La gran es­ta­fa

Que Pasa - - POSTEOS -

NO EXIS­TE EVI­DEN­CIA CIEN­TÍ­FI­CA SO­BRE LA EFEC­TI­VI­DAD DE LOS TRA­TA­MIEN­TOS CON CÉ­LU­LAS MA­DRE PA­RA LA ESCLOROSIS LA­TE­RAL AMIO­TRÓ­FI­CA (ELA). PE­RO EL NE­GO­CIO CON LAS FAL­SAS ES­PE­RAN­ZAS YA ES­TÁ DESATA­DO, EN CHI­LE Y EN EL MUN­DO.

[ Por Clau­dio Hetz, Sub­di­rec­tor Ins­ti­tu­to Mi­le­nio de Neu­ro­cien­cia Bio­mé­di­ca (BNI), U. de Chi­le ]

La cam­pa­ña del bal­de de agua fría (en in­glés “ice buc­ket cha­llen­ge”) des­per­tó con­cien­cia en la po­bla­ción mun­dial so­bre la ne­ce­si­dad de una cu­ra efec­ti­va con­tra la es­cle­ro­sis la­te­ral amio­tró­fi­ca, o ELA, una en­fer­me­dad neu­ro­de­ge­ne­ra­ti­va que afec­ta a mi­les de per­so­nas glo­bal­men­te. En Chi­le es­ta en­fer­me­dad, que re­cien­te­men­te ter­mi­nó con la vi­da del ar­tis­ta Pe­ter Rock, afec­ta a más de 600 per­so­nas. Los pa­cien­tes afli­gi­dos por la ELA su­fren una

pa­rá­li­sis pro­gre­si­va cau­sa­da por la pér­di­da de las neu­ro­nas que con­tro­lan los múscu­los, la que les lle­va a la muer­te en no más de 5 años. Las per­so­nas que pa­de­cen es­ta en­fer­me­dad su­fren el de­te­rio­ro irre­ver­si­ble de su cuer­po y fun­cio­nes mo­to­ras, pe­ro con­ser­van in­tac­tas sus ca­pa­ci­da­des cog­ni­ti­vas. Atra­pa­dos en un cuer­po que no res­pon­de, en­tien­den y pa­de­cen ade­más el su­fri­mien­to de sus fa­mi­lias, co­mo es el ca­so em­ble­má­ti­co de Step­hen Haw­king, fí-

si­co teó­ri­co que con­ti­núa ha­cien­do apor­tes fun­da­men­ta­les a la cien­cia co­mu­ni­cán­do­se a tra­vés de un compu­tador. La ne­ce­si­dad de en­con­trar una cu­ra efec­ti­va con­tra la ELA ha sus­ci­ta­do es­fuer­zos mul­ti­na­cio­na­les apo­ya­dos por di­ver­sas fun­da­cio­nes que bus­can ace­le­rar la in­ves­ti­ga­ción pa­ra en­ten­der las cau­sas de la en­fer­me­dad y ge­ne­rar es­tra­te­gias te­ra­péu­ti­cas que de­ten­gan su avan­ce. Des­de Chi­le, nues­tro gru­po de in­ves­ti­ga­ción avan­za en

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.