UN MIS­TE­RIO FAS­CI­NAN­TE

Que Pasa - - GUÍA DEL OCIO - [ Por Die­go Zú­ñi­ga ]

Ha lle­ga­do el mo­men­to de leer a Ger­mán Ca­rras­co (1971), uno de los poe­tas chi­le­nos más sorprendentes de su ge­ne­ra­ción, esa que co­men­zó a pu­bli­car en los 90 y que in­da­gó, so­bre to­do, en las for­mas pa­ra des­de ahí ar­mar una obra po­lí­ti­ca que re­fle­ja­ra, en par­te, lo que sig­ni­fi­có esa dé­ca­da, la re­sa­ca de la dic­ta­du­ra. Aho­ra, Ca­rras­co lle­ga por par­ti­da do­ble a las li­bre­rías: Al­qui­mia aca­ba de lan­zar su úl­ti­mo li­bro, Man­tra de re­mos, y la pres­ti­gio­sa Lu­men pu­bli­ca Ima­gen y se­me­jan­za, una an­to­lo­gía de su obra poé­ti­ca, pre­mia­da en Chi­le y en el ex­tran­je­ro. “Leí a los ve­ci­nos pa­ra sa­lir de la is­la”, ano­ta Ca­rras­co en el poe­ma que abre Man­tra de re­mos, y en­con­tra­mos ahí una pe­que­ña de­cla­ra­ción de prin­ci­pios: leer a los otros —la poe­sía ar­gen­ti­na, pe­rua­na, an­glo­sa­jo­na— pa­ra des­cu­brir qué que­re­mos de­cir, to­mar ai­re, evi­tar las lec­tu­ras ob­vias, ex­plo­rar nue­vas for­mas y apro­piar­se de ellas sin cul­pa, sin pe­dir per­mi­so tam­po­co. In­ven­tar­se un fra­seo pro­pio —una mez­cla de jazz, de hip-hop y del ha­bla de la ca­lle— y ob­se­sio­nar­se con cier­tas imá­ge­nes —ca­sas de fa­cha­das con­ti­nuas, un chun­gun­go na­dan­do de es­pal­das, una ban­da­da de chin­co­les, la muer­te de un rott­wei­ler, un cla­va­dis­ta, ca­las, mu­chas ca­las —, mien­tras se re­co­rre un San­tia­go in­có­mo­do, vio­len­to, cer­cano. Poe­mas de lar­go alien­to, poe­mas na­rra­ti­vos, poe­mas de amor, poe­mas ra­bio­sos, poe­mas en los que hay una cla­ri­dad que siem­pre es­con­de otra co­sa, un mis­te­rio fas­ci­nan­te.

“Ima­gen y se­me­jan­za” y “Man­tra de re­mos”, de Ger­mán Ca­rras­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.