DIS­PA­RAN­DO A MA­TAR

Que Pasa - - CULTURA - [ Por Al­ber­to Fu­guet, escritor y ci­neas­ta ]

la se­rie de Chi­le­vi­sión, quie­re mu­chas co­sas y a ve­ces in­clu­so es me­ga­ló­ma­na en su de­seo de abar­car­lo to­do, pe­ro es­to de­be ce­le­brar­se pues en un me­dio co­mo la te­le­vi­sión abier­ta, que in­ten­ta estirar chi­cles y ha­cer mu­chí­si­mo rui­do de na­da, que una se­rie adul­ta quie­ra ser la Gran No­ve­la Chi­le­na es ad­mi­ra­ble.

Ba­la lo­ca ar­de por mu­chos la­dos y es adic­ti­va, com­pul­si­va in­clu­so, im­po­si­ble de de­jar de ver y ge­ne­ra­do­ra tan­to de de­ba­te co­mo de pe­lam­bre. Co­nec­ta. Quie­re co­nec­tar, se­du­cir, con­vo­car. Es con­tro­ver­sial, lle­na de ma­la fe, des­ti­la ra­bia y sar­cas­mo, es ven­ga­ti­va, co­pu­chen­ta, de­nun­cia y se no­ta enoja­da, y me pa­re­ce bien. “Es­ta­mos enoja­dos y no lo va­mos a to­le­rar”, gri­ta­ba Pe­ter Finch en Po­der que mata, de Sid­ney Lu­met, y Ba­la lo­ca quie­re eso: agi­tar a los te­les­pec­ta­do­res. Bas­ta de ha­cer­los dor­mir o tra­tar­los co­mo im­bé­ci­les. Aquí uno se to­pa con la te­le­vi­sión co­mo po­dría ser. Una te­le­vi­sión aca­so li­te­ra­ria. Por ahí va el triun­fo de la apues­ta de Chi­le­vi­sión y por ahí va la se­duc­ción y la sor­pre­sa. Te­le­vi­sión abier­ta, aus­pi­cia­da in­clu­so por el CNTV, que no pa­re­ce te­le­vi­sión abier­ta; es­to no es ca­ble, no es otra jo­ya HBO, pe­ro es­tá cer­ca. Es­ta es una se­rie de au­tor que no tie­ne un au­tor vi­si­ble, sino mu­chos. Es te­le- vi­sión en equi­po, tal co­mo el pe­rio­dis­mo y el de­por­te tam­bién lo son. Da­vid Mi­ran­da de­ja el so­ni­do pa­ra crear y se no­ta que ha es­cu­cha­do mu­cho; Mar­cos de Agui­rre, de Fil­mo­so­ni­do, ha­ce de la pro­duc­ción una for­ma de ha­blar del país pe­ro, por so­bre to­do, so­bre él. La idea que Mau­ro Mu­ri­llo, el pe­rio­dis­ta con al me­nos sie­te vi­das y mu­chos pa­sa­dos, sea li­sia­do, no só­lo es una bue­na idea; es de esas ideas per­so­na­les que po­cos se atre­ven a rea­li­zar: to­do cam­bia cuan­do tam­bién se ha­bla de uno. Eso ha­ce Ba­la lo­ca. La nue­va se­rie po­li­cial-pe­rio­dís­ti­ca-agen­da país es­tá dan­do mu­cho que ha­blar. Co­mo ya di­jo Ál­va­ro Bi­sa­ma: edi­to­ria­li­za el pre­sen­te. Y qui­zás le da al pú­bli­co lo que la pren­sa no pue­de dar­le: in­ven­ta, le agre­ga, estira la cuer­da, in­ten­si­fi­ca. Ba­la lo­ca cum­ple to­das las fan­ta­sías pa­ra­noi­cas de la so­cie­dad y apa­re­ce jus­to cuan­do más se ne­ce­si­ta­ba. Sin du­da a ve­ces es has­ta gra­cio­sa en lo li­te­ral y

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.