Val­di­via ha­ce ma­gia

Que Pasa - - POSTEOS - [ Por Fe­li­pe Hur­ta­do H. ]

Por es­tos días, Val­di­via se li­be­ra de la ig­no­mi­nio­sa aso­cia­ción con el fias­co del puen­te Cau Cau. El res­pi­ro se lo da el de­por­te, nue­va­men­te. Si a fi­na­les de fe­bre­ro, y des­pués de 15 años, fue por el tí­tu­lo de la Li­ga Na­cio­nal de Bás­quet­bol, el fin de se­ma­na pa­sa­do se de­bió a su re­gre­so al fút­bol pro­fe­sio­nal tras 26 tem­po­ra­das. Un se­mes­tre de en­sue­ño que en la Re­gión de los Ríos no quie­ren des­apro­ve­char, co­mo ocu­rrió en el pa­sa­do. Por­que en 2001, cuan­do el baloncesto se lle­vó la ex­tin­ta Di­ma­yor, se cre­yó en po­der ins­tau­rar un pro­ta­go­nis­mo acor­de a una zo­na que vi­bra con los ces­tos co­mo con na­da más, aun­que sus éxi­tos más re­so­na­dos se los ha­ya da­do el remo, la es­pe­cia­li­dad de la ca­sa. Sin em­bar­go, esas in­ten­cio­nes no se ma­te­ria­li­za­ron. El ba­lom­pié pa­só por una si­tua­ción pa­re­ci­da. Deportes Val­di­via, fun­da­do en 1983, con­si­guió —cua­tro años des­pués— el as- cen­so a la Pri­me­ra Di­vi­sión con un plan­tel en el que des­ta­ca­ba el de­lan­te­ro Pe­dro “Hei­di” Gon­zá­lez. Dos cam­peo­na­tos más tar­de es­ta­ba de re­gre­so en el as­cen­so y, en me­nos de un sus­pi­ro, de vuel­ta en Ter­ce­ra. A par­tir de ahí pa­só de to­do con el fút­bol en la ciu­dad. Con dis­tin­tos nom­bres, deam­bu­ló sin suer­te has­ta que a fi­na­les del si­glo pa­sa­do se que­dó sin un equi­po re­pre­sen­ta­ti­vo. Re­cién en 2003, con el apo­yo de la Uni­ver­si­dad Aus­tral y la mu­ni­ci­pa­li­dad, se ar­mó una es­cua­dra que ame­na­zó con re­sur­gir, pe­ro que ter­mi­nó en la Ter­ce­ra B (una es­pe­cie de Quin­ta Di­vi­sión). Fue en­ton­ces que apa­re­ció Mar­ce­lo Sa­las pa­ra in­ver­tir y en 2011 lle­gó a te­ner el con­trol del 65 por cien­to del club. Pe­se a con­se­guir el re­gre­so a Ter­ce­ra, el “Ma­ta­dor” se ale­jó por di­fe­ren­cias con la di­ri­gen­cia y pa­ra con­cen­trar­se en su pro­yec­to en Te­mu­co. Al­gu­na vez, en los 80, el bás­quet­bol y el fút­bol ca­mi­na­ron jun­tos, aun­que por vías in­de­pen­dien­tes. Des­de los 90 no tie­nen víncu­lo al­guno, pe­se a al­gu­nos in­ten­tos de fu­sión que que­da­ron en na­da. Y sus de­rro­te­ros tam­bién re­sul­ta­ron opues­tos. Mien­tras el ba­lom­pié se hun­día, el baloncesto re­ga­la­ba al­gu­nas ale­grías con ac­tua­cio­nes des­ta­ca­das has­ta lo­grar su ce­nit con la co­ro­na de Di­ma­yor en 2001 y el sub­cam­peo­na­to sud­ame­ri­cano, al año si­guien­te. Pe­ro, sal­vo unas ex­cep­cio­nes, lue­go de eso sus cam­pa­ñas no ge­ne­ra­ron de­ma­sia­do en­tu­sias­mo has­ta que pa­ra la úl­ti­ma Li­ga Na­cio­nal ar­ma­ron una es­cua­dra con po­ten­cial. Con el equi­po en pla­yoffs apa­re­ció el pú­bli­co en ma­sa por el co­li­seo An­to­nio Azur­mendy. Y con­quis­ta­do el tí­tu­lo, hu­bo una cam­pa­ña pa­ra con­se­guir mil abo­na­dos pa­ra es­ta tem­po­ra­da, que fue un éxi­to. Jun­to al pú­bli­co apa­re­ció el apo­yo de las prin­ci­pa­les em­pre­sas lo­ca­les, li­de­ra­das por la Cá­ma­ra de Co­mer­cio, co­mo el ca­sino Dreams y el Mall Pla­za de los Ríos, ade­más de la mu­ni­ci­pa­li­dad. Así es co­mo hoy la ins­ti­tu­ción aso­ma co­mo una de las más só­li­das a ni­vel na­cio­nal, con un pi­so pa­ra el año que, se­gún los en­ten­di­dos, al­can­za los $ 200 mi­llo­nes, su­fi­cien­te pa­ra ser pro­ta­go­nis­ta en los cer­tá­me­nes lo­ca­les e in­ten­tar una aven­tu­ra po­si­ti­va en el ex­tran­je­ro. El Club de Deportes Val­di­via tam­bién quie­re sa­car pro­ve­cho de esa eu­fo­ria. El gru­po con­tro­la­dor Ami­gos de Val­di­via, due­ño del 65% de las ac­cio­nes y li­de­ra­do por Fe­li­pe Hen­rí­quez —crea­dor de Grou­pon La­tAm—, jun­to a Iden­ti­dad Re­gio­nal y la cor­po­ra­ción han pues­to el én­fa­sis en al­can­zar una per­te­nen­cia con la zo­na. De ahí su pro­yec­to en las di­vi­sio­nes in­fe­rio­res y sus con­ve­nios con dis­tin­tas ins­ti­tu­cio­nes de la ciu­dad. Al igual que el bás­quet­bol, el pro­yec­to in­clu­ye vin­cu­lar­se con el pú­bli­co, las au­to­ri­da­des y las em­pre­sas de la re­gión. Las reunio­nes ya es­tán en mar­cha, al igual que el pro­yec­to pa­ra cons­truir un es­ta­dio re­gio­nal. An­tes que eso, la pri­me­ra mi­sión es ne­go­ciar de al­gu­na for­ma los $ 1.300 mi­llo­nes que le exi­ge la ANFP pa­ra su­mar­se a la Pri­me­ra B. Hoy no los tie­ne y tam­po­co es op­ción hi­po­te­car su fu­tu­ro por con­se­guir­los, sin im­por­tar cuán­to quie­ra Val­di­via con­ti­nuar con los fes­te­jos.

LA CIU­DAD TRA­TA DE OL­VI­DAR­SE DEL CAU CAU Y SE UNE DE­TRÁS DEL DE­POR­TE. AL TÍ­TU­LO EN LA LI­GA NA­CIO­NAL DE BÁS­QUET­BOL LE SU­MÓ EL AS­CEN­SO A LA PRI­ME­RA B DEL FÚT­BOL PRO­FE­SIO­NAL. LOS PRO­YEC­TOS NO ES­TÁN LI­GA­DOS, PE­RO TIE­NEN MU­CHO EN CO­MÚN.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.