LO­CAL VER­SUS VI­SI­TA

Que Pasa - - NEGOCIOS - [ Por Ma­ría Jo­sé Ta­pia // Ilus­tra­ción: Pa­tri­cio Ot­niel ]

Una so­cie­dad de dé­ca­das hoy es­tá ro­ta. Audax Ita­liano ad­mi­nis­tra el Es­ta­dio Bi­cen­te­na­rio Mu­ni­ci­pal de La Flo­ri­da des­de ha­ce años, hoy, sin em­bar­go, el mu­ni­ci­pio quie­re el re­cin­to de vuel­ta. La pe­lea es­tá en tribunales y mien­tras el club de­fien­de su se­de, la co­mu­na va tras los res­pon­sa­bles de una ce­sión que no com­par­ten y que ya fue im­pug­na­da por Con­tra­lo­ría.

Audax Ita­liano pa­re­ce hoy in­di­vi­si­ble de La Flo­ri­da. La so­cie­dad anó­ni­ma que con­tro­la el club se lla­ma Audax Ita­liano La Flo­ri­da y su es­ta­dio es jus­ta­men­te el Es­ta­dio Bi­cen­te­na­rio Mu­ni­ci­pal de esa co­mu­na. Des­de la dé­ca­da de los 80, el club de­por­ti­vo y el mu­ni­ci­pio man­tie­nen una so­cie­dad que has­ta ha­ce unos años era un or­gu­llo pa­ra las par­tes. Hoy, esa so­cie­dad es­tá tri­za­da. Mien­tras el mu­ni­ci­pio reclama el es­ta­dio que por con­tra­to uti­li­za y ad­mi­nis­tra el club; Audax de­fien­de su apor­te a la co­mu­na y su de­re­cho a usar el re­cin­to. “Es­te es­ta­dio fue he­cho pa­ra ellos, pe­ro la pre­gun­ta es qué tie­ne que dar Audax a cam­bio, no sa­be­mos, hoy no te­ne­mos re­la­ción con el club. Nues­tra po­si­ción es se­guir con los jui­cios que co­rres­pon­dan, pa­ra lo­grar que el es­ta­dio vuel­va a las ma­nos de quien co­rres­pon­de”, di­jo el al­cal­de Ro­dol­fo Car­ter en el con­ce­jo mu­ni­ci­pal del 3 de ju­nio de 2015. La mu­ni­ci­pa­li­dad lle­ga­ría has­ta las úl­ti­mas ins­tan­cias pa­ra re­cu­pe­rar lo que a su jui­cio les per­te­ne­ce. Y así lo ha he­cho. Hoy la dispu­ta es­tá en tribunales. Ha­ce dos me­ses, la Cor­te de Ape­la­cio­nes le dio un pri­mer triun­fo al club, al que la mu­ni­ci­pa­li­dad ape­ló. Al re­vés, Te­so­re­ría le dio un vo­to fa­vo­ra­ble a la co­mu­na, que fue ya im­pug­na­do por el equi­po. Los con­flic­tos en­tre los so­cios par­tie­ron con la lle­ga­da de Ro­dol­fo Car­ter a la al­cal­día, y hoy —a cua­tro me­ses de que el edil va­ya a la re­elec­ción— eva­lúa ini­ciar nue­vas ac­cio­nes le­ga­les, pro­fun­di­zan­do una cri­sis que no pre­vé ter­mi­nar. La re­la­ción en­tre el club y la co­mu­na da­ta de 1986. Ese año se fir­mó el pri­mer con­ve­nio en­tre am­bos pa­ra el uso del Es­ta­dio Mu­ni­ci­pal, el cual se re­no­vó en reite­ra­das opor­tu­ni­da­des. En 2002 se es­ta­ble­ció que el con­ve­nio era a 30 años, re­no­va­ble por 10 más. La úl­ti­ma mo­di­fi­ca­ción fue el 11 de sep­tiem­bre de 2008. El en­ton­ces al­cal­de, Pa­blo Za­la­quett, le en­tre­gó en co­mo­da­to o prés­ta­mo de uso el in­mue­ble al club. Se eli­mi­nó una cláu­su­la que le per­mi­tía al mu­ni­ci­pio ter­mi­nar con el con­tra­to, a cam­bio de am­plias res­pon­sa­bi­li­da­des que de­bía asu­mir Audax con el in­mue­ble, las que se tra­du­cían en con­si­de­ra­bles in­ver­sio­nes y en el desa­rro­llo de ac­ti­vi­da­des a fa­vor de la co­mu­ni­dad en el

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.