DIE­GO LO­REN­ZI­NI, EL CHI­LE CER­CANO

Que Pasa - - GUÍA DEL OCIO - [ Por Ma­ri­sol Gar­cía ] —¿Por qué ar­mas­te una can­ción (“Car­ton­ci­to”) so­bre el ex­trac­to de una con­fe­ren­cia de Raúl Ruiz?

“Yo soy tu tro­va­dor retrofuturista” se ofre­ce Die­go Lo­ren­zi­ni, ar­tis­ta vi­sual y can­tau­tor, en el ini­cio de una de las die­ci­ocho can­cio­nes que ha or­de­na­do en su nue­vo dis­co, y lue­go ad­vier­te: “En unos no­ven­ta años más, a las vie­ji­tas de no­ven­ta les en­can­ta­rá”. Es cier­to que hay al­go re­tro en las can­cio­nes de Pino, aun­que de su efec­ti­vi­dad a fu­tu­ro no po­de­mos dar ga­ran­tía, más allá de la ad­he­ren­cia de lar­ga du­ra­ción que pro­veen es­tas me­lo­días, in­ter­pre­ta­das, arre­gla­das y gra­ba­das ca­si a so­las. Es­ta es mú­si­ca que abra­za lo con­tem­po­rá­neo des­de una inusual dis­po­si­ción a la ci­ta de es­ti­los di­ver­sos, a ver­sos que alu­den a si­tua­cio­nes de hoy (“no pue­do pi­llar la cla­ve / no pue­do en­ten­der que no es­té en tu tu­to­rial”; “¿qué di­ría Cerati de nues­tro se­xo ama­teur?”; “te me pu­sis­te un po­co punk / tú que pen­sas­te que eras pop”) y a una mi­ra­da de Chi­le de una agu­de­za po­co ha­bi­tual en el pop lo­cal.

— Hay mu­cho hu­mor en las le­tras, pe­ro ese ti­po de hu­mor que uno no sa­be si es in­ten­cio­nal.

—Cla­ro: chis­tes sin re­ma­te. En es­te dis­co sa­lí del cló­set de mu­chas co­sas, y en­tre ellas es­tá el ha­ber usa­do cier­tos so­ni­dos que me con­mue­ven, y que qui­zás an­tes no me hu­bie­se atre­vi­do a usar. En el dis­co hay una na­rra­ción de co­sas que me in­tere­sa­ba co­mu­ni­car. —Raúl Ruiz ha­bla­ba de una for­ma bas­tan­te par­ti­cu­lar, muy gra­ve, mo­no­cor­de, y de pron­to no­té que ha­cía una fe­liz coin­ci­den­cia con la mú­si­ca. Su voz apa­re­ce sin cor­tes, no hay na­da edi­ta­do. Ahí él ha­bla, en­tre otras co­sas, del hu­mor chi­leno que nace de la de­ca­den­cia, de la tra­ge­dia, de lo tris­te; y creo que el dis­co tie­ne que ver con mi in­te­rés por eso. Mis can­cio­nes pa­san de co­sas su­per­fi­cia­les a otras pro­fun­das, de un tono a otro. —¿Tam­bién por esa in­quie­tud so­bre el hu­mor chi­leno es que bus­cas­te a Car­los Cas­zely pa­ra que apa­re­cie­ra en un vi­deo (de la can­ción “Tu­to­rial”)? —Puede ser, aun­que tam­po­co quie­ro ha­cer un tratado so­bre la chi­le­ni­dad. Lo que más me preo­cu­pó fue pen­sar en cuál era la mú­si­ca que me gus­ta­ba cuan­do yo no ha­cía mú­si­ca, por­que no siem­pre fui mú­si­co. Y en­ton­ces, más que ha­blar de Chi­le me in­tere­sa ha­blar de co­sas cer­ca­nas, de lo que yo soy y de dón­de ven­go, de Tal­ca, de lo que he te­ni­do al­re­de­dor mío to­da la vi­da.

“Pino”, de Die­go Lo­ren­zi­ni. Des­car­ga gra­tui­ta en uva­ro­bot.cl.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.