Pe­li­gro­so

Que Pasa - - ACTUALIDAD -

A me­dia­dos del año pa­sa­do, la ge­ren­cia cor­po­ra­ti­va de Me­tro ex­pu­so a los sin­di­ca­tos el programa de ac­ción an­te la pre­sen­cia de as­bes­to en los tre­nes NS 74. En un Power Point de 21 ca­ri­llas se de­ta­lla­ba, en­tre otras co­sas, el por­cen­ta­je exac­to de cri­so­ti­lo pre­sen­te en ca­da pie­za y par­te de los va­go­nes. Ade­más se ex­pli­ca­ba el pro­to­co­lo de aten­ción mé­di­co que Me­tro lle­va­rá a ca­bo jun­to a la Mu­tual Chi­le­na de Se­gu­ri­dad. Es­te proyecto con­ta­ba de dos eta­pas. La pri­me­ra de eva­lua­ción, que con­sis­tía en la to­ma de una to­mo­gra­fía compu­tari­za­da de tó­rax, ade­más de una en­cues­ta de sa­lud y aná­li­sis mé­di­cos es­pe­cí­fi­cos. La se­gun­da eta­pa, en tan­to, era el se­gui­mien­to que, en po­cas pa­la­bras, era la apli­ca­ción del pri­mer pa­so, pe­ro con in­ter­va­los de tres años. Es­to por 30 años. Me­tro di­vi­dió en cua­tro gru­pos a las per­so­nas que po­drían ha­ber su­fri­do efec­tos por la ex­po­si­ción al as­bes­to: los tra­ba­ja­do­res ac­tua­les que desa­rro­llan su la­bor con com­po­nen­tes que con­tie­nen es­te ma­te­rial; los tra­ba­ja­do­res ac­tua­les que no es­tán ex­pues­tos en la ac­tua­li­dad, pe­ro que pu­die­ron es­tar­lo en el pa­sa­do; los ex tra­ba­ja­do­res que cum­plie­ron fun­cio­nes con es­te ti­po de ma­te­rial; y, fi­nal­men­te, los con­tra­tis­tas. El doc­tor Héc­tor Ja­ra­mi­llo, je­fe del programa de sa­lud ocu­pa­cio­nal de la Mu­tual, ex­pli­ca el pe­li­gro po­ten­cial de la ex­po­si­ción al as­bes­to. Acla­ra, eso sí, que el ma­te­rial es pe­li­gro­so só­lo cuan­do pue­de ser as­pi­ra­do. Si es­tá con­fi­na­do o con­te­ni­do, no es un pro­ble­ma ma­yor. “Ha­bi­tual­men­te, mien­tras el as­bes­to es­tá con­te­ni­do en­tre ca­pas de lo que sea, cuan­do es­tá ais­la­do del am­bien­te, no re­pre­sen­ta un pro­ble­ma ma­yor. Ade­más, pa­ra pre­sen­tar­se co­mo pro­ble­ma re­quie­re es­tar con una pro­pie­dad que se lla­ma fria­ble, o sea, re­quie­re es­tar des­me­nu­za­ble. Tie­ne que po­der es­tar in­ha­la­ble”, ex­pli­ca el doc­tor Ja­ra­mi­llo. Mé­di­ca­men­te, ex­pli­ca el pro­fe­sio­nal, pue­de cau­sar dos pro­ble­mas: fi­bro­sis pul­mo­nar y un ti­po de cán­cer pul­mo­nar co­no­ci­do co­mo me­so­te­lio­ma. Am­bos son po­ten­cial­men­te mor­ta­les, so­bre to­do el úl­ti­mo, que tie­ne una es­pe­ran­za de vi­da muy ba­ja. Me­tro trans­pa­ren­tó que son 166 las per­so­nas que se en­cuen­tran en es­te programa. Por aho­ra, nin­guno de ellos ha pre­sen­ta­do pro­ble­mas, pe­ro es­to no es un mo­ti­vo pa­ra res­pi­rar tran­qui­los. Los pro­ble­mas mé­di­cos pro­du­ci­dos por el ma­te­rial po­drían pre­sen­tar­se en 5, 10 o más años. So­bre es­ce­na­rios de pe­li­gro pa­ra los usua­rios nor­ma­les de Me­tro, es­to, se di­jo, es al­go muy po­co probable que ocu­rra, ya que las per­so­nas po­drían ex­po­ner­se al as­bes­to en suspensión en al­gún ac­ci­den­te gra­ve o al­gún ti­po de ex­plo­sión. Al­go en ex­tre­mo po­co co­mún en el tren sub­te­rrá­neo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.