SUB­SE­CRE­TA­RIO SOTO DES­CAR­TA CON­TRA­TA­CIÓN DE “OPE­RA­DO­RES PO­LÍ­TI­COS” EN LA COR­PO­RA­CIÓN DE ASIS­TEN­CIA JU­DI­CIAL

Que Pasa - - OJOS DE LA LLAVE -

Es­ta se­ma­na se dio a co­no­cer el in­for­me de­fi­ni­ti­vo de la Con­tra­lo­ría so­bre la de­nun­cia con­tra la Cor­po­ra­ción de Asis­ten­cia Ju­di­cial (CAJ) de la Re­gión Me­tro­po­li­ta­na por un su­pues­to dé­fi­cit de $ 2 mil mi­llo­nes pro­vo­ca­do por ex­ce­so de con­tra­ta­ción de per­so­nal y au­men­tos con­si­de­ra­bles de re­mu­ne­ra­cio­nes en­tre 2014 y 2015, jus­to cuan­do el hoy sub­se­cre­ta­rio de la Se­ge­gob, Os­val­do Soto, di­ri­gía la re­par­ti­ción. Si bien el in­for­me re­co­no­ce que no se ori­gi­nó un dé­fi­cit pre­su­pues­ta­rio de­ri­va­do de es­ta po­lí­ti­ca de re­es­truc­tu­ra­ción en­ca­be­za­da por Soto, plan­tea que “las si­tua­cio­nes ex­pues­tas dan cuen­ta de una vul­ne­ra­ción por par­te de la CAJ Me­tro­po­li­ta­na de los prin­ci­pios de con­trol, efi­ca­cia y efi­cien­cia (...) di­cho ac­cio­nar im­pli­ca una vul­ne­ra­ción a las obli­ga­cio­nes de la au­to­ri­dad”. El do­cu­men­to del 24 de ju­nio pa­sa­do de­ta­lla que “la adop­ción de me­di­das en re­fe­ren­cia —ni­ve­lar re­mu­ne­ra­cio­nes, re­po­ner car­gos de je­fa­tu­ras, re­for­zar equi­pos de tra­ba­jo a ni­vel de cen­tros con nue­vas contrataciones y/o au­men­tos de jor­na­das y la crea­ción de nue­vos de­par­ta­men­tos— sin con­tar con la cer­te­za acer­ca de la ne­ce­sa­ria dis­po­ni­bi­li­dad pre­su­pues­ta­ria, vul­ne­ró el prin­ci­pio de le­ga­li­dad del gas­to”. El in­for­me fi­nal re­co­no­ce par­cial­men­te las ex­pli­ca­cio­nes de Soto plas­ma­das en 12 pre­sen­ta­cio­nes que hi­zo an­te el ór­gano con­tra­lor. “En aten­ción a que los plan­tea­mien­tos for­mu­la­dos por el se­ñor Os­val­do Soto Valdivia no des­vir­túan el he­cho de que se to­ma­ran de­ci­sio­nes re­la­ti­vas a un pro­ce­so de nor­ma­li­za­ción ins­ti­tu­cio­nal sin con­tar con los re­cur­sos apro­ba­dos for­mal­men­te para ellos”, di­ce el tex­to. Pe­se a to­do lo an­te­rior, en sus con­clu­sio­nes el ór­gano con­tra­lor só­lo op­ta por re­co­men­dar que, en lo su­ce­si­vo, la CAJ “de­be­rá ve­lar para que en las fu­tu­ras contrataciones se dé es­tric­to cum­pli­mien­to al pro­ce­di­mien­to”. Soto emi­tió una de­cla­ra­ción es­te miér­co­les en la que se­ña­la que “la Con­tra­lo­ría des­car­tó que en los 8 me­ses de mi ges­tión ha­ya ha­bi­do de­li­tos o irre­gu­la­ri­da­des, ni se es­ta­ble­ció que hu­bo contrataciones dis­cre­cio­na­les no au­to­ri­za­das, ni contrataciones de ope­ra­do­res po­lí­ti­cos co­mo se di­jo en su opor­tu­ni­dad”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.