LOS DESAFÍOS PENDIENTES

Entre los dis­tin­tos ac­to­res exis­te con­sen­so en que las ur­gen­cias que en­fren­ta­ba el país ha­ce cin­co años ya no son ta­les y la ma­yo­ría se han di­si­pa­do. Sin em­bar­go, no es ho­ra de ba­jar la guar­dia. De ca­ra al cam­bio de go­bierno ex­per­tos y gre­mios de­fi­nen hoy

Que Pasa - Especiales - - Energia - Por Ka­ri­na Puig

“Se de­be con­so­li­dar es­te año la ins­ta­la­ción del or­ga­nis­mo coor­di­na­dor eléc­tri­co del sis­te­ma”, in­di­ca Ra­món Ga­laz, so­cio de Val­ges­ta Ener­gía, re­fi­rién­do­se a la in­te­gra­ción de los sis­te­mas in­ter­co­nec­ta­dos del Nor­te Gran­de y Cen­tral (SING y SIC) cu­ya ope­ra­ción con­jun­ta de­be­ría ini­ciar­se el pró­xi­mo año.

El es­ce­na­rio ha cam­bia­do. Los dis­tin­tos pro­yec­tos de­te­ni­dos por pro­ble­mas con las co­mu­ni­da­des y la con­se­cuen­te ju­di­cia­li­za­ción de las ini­cia­ti­vas; la mu­chas tra­bas que exis­tían en el sec­tor trans­mi­sión; la con­cen­tra­ción de pro­pie­dad; al­gu­nas nor­ma­ti­vas que no re­fle­ja­ban la di­ná­mi­ca ac­tual del sec­tor ener­gía, entre otros mu­chos fac­to­res, ha­bían in­mo­vi­li­za­do al ru­bro y sus in­ver­sio­nes, con la con­se­cuen­te al­za de pre­cios que im­pli­ca­ba im­por­tan­tes au­men­tos de cos­tos pa­ra las in­dus­trias y las personas. Ese era el gris pa­no­ra­ma del año 2013. Cua­tro años más tar­de y con una ges­tión del Mi­nis­te­rio de Ener­gía eva­lua­da co­mo po­si­ti­va por los dis­tin­tos ac­to­res del mer­ca­do, nos en­con­tra­mos hoy con que gran par­te de los desafíos de la épo­ca se han su­pe­ra­do y que es­ta ma­yor hol­gu­ra se re­fle­ja en las fac­tu­ras y bo­le­tas de em­pre­sas y ciudadanos. To­do por una ma­yor ofer­ta de ener­gía —im­pul­sa­da por el au­ge de las Ener­gías Re­no­va­bles No Con­ven­cio­na­les (ERNC) en Chi­le— y la me­nor de­man­da fu­tu­ra de es­ta an­te la ca­ren­cia de gran­des pro­yec­tos in­dus­tria­les, en es­pe­cial los mi­ne­ros. El mi­nis­tro de Ener­gía, An­drés Re­bo­lle­do, des­ta­ca en una co­lum­na es­cri­ta por él pa­ra el dia­rio El País de España, el im­por­tan­te au­men­to de las re­no­va­bles en Chi­le y su apor­te a es­te pa­no­ra­ma. Más aún, des­ta­ca que pro­li­fe­ra­ron sin sub­si­dios y só­lo ba­jo dos con­di­cio­nes: una ap­ti­tud geo­grá­fi­ca na­tu­ral del país y por las po­lí­ti­cas pú­bli­cas ade­cua­das. “Las úl­ti­mas li­ci­ta­cio­nes de su­mi­nis­tro eléc­tri­co con­si­de­ra­ron la crea­ción de blo­ques ho­ra­rios, dan­do ori­gen a sub­mer­ca­dos, en los cua­les ca­da tec­no­lo­gía po­día com­pe­tir apro­ve­chan­do sus ven­ta­jas com­pa­ra­ti­vas. Se ha pro­por­cio­na­do in­for­ma­ción téc­ni­ca re­le­van­te so­bre el po­ten­cial de la ener­gía so­lar y eó­li­ca a lo lar­go del país, fa­ci­li­tan­do la to­ma de de­ci­sio­nes de in­ver­sio­nis­tas na­cio­na­les y ex­tran­je­ros. Co­mo re­sul­ta­do he­mos ob­ser­va­do la en­tra­da de nue­vos ac­to­res en el pro­ce­so de li­ci­ta­ción re­cien­te de su­mi­nis­tro eléc­tri­co, pues si en 2006 par­ti­ci­pa­ban só­lo em­pre­sas in­cum­ben­tes del mer­ca­do, en 2016 el 52% de la ener­gía fue ad­ju­di­ca­da a nue­vos en­tran­tes”, des­ta­ca­ba el mi­nis­tro en el me­dio es­pa­ñol el 28 de abril pa­sa­do. Las cla­ves que lle­va­ron a es­te avan­ce son par­te de un tra­ba­jo cons­tan­te y per­ma­nen­te pa­ra evi­tar vol­ver al es­ce­na­rio an­te­rior. En esa lí­nea, los ex­per­tos de­fi­nen aquí que es­pe­ran que el mi­nis­tro Re­bo­lle­do de­je ce­rra­do an­tes de mar­zo de 2018 y pre­ci­san cuá­les son los desafíos que el pró­xi­mo go­bierno no pue­de de­jar en car­pe­ta.

CE­RRAR EL CÍRCU­LO

La cri­sis ener­gé­ti­ca que en­fren­tó el país ha­ce cua­tro años tu­vo su la­do ama­ble. Hu­bo un gran tra­ba­jo de diag­nós­ti­co y con­sen­so so­bre los ta­po­nes que evi­ta­ban el co­rrec­to fluir del sec­tor. Pe­ro el de­to­nan­te pa­ra el fre­na­zo que pe­sen­ció el país fue sin du­da la se­gui­di­lla de mo­vi­mien­tos so­cia­les en con­tra de un gran nú­me­ro de pro­yec­tos.

Du­ran­te los úl­ti­mos años, hu­bo un tra­ba­jo tan­to a ni­vel de com­pa­ñías co­mo del go­bierno a tra­vés del Mi­nis­te­rio de Ener­gía pa­ra avan­zar en ese sen­ti­do. Sin em­bar­go, aún hay pendientes, en par­ti­cu­lar en as­pec­tos téc­ni­cos. Se­gún Ra­món Ga­laz, di­rec­tor y so­cio de Val­ges­ta Ener­gía, un gran desafío a con­so­li­dar en lo que res­ta de 2017 pa­ra el mi­nis­te­rio y la Co­mi­sión Na­cio­nal de Ener­gía es emi­tir la se­rie de re­gla­men­tos que re­quie­re la Ley de Trans­mi­sión pa­ra en­trar en com­ple­to fun­cio­na­mien­to, con el fin de que no que­den va­cíos que le im­pi­dan lo­grar sus fi­nes. “Ade­más, se de­be con­so­li­dar la ins­ta­la­ción del or­ga­nis­mo coor­di­na­dor eléc­tri­co del sis­te­ma”, in­di­ca el ex­per­to, ha­cien­do re­fe­ren­cia a la fu­sión de los sis­te­mas in­ter­co­nec­ta­dos del Nor­te Gran­de y Cen­tral, cu­yos cen­tros de des­pa­cho eco­nó­mi­co de car­ga de­be­rán fun­cio­nar con­jun­ta­men­te a par­tir del pró­xi­mo año. Ga­laz ex­pli­ca que es­te año se de­be de­jar he­cho el cie­rre ad­mi­nis­tra­ti­vo de es­te gran cam­bio pa­ra po­der rea­li­zar la par­te ope­ra­ti­va de la in­ter­co­ne­xión. Ma­ría Isa­bel González, ge­ren­te ge­ne­ral de Ener­gé­ti­ca y di­rec­to­ra de ENAP, tam­bién co­men­ta que en ma­te­ria de trans­mi­sión es fun­da­men­tal pa­ra 2017 que las au­to­ri­da­des y la em­pre­sa co-

lom­bia­na ISA, en­car­ga­da de eje­cu­tar la cons­truc­ción de la lí­nea Pol­pai­co— Car­do­nes, lo­gren des­tra­bar los pro­ble­mas de ser­vi­dum­bres que han im­pe­di­do el co­rrec­to avan­ce de es­ta ini­cia­ti­va. “Sin la pues­ta en mar­cha de esa lí­nea, la Ley de Trans­mi­sión no ten­drá nin­gún efec­to. In­clu­so pue­de ha­ber un ma­yor ato­cha­mien­to en la zo­na del Nor­te Chi­co”, ad­vier­te. González se­ña­la que po­ner en mar­cha di­cha nor­ma­ti­va, tan­to a ni­vel re­gla­men­ta­rio, co­mo en lo ope­ra­ti­vo, es cla­ve pa­ra que la CNE pue­da ha­cer las co­rrec­tas pro­yec­cio­nes de obras con el es­ce­na­rio de 30 años, de­fi­nien­do, por ejem­plo, los pro­yec­tos ne­ce­sa­rios en trans­mi­sión pa­ra los nue­vos po­los de ge­ne­ra­ción, in­clu­yen­do los apor­tes de las fuen­tes no con­ven­cio­na­les. Hugh Rud­nick, so­cio de Sys­tep y aca­dé­mi­co de la Pon­ti­fi­cia Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca de Chi­le, coin­ci­de en que par­te del tra­ba­jo de la CNE es­te año im­pli­ca­rá adap­tar la rá­pi­da y ma­si­va in­cor­po­ra­ción de las ener­gías lim­pias que han pro­li­fe­ra­do en los úl­ti­mos tres años y coor­di­nar­las res­pal­dan­do el sis­te­ma con ge­ne­ra­ción tra­di­cio­nal en los pe­río­dos de in­ter­mi­ten­cias (lap­sos en los que las ERNC no pro­du­cen). Tam­bién de­be­rá eva­luar los avan­ces tec­no­ló­gi­cos glo­ba­les y al­ma­ce­na­mien­to pa­ra es­te ti­po de ener­gías. “Hay un desafío im­por­tan­te en el que sa­be­mos que la CNE ya es­tá tra­ba­jan­do que es el de los ser­vi­cios com­ple­men­ta­rios. Es de­cir, la coor­di­na­ción entre la in­cor­po­ra­ción de las re­no­va­bles a la ma­triz y su va­ria­bi­li­dad con el apor­te de la ge­ne­ra­ción tra­di­cio­nal. La CNE tam­bién ha guia­do la dis­cu­sión so­bre el avan­ce de las tec­no­lo­gías de al­ma­ce­na­mien­to”, di­ce Rud­nick. Juan An­drés Ca­mus, ge­ren­te ge­ne­ral del pro­yec­to Val­ha­lla —ini­cia­ti­va que res­pal­da la ener­gía so­lar con hi­dro­elec­tri­ci­dad por bom­beo—, des­ta­ca que las tec­no­lo­gías de al­ma­ce­na­mien­to de re­no­va­bles en Ale­ma­nia y Ca­li­for­nia lle­gan a un 10%, pre­ci­sa­men­te a tra­vés de hi­dro­elec­tri­ci­dad por bom­beo.

EL GRAN CAM­BIO 2018: LA LEY DE DIS­TRI­BU­CIÓN

¿Cuá­les son los prin­ci­pa­les pendientes que un pró­xi­mo go­bierno de­bie­ra te­ner con­si­de­ra­dos en su agen­da ener­gé­ti­ca? Los ex­per­tos in­di­can que una nue­va Ley de Dis­tri­bu­ción de­bie­ra ser te­ma prio­ri­ta­rio. “La Ley de Dis­tri­bu­ción es un te­ma en el que se ha es­ta­do tra­ba­jan­do”, cuen­ta Rud­nick, mien­tras Ga­laz aña­de que exis­te un diag­nós­ti­co bas­tan­te avan­za­do y que hu­bo va­rias me­sas de tra­ba­jo. González an­ti­ci­pa que se­ría muy po­si­ti­vo que el Mi­nis­te­rio lo­gra­ra es­truc­tu­rar un pro­yec­to de ley es­te año que pue­da ser en­via­do al Par­la­men­to an­tes del cam­bio de go­bierno, pe­ro que de se­gu­ro su dis­cu­sión se rea­li­za­rá en 2018. Los cam­bios en la Ley de Dis­tri­bu­ción se­rían ne­ce­sa­rios pa­ra lo­grar una me­jor adap­ta­ción a la reali­dad ac­tual del mer­ca­do eléc­tri­co, tan­to res­pec­to a las op­cio­nes tec­no­ló­gi­cas, co­mo en los be­ne­fi­cios a los clien­tes re­si­den­cia­les.

“Se de­be mo­di­fi­car La Ley de Dis­tri­bu­ción. Has­ta aquí se ha tra­ba­ja­do con un mo­de­lo de mo­no­po­lio na­tu­ral. Hoy, sin em­bar­go, exis­ten otros desafíos que de­ben ser in­cor­po­ra­dos”, in­di­ca Hugh Rud­nick, so­cio de Sys­tep Con­sul­to­res.

Rud­nick ex­pli­ca que has­ta aquí la nor­ma­ti­va ha tra­ba­ja­do con un mo­de­lo de mo­no­po­lio na­tu­ral. El ob­je­ti­vo de es­ta re­gu­la­ción es lo­grar la ma­yor efi­cien­cia po­si­ble, dan­do ma­yor co­ber­tu­ra. Hoy, sin em­bar­go, exis­ten otros desafíos, “co­mo la in­cor­po­ra­ción de nue­vas tec­no­lo­gías, co­mo las re­des in­te­li­gen­tes o los au­tos eléc­tri­cos, ade­más de una ma­yor efi­cien­cia. Por eso, es ne­ce­sa­rio mo­der­ni­zar la nor­ma­ti­va pa­ra ade­cuar­se a los desafíos de mer­ca­do”, des­ta­ca Ga­laz. Otro te­ma que fue pro­pues­to en el pro­gra­ma pre­si­den­cial, pe­ro en el que no hu­bo gran­des avan­ces fue au­men­tar la pre­sen­cia del gas na­tu­ral li­cua­do (GNL) que lle­ga a Chi­le. Tam­bién hu­bo vo­ces que pro­mo­vie­ron re­gu­lar las ta­ri­fas de con­su­mo re­si­den­cial. En el pri­mer caso, el flu­jo ener­gé­ti­co apor­ta­do por las ERNC des­pla­zó la ne­ce­si­dad de con­tar con más GNL, lo que uni­do a una me­nor de­man­da de ener­gía por el me­nor cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co ac­tual y el pro­yec­ta­do, le res­ta­ron re­le­van­cia a es­ta fuen­te. Sin em­bar­go, es una de las me­jo­res op­cio­nes pa­ra en­fren­tar la va­ria­bi­li­dad del apor­te de las ener­gías lim­pias. So­bre la op­ción de re­gu­lar los pre­cios, González ex­pli­ca que se ape­ló a la nor­ma­ti­va exis­ten­te que se­ña­la que si el pre­cio lle­ga a un es­ce­na­rio de co­bros ex­ce­si­vos se ac­ti­va la re­gu­la­ción, pe­ro las com­pa­ñías lo­gra­ron que eso no ocu­rrie­ra. El gran ar­gu­men­to de las com­pa­ñías que pro­veen de gas na­tu­ral es que exis­ten ener­gías sus­ti­tu­ti­vas. Es­to de­ri­va a un ter­cer in­con­ve­nien­te pre­sen­te en el mer­ca­do del gas na­tu­ral en Chi­le, con el que, a jui­cio de González, se que­dó al de­be en es­te pe­rio­do: re­vi­sar y eva­luar la po­lí­ti­ca de in­te­gra­ción ver­ti­cal en el mer­ca­do del gas. “No es fá­cil lo­grar cam­bios a fa­vor del co­rrec­to fun­cio­na­mien­to del mer­ca­do si los ac­to­res que ma­ne­jan el mer­ca­do del gas na­tu­ral (re­si­den­cial) son los mis­mos que ma­ne­jan el mer­ca­do de los sus­ti­tu­tos”, aco­ta y es­pe­ra que un pró­xi­mo go­bierno le otor­gue re­le­van­cia a la ne­ce­si­dad de re­gu­lar es­te te­ma.

LOS COMODINES

Hay va­rios fac­to­res que los ex­per­tos de­fi­nen co­mo “sen­si­bles” y cu­yo tra­ba­jo acu­cio­so de­bie­ra ser man­te­ni­do en un pró­xi­mo go­bierno, co­mo por ejem­plo, la ges­tión de las co­mu­ni­da­des. “Las com­pa­ñías han he­cho un tre­men­do es­fuer­zo por cam­biar su for­ma de re­la­cio­nar­se con la gen­te y han en­ten­di­do que es ne­ce­sa­rio tra­ba­jar des­de la eta­pa más tem­pra­na de los pro­yec­tos. Pe­ro, ob­via­men­te que el Es­ta­do es el en­car­ga­do de ve­lar por el bien co­mún y no le pue­de dar lo mis­mo que los pro­yec­tos no se ha­gan”, se­ña­la González en re­la­ción al tra­ba­jo con co­mu­ni­da­des des­ple­ga­do por el Mi­nis­te­rio de Ener­gía y la coor­di­na­ción con otras ins­ti­tu­cio­nes ci­vi­les y de go­bierno. Man­te­ner un am­bien­te com­pe­ti­ti­vo tam­bién se­ría cla­ve pa­ra lo­grar una bue­na per­for­man­ce sec­to­rial. “Hay que re­cor­dar que ha­ce unos años ha­bía po­cos ac­to­res, no más de 4 o 5 re­le­van­tes. Hoy, el mer­ca­do es mu­cho más com­pe­ti­ti­vo y di­ver­so y se han in­cor­po­ra­do al­gu­nos bas­tan­te re­le­van­tes”, ce­le­bra González. Un te­ma a con­si­de­rar, de gran im­por­tan­cia di­ce Ga­laz, es com­pren­der que la ex­pe­rien­cia del sec­tor ener­gé­ti­co en los úl­ti­mos años ha ge­ne­ra­do una di­ná­mi­ca dis­tin­ta, la que im­pli­ca es­tar aten­tos a los cam­bios y le­gis­lar con fi­nes mo­der­ni­za­do­res ca­da vez que sea ne­ce­sa­rio. “Hoy el sec­tor es mu­cho más di­ná­mi­co y es­tá en cam­bio per­ma­nen­te, por lo que tam­bién se re­quie­re una re­vi­sión per­ma­nen­te. Eso in­clu­ye a to­dos los ac­to­res, no só­lo a los fis­ca­li­za­do­res y re­gu­la­do­res, tam­bién a las com­pa­ñías de ge­ne­ra­ción y dis­tri­bu­ción”, re­sal­ta Ga­laz.

“Sin la pues­ta en mar­cha de la lí­nea Car­do­nes-pol­pai­co, la Ley de Trans­mi­sión no ten­drá nin­gún efec­to”, in­di­ca co­mo una ur­gen­cia pa­ra 2017 y 2018, Ma­ría Isa­bel González, ge­ren­te ge­ne­ral de Ener­gé­ti­ca y di­rec­to­ra de ENAP.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.