LAS RE­DES QUE SOS­TIE­NEN A BLAN­CO

Que Pasa - - POLÍTICA - [ Por Da­vid Mu­ñoz y Ro­dri­go Vergara ]

Ade­más de sus ne­xos po­lí­ti­cos trans­ver­sa­les, la mi­nis­tra de Jus­ti­cia man­tie­ne flui­dos con­tac­tos con el mun­do em­pre­sa­rial y con el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co, cu­ya di­rec­to­ra eje­cu­ti­va na­cio­nal, Fran­cis­ca Werth, es una de sus más cer­ca­nas ami­gas. Su per­fil de ar­ti­cu­la­do­ra de acuer­dos le ha ayu­da­do a con­tra­rres­tar las fé­rreas crí­ti­cas a su ma­ne­jo de las cri­sis en el Se­na­me, Gen­dar­me­ría y la CAJ.

Se­rá un cum­plea­ños ten­so. Al me­nos, acon­te­ci­do. El pró­xi­mo lu­nes 1 de agos­to la mi­nis­tra de Jus­ti­cia, Ja­vie­ra Blan­co, ce­le­bra­rá sus 44 años es­pe­ran­do la in­ter­pe­la­ción que en­fren­ta­rá un día des­pués en la Cá­ma­ra de Dipu­tados. No se­rá cual­quier in­ter­pe­la­ción. A Blan­co le to­có to­do jun­to: la cri­sis ins­ti­tu­cio­nal en el Se­na­me, las pen­sio­nes en Gen­dar­me­ría y el pro­fun­do dé­fi­cit de la Cor­po­ra­ción de Asis­ten­cia Ju­di­cial (CAJ) aso­man co­mo los prin­ci­pa­les te­mas que de­be­rá sor­tear, los mis­mos que han desata­do una ver­da­de­ra cri­sis po­lí­ti­ca en el go­bierno. Tam­bién con­vi­ve con una ame­na­za de acu­sa­ción cons­ti­tu­cio­nal y el ru­mor dia­rio de una even­tual re­nun­cia o un cam­bio de ga­bi­ne­te que nunca lle­ga. Las úl­ti­mas se­ma­nas de Ja­vie­ra Blan­co han si­do par­ti­cu­lar­men­te con­vul­sio­na­das: los te­mas de su car­te­ra se han con­ver­ti­do en agen­da na­cio­nal y se han des­nu­da­do pro­ble­mas tan pro­fun­dos que tras­pa­san su ges­tión. Pe­ro la ad­mi­nis­tra­ción que ha he­cho de la cri­sis tam­po- co le ha dado ré­di­tos. El vier­nes de la se­ma­na pa­sa­da sus de­trac­to­res ce­le­bra­ban lo que con­si­de­ra­ban era el gol­pe de gra­cia: un ofi­cio que con­fir­ma­ba los di­chos del ex di­rec­tor de Gen­dar­me­ría, Tu­lio Ar­ce, quien la acu­só de pe­dir­le as­cen­sos y con­tra­ta­cio­nes a tra­vés de sus ase­so­res. El do­cu­men­to con­sa­gra­ba la pe­ti­ción de Blan­co a Gen­dar­me­ría de cua­tro fun­cio­na­rios a quie­nes asig­nó co­mi­sión de ser­vi­cio pa­ra po­ner­los ba­jo su car­go en fun­cio­nes de con­tin­gen­cia. Lue­go de que los an­te­ce­den­tes hi­cie­ran ex­plo­tar las re­des so­cia­les y los no­ti­cie­ros, la mi­nis­tra con­vo­có a una con­fe­ren­cia de pren­sa don­de, no fue­ron po­cos los que pen­sa­ron que anun­cia­ría su sa­li­da de Jus­ti­cia. Pe­ro no fue así. Sa­lió a ex­pli­car to­do. Al­tas fuentes de go­bierno se­ña­lan que di­cha con­fe­ren­cia fue muy bien eva­lua­da en La Mo­ne­da, y es­pe­cial­men­te en el en­torno de la pre­si­den­ta, quien tie­ne una re­la­ción de es­ti­ma y cercanía con Blan­co. Di­cen que la man­da­ta­ria se ha re­sis­ti­do a una even­tual

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.