TAMBOREO

Que Pasa - - GUÍA DEL OCIO - [ Por Ma­ri­sol Gar­cía]

Nunca has­ta aho­ra Ma­ría Esther Za­mo­ra ha­bía ejer­ci­do de ac­triz pro­pia­men­te tal, pe­ro ha sa­bi­do des­de siem­pre en qué con­sis­te in­ter­pre­tar una can­ción. “Y es co­mo lo mis­mo —com­pa­ra—. El diá­lo­go tú lo in­ter­pre­tas, y tie­nes que es­tar en­tu­sias­ma­da al ha­cer­lo. Hay que me­ter­le”. Esa in­ter­pre­ta­ción en­tu­sias­ta apa­re­ce du­ran­te to­da la obra Vi­da, pa­sión y cue­ca de Pe­pe Fuentes y Ma­ría Esther Za­mo­ra … con tamboreo y hui­fa lle­gan a las ta­blas, en cu­yo tí­tu­lo es­tán su nom­bre y el de su com­pa­ñe­ro de vi­da y mú­si­ca por más de me­dio si­glo. El mon­ta­je de la dra­ma­tur­ga y di­rec­to­ra Mar­cia Cés­ped re­pa­sa la lar­ga vi­da com­par­ti­da en­tre los dos can­to­res po­pu­la­res, pro­ta­go­nis­tas por dé­ca­das de la cue­ca, el bo­le­ro y el tan­go en las no­ches de San­tia­go, y ade­más fun­da­do­res e im­pul­so­res de uno de los lu­ga­res más vi­vos de la ca­pi­tal, La Ca­sa de la Cue­ca, en el ba­rrio Mat­ta. “La obra par­te con­mi­go de ni­ña en un pa­si­llo de la ca­sa de In­de­pen­den­cia en la que cre­cí, y de ahí en ade­lan­te to­do son re­cuer­dos, al­gu­nos dul­ces y otros amar­gos”, de­ta­lla Za­mo­ra so­bre una obra que com­bi­na biografía y mú­si­ca en vi­vo jun­to a una ban­da de atrac­ti­vos con­vo­ca­dos, co­mo Héctor Par­quí­me­tro Bri­ce­ño, Víc­tor Hu­go Cam­pu­sano y Ru­bén Gae­te. “Por­que el re­la­to es así, al ca­llo, ¿ah? No hay na­da in­ven­ta­do. Con­ta­mos co­sas fuer­tes, emo­ti­vas, co­mo la po­bre­za que vi­vi­mos. O el lar­go tiempo en que es­tu­vi­mos se­pa­ra­dos, por­que el Pe­pe se fue y es­tu­vi­mos vein­ti­dós años le­jos, y ahí yo tu­ve otra pa­re­ja que no fue bue­na, y has­ta can­to una cue­ca con­tra el ca­na­lla. Se va re­cor­dan­do a tra­vés de la mú­si­ca. Por­que el ca­mino has­ta lle­gar a la Ca­sa de La Cue­ca fue muy ar­duo. To­do es de la vi­da real”. En­can­ta­do­ra co­mo an­fi­trio­na en La Ca­sa de la Cue­ca, co­mo in­vi­ta­da ca­si fi­ja de La Yein Fon­da y en cons­tan­tes pre­sen­ta­cio­nes en vi­vo, Ma­ría Esther Za­mo­ra ha te­ni­do en Pe­pe Fuentes (1931) al com­ple­men­to de ha­bi­li­dad y agu­de­za que ha he­cho de la du­pla una so­cie­dad chis­pean­te. “Yo siem­pre pen­sé que hay mu­cho más que con­tar que lo que nos pre­gun­tan en las entrevistas —es­ti­ma ella—. Y es­te es un mon­ta­je emo­ti­vo, trá­gi­co, mu­si­cal, na­rra­ti­vo: to­do a la vez, y eso es lo que más me gus­ta. En las pri­me­ras fun­cio­nes que hi­ci­mos la gen­te llo­ró. Se que­dan asom­bra­dí­si­mos por­que es­pe­ran un mu­si­cal, pe­ro aquí hay una na­rra­ción. Siem­pre tu­ve es­ta in­quie­tud, por­que lo que he­mos vi­vi­do des­ta­ca va­lo­res que pa­ra mí son im­por­tan­tes, co­mo la fa­mi­lia, el pa­tri­mo­nio, la cul­tu­ra po­pu­lar. Cuán­to nos cos­tó lle­gar a La Ca­sa de la Cue­ca. Cuán­tos po­rra­zos nos di­mos”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.