­do­ra a la ren­ta fi­ja lo­cal por ese la­do –por ejem­plo, a tra­vés de la ro­ta­ción de bo­nos a ac­ti­vos al­ter­na­ti­vos cuan­do se con­cre­te la nue­va re­gu­la­ción de AFP, o el efec­to de la evo­lu­ción de la eco­no­mía lo­cal–, es im­po­si­ble sa­ber có­mo se va a com­por­tar la de­man­da por bo­nos en el país, aco­ta. ℗

PUL­SO FUENTE: Reuters, Bloom­berg

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.