UN NUE­VO MUN­DO

Que Pasa - - CULTURA - [ Por Die­go Zú­ñi­ga ]

Un via­je ha­cia lo más pro­fun­do del Ama­zo­nas es lo que ve­mos en la pre­mia­da pe­lí­cu­la del co­lom­biano Ciro Gue­rra —con no­mi­na­ción al Os­car in­clui­da— que es­tá com­pi­tien­do en San­fic, y que se es­tre­na en Chi­le du­ran­te los pri­me­ros días de sep­tiem­bre.

Dos hom­bres, un río y dos ori­llas. Así em­pie­za. Dos hom­bres, se­pa­ra­dos por un río y tam­bién por el tiem­po, se mi­ran, se es­cu­dri­ñan con aten­ción, bus­can­do al­go que no sa­ben qué es. Ese río que los se­pa­ra es tam­bién un mun­do, son mu­chas vi­das, mu­chas his­to­rias. Pe­ro no ha­blan, só­lo se mi­ran. Ciro Gue­rra (1981) se acuerda de esa ima­gen, que pa­re­ce un sue­ño, pe­ro que le sur­gió de ma­ne­ra al­go in­cons­cien­te lue­go de leer los dia­rios de los exploradores Theo­dor Koch- Grün­berg y Ri­chard Evans Schul­tes, quie­nes fue­ron los pri­me­ros que re­co­rrie­ron la Ama­zo­nía co­lom­bia­na a ini­cios del si­glo XX. Apa­re­ció esa ima­gen y en­ton­ces su­po que de­bía in­da­gar en ella, sa­ber quié­nes eran esos hom­bres, bus­car ese río, en­ten­der có­mo el tiem­po los po­día se­pa­rar. In­da­gó tan­to en esa ima­gen, que des­cu­brió que ahí es­ta­ba el ori­gen de su nue­va pe­lí­cu­la, el ori­gen de El abra­zo de la ser­pien­te, el pri­mer fil­me co­lom­biano no­mi­na­do a un pre­mio Os­car — en la re­cien­te ver­sión–, que si­tuó a Ciro Gue­rra en la pri­me­ra lí­nea del ci­ne la­ti­noa­me­ri­cano ac­tual. Aun­que esa no­mi­na­ción es­tá más bien ha­cia el fi­nal de es­ta his­to­ria, que em­pie­za en 2010 cuan­do Gue­rra des­cu­bre los dia­rios de los exploradores y ha­ce los pri­me­ros via­jes al Ama­zo­nas pa­ra ver qué hay ahí, en ese mun­do des­co­no­ci­do del que tan po­co sa­ben los co­lom­bia­nos, a pe­sar de que re­pre­sen­ta más del 50% de su te­rri­to­rio. Em­pie­za con esos via­jes y tam­bién con aque­lla ima­gen que se le apa­re­ce a Gue­rra y que ter­mi­na desem­bo­can­do en una pe­lí­cu­la tan mis­te­rio­sa co­mo be­lla, fil­ma­da im­po­nen­te­men­te en blan­co y ne­gro —pa­ra que así sea el es­pec­ta­dor quien ima­gi­ne los co­lo­res de la sel­va—, con­vir­tien­do el pai­sa­je en un per­so­na­je in­dó­mi­to y ab­sor­ben­te. La his­to­ria de Ka­ra­ma­ka­te, un in­dí­ge­na que cree ser el úl­ti­mo de su tri­bu, y su en­cuen-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.