EL EM­BA­JA­DOR AIMARA

Que Pasa - - ACTUALIDAD - [ Por Ni­co­lás Alon­so // Fo­tos: Mar­ce­lo Se­gu­ra]

Ga­briel Gas­par es uno de los hom­bres fuer­tes de las dispu­tas en­tre Chi­le y Bo­li­via an­te La Ha­ya. Ari­que­ño, aimara y cria­do en torno al fe­rro­ca­rril Ari­caLa Paz, el em­ba­ja­dor en mi­sión es­pe­cial de­fien­de la de­ci­sión del go­bierno de de­man­dar a Bo­li­via fren­te a sus acu­sa­cio­nes de ro­bo de aguas del río Si­la­la. “Nin­gún chi­leno pue­de acep­tar sin in­mu­tar­se que se pre­ten­da ha­cer del an­ti­chi­le­nis­mo el eje de la po­lí­ti­ca ex­te­rior”, di­ce.

So­bre el es­ce­na­rio, en el cen­te­nar de fun­cio­nes que la obra El año en que na­cí tu­vo en el país y fue­ra de él, lo que de­cía su hi­ja era es­to: Mi pa­dre, des­pués de ha­ber vi­vi­do tan­tos años en la clan­des­ti­ni­dad, hoy es­tá pa­ra­noi­co y cree que le es­cu­chan los lla­ma­dos te­le­fó­ni­cos, que le in­ter­vie­nen el mail y cuan­do ha­bla de po­lí­ti­ca: su­be la ra­dio. La idea de la obra era jun­tar a un gru­po de muchachos, hi­jos de fa­mi­lias mar­ca­das por la dic­ta­du­ra, y ha­cer­los ha­blar de sus pa­dres. Y So­le­dad Gas­par, hi­ja de Ga­briel Gas­par, em­ba­ja­dor en mi­sión es­pe­cial pa­ra la dispu­ta con Bo­li­via an­te La Ha­ya, sa­bía de lo que ha­bla­ba. Su pa­dre hoy ca­si no man­da mails y pre­fie­re no ha­blar por te­lé­fono de las de­man­das. Si pue­de, to­da con­ver­sa­ción im­por­tan­te la tie­ne ca­ra a ca­ra. En su úl­ti­mo via­je a Bo­li­via, en enero de es­te año, en el que in­ten­tó un acer­ca­mien­to y ofre­ció re­la­cio­nes di­plo­má­ti­cas sin con­di­cio­nes en el país al­ti­plá­ni­co, se en­te­ra­ron de que un men­sa­je de tex­to de re­mi­ten­te ocul­to ha­bía anun­cia­do a los me­dios con an­ti­ci­pa­ción su vue­lo y su ho­ra de lle­ga­da. En años an­te­rio­res, la pro­pia in­te­li­gen­cia del go­bierno le ha ad­ver­ti­do de hac­keos a su mail, y le han re­co­men­da­do usar­lo lo me­nos po­si­ble. Él cree que hay que to­mar pre­cau­cio­nes. El am­bien­te tam­po­co es­tá pa­ra otra co­sa. Es­tos han si­do al­gu­nos de los días de ma­yor ac­ción des­de que en oc­tu­bre del año pa­sa­do fue re­mo­vi­do de la Sub­se­cre­ta­ría pa­ra las Fuer­zas Ar­ma­das pa­ra re­for­zar al equi­po chi­leno en la dispu­ta. De cier­ta for­ma, es­pe­ra­ba el lla­ma­do. En pri­me­ra ins­tan­cia, por su ex­per­ti­se en con­flic­tos re­gio­na­les —du­ran­te su exi­lio en Mé­xi­co hi­zo un doc­to­ra­do en Es­tu­dios La­ti­noa­me­ri­ca­nos en la UNAM, tras vol­ver dio cla­ses en la Aca­de­mia de Gue­rra, fue sub­se­cre­ta­rio de Gue­rra du­ran­te el go­bierno de La­gos y des­pués em-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.