9,3%

Pulso - - ECONOMIA & DINERO -

vis­to có­mo se ha in­cre­men­ta­do la mi­gra­ción a to­dos los paí­ses de La­ti­noa­mé­ri­ca, y por la es­ta­bi­li­dad y el or­den de Chi­le, es uno de los des­ti­nos más co­ti­za­dos”.

En ese sen­ti­do afirmó que “es por ello que me­di­das co­mo la vi­sa de res­pon­sa­bi­li­dad de­mo­crá­ti­ca, que se en­tre­gan cer­ca de 100 al día, per­mi­te que ciu­da­da­nos ve­ne­zo­la­nos se in­ser­ten rá­pi­da­men­te en Chi­le ga­ran­ti­zan­do una mi­gra­ción se­gu­ra, or­de­na­da y re­gu­lar”.

Bellolio sub­ra­yó que “lo que se bus­ca es in­cen­ti­var a aque­llos que quie­ren ve­nir a Chi­le a tra­ba­jar lo pue­dan ha­cer des­de el día 1 con una vi­sa y un rut”.

Es­ta vi­sa de­be so­li­ci­tar­se en los con­su­la­dos chi­le­nos dis­po­ni­bles en Ve­ne­zue­la. El ser be­ne­fi­cia­rio le en­tre­ga al ex­tran­je­ro un per­mi­so de re­si­den­cia tem­po­ral por 12 me­ses que pue­de ser re­no­va­do por 12 me­ses adi­cio­na­les. De acuer­do al go­bierno es­te vi­sa­do les per­mi­te lle­gar a Chi­le con su cé­du­la de iden­ti­dad lis­ta pa­ra ser re­ti­ra­da en el Ser­vi­cio de Re­gis­tro Ci­vil, fa­ci­li­tan­do su pro­ce­so de in­clu­sión, evi­tan­do así, los in­cen­ti­vos a caer en la irre­gu­la­ri­dad mi­gra­to­ria. La reali­dad pa­ra los hai­tia­nos es to­tal­men­te dis­tin­ta. Si en­tre enero de 2017 y enero de las vi­sas la­bo­ra­les en­tre­ga­das en el pri­mer se­mes­tre fue­ron pa­ra pe­rua­nos, mien­tras que el 9,2% pa­ra los co­lom­bia­nos. de 2018 se re­gis­tró un cre­ci­mien­to del 306% en in­gre­sos, aho­ra con las me­di­das de la nue­va po­lí­ti­ca mi­gra­to­ria la ten­den­cia tien­de a re­ver­tir­se a par­tir de mar­zo, lle­gan­do in­clu­so a re­gis­trar flu­jos tu­rís­ti­cos ne­ga­ti­vos pa­ra los me­ses de ma­yo, ju­nio, ju­lio y agos­to. Es más, el sal­do tu­rís­ti­co acu­mu­la­do en­tre mar­zo y agos­to de 2018 re­pre­sen­ta un 8% de los flu­jos re­gis­tra­dos.

De he­cho, des­de la fe­cha en la que se co­men­zó a so­li­ci­tar es­te vi­sa­do se han re­ci­bi­do 254 so­li­ci­tu­des. De es­tas 50 se han otor­ga­do y 186 se han ce­rra­do por fal­ta de an­te­ce­den­tes. Por su par­te, las so­li­ci­tu­des de vi­sa­dos de reu­ni­fi­ca­ción fa­mi­liar re­ci­bi­das han si­do 154.

Se­gún Bellolio, “es­ta vi­sa bus­ca dar ma­yor se­gu­ri­dad a los ciu­da­da­nos hai­tia­nos, ya que mu­chos se en­cuen­tran en una con­di­ción irre­gu­lar que les im­pi­de desa­rro­llar sus pro­yec­tos de vi­da, e in­clu­so han si­do los lí­de­res de las mis­mas co­mu­ni­da­des los que han so­li­ci­ta­do co­la­bo­ra­ción pa­ra su re­gre­so, da­do que no se cum­plie­ron sus ex­pec­ta­ti­vas o fue­ron de­re­cha­men­te en­ga­ña­dos pa­ra ve­nir a nues­tro país”.

En ese sen­ti­do, pun­tua­li­zó que “las ci­fras vi­si­bi­li­zan que efec­ti­va­men­te los ciu­da­da­nos hai­tia­nos que lle­ga­ban a Chi­le no te­nían áni­mo de tu­ris­mo, sino de re­si­den­cia, y que la vi­sa de reu­ni­fi­ca­ción fa­mi­liar mues­tra la reali­dad, que el cos­to de vi­da pa­ra mu­chos de ellos es muy al­to com­pa­ra­do con los sue­ños que les ha­bían plan­tea­do cuan­do de­ci­die­ron mi­grar a Chi­le”. Bellolio aco­tó que de los 175 mil hai­tia­nos que in­gre­sa­ron en 2017, 100 mil no hi­cie­ron nin­gún trá­mi­te des­pués de en­trar. Y de los 75 mil si­guien­tes la mi­tad pre­sen­ta­ron con­tra­tos fal­sos. “Eso ge­ne­ro un a ni­vel de irre­gu­la­ri­dad im­por­tan­te”, se­ña­ló.

Ac­tual­men­te, los hai­tia­nos que quie­ran ve­nir a Chi­le en ca­li­dad de tu­ris­tas pue­den ha­cer­lo so­li­ci­tan­do es­te vi­sa­do en el país de ori­gen a tra­vés del con­su­la­do chi­leno en Hai­tí. ℗

El pro­yec­to de ley de mi­gra­cio­nes se en­cuen­tra ac­tual­men­te en su pri­mer trá­mi­te cons­ti­tu­cio­nal en la Cá­ma­ra de Dipu­tados.

LA OTRA CA­RA DE LA MO­NE­DA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.