Edi­to­rial

Que Pasa - - SUMARIO - Fran­cis­co Ara­ve­na F. Edi­tor ge­ne­ral fran­cis­co.ara­ve­na@que­pa­sa.cl

Cuan­do el año pa­sa­do Chi­le le­van­tó su pri­me­ra Co­pa Amé­ri­ca —y el pri­mer tí­tu­lo de su his­to­ria fut­bo­lís­ti­ca—, par­te de lo que se dis­cu­tió pa­sa­ba por una con­clu­sión co­mún, mu­chas ve­ces ex­pre­sa­da con emo­ción: si el triun­fo es pa­sa­je­ro o no, no im­por­ta tan­to co­mo cons­ta­tar que al­go cam­bió pa­ra siem­pre. Aho­ra po­de­mos soñar, pe­dir, exi­gir, es­pe­rar ga­nar. Per­der no tie­ne por qué ser nor­mal, por­que aho­ra sa­be­mos que po­de­mos —o pu­di­mos— ga­nar. Ese re­la­to en can­cha lle­gó en uno de los peo­res mo­men­tos de la di­ri­gen­cia del fút­bol na­cio­nal. Qui­zás pa­re­ció peor, más es­can­da­lo­so, justamente por el con­tras­te en­tre lo que pa­sa­ba en el pas­to y lo que pa­sa­ba en las ofi­ci­nas de la ANFP en Qui­lín.

Tras la es­ca­pa­da, min­tien­do has­ta el fi­nal, de Ser­gio Ja­due ( justamente en medio de un par­ti­do de la se­lec­ción), una nue­va di­rec­ti­va se hi­zo car­go de la ANFP. Han pa­sa­do ca­si tres me­ses de re­or­ga­ni­za­ción, de con­trol de da­ños, de au­di­to­rías fo­ren­ses a un ca­dá­ver con­ta­ble cu­yo he­dor aún im­preg­na a la aso­cia­ción. Anun­cian trans­pa­ren­cia, re­for­ma, pro­bi­dad, una nue­va era.

Re­vi­san­do nues­tra his­to­ria de di­rec­ti­vas tur­bias, cuan­do no de­re­cha­men­te co­rrup­tas, un hin­cha bien in­ten­cio­na­do po­dría pre­gun­tar­se: ¿Lle­ga­rá el mo­men­to en que lo que pa­só en can­cha se re­pli­que en el pal­co de ho­nor? ¿Po­dre­mos de­cir en al­gún mo­men­to que las co­sas cam­bia­ron, que aho­ra po­de­mos pe­dir, as­pi­rar, exi­gir trans­pa­ren­cia y co­rrec­ción?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.