LA ÚL­TI­MA NO­CHE DE LAS TO­RRES GE­ME­LAS

Que Pasa - - CULTURA -

En 2001, Mó­ni­ka Bra­vo te­nía su ta­ller en el World Trade Cen­ter, don­de gra­bó las úl­ti­mas ho­ras de los edi­fi­cios en pie. 15 años des­pués ex­pon­drá esa obra en el Museo del 11 de sep­tiem­bre de Nue­va York, de­di­ca­da a uno de sus com­pa­ñe­ros de es­tu­dio que mu­rió en los aten­ta­dos.

[ Por Rodrigo Mi­ran­da, des­de Nue­va York // Fo­to: Ari ]

8.45 a.m. Martes 11 de sep­tiem­bre de 2001. La ar­tis­ta vi­sual co­lom­bia­na Mó­ni­ka Bra­vo es­ta­ba dur­mien­do cuan­do una ami­ga la lla­ma por te­lé­fono pa­ra aler­tar­la. Se le­van­tó de la ca­ma y des­de su de­par­ta­men­to en Brooklyn vio có­mo las lla­mas con­su­mían una de las To­rres Ge­me­las, don­de en el pi­so 92 te­nía su es­tu­dio de tra­ba­jo. “Me acor­dé de mis com­pa­ñe­ros de ta­ller, los ar­tis­tas que apro­ve­cha­ban la no­che pa­ra tra­ba­jar”, re­cuer­da. Mien­tras se la­men­ta­ba por ha­ber de­ja­do su compu­tador y su cá­ma­ra en el ta­ller y se pre­gun­ta­ba cuán­to tiem­po de­mo­ra­rían en lim­piar­lo to­do, su­pu­so que el in­cen­dio que mi­ra­ba por el ven­ta­nal de su ca­sa no era tan gra­ve y que pa­sa­do ma­ña­na se­gu­ro la de­ja­rían en­trar: “Son las To­rres Ge­me­las. No va a pa­sar na­da”. En eso es­ta­ba cuan­do vio el se­gun­do avión es­tre­llán­do­se. “Es­to no es un in­cen­dio. Es te­rro­ris­mo”, di­jo per­ple­ja. Ahí se des­plo­mó, de­ci­dió no ver esa es­ce­na en di­rec­to, ce­rró las cor­ti­nas y pren­dió el te­le­vi­sor. Que­ría un fil­tro o que al­guien le di­je­ra que to­do era una bro­ma co­mo la de Or­son We­lles en La gue­rra de los mun­dos, pe­ro en ver­sión

te­le­vi­si­va. “Ya sa­bía lo que es­tá pa­san­do y no que­ría ver­lo. Ha­cía años ha­bía to­ma­do la de­ci­sión de di­vi­dir el mun­do en dos: en las co­sas que que­ría vi­vir pa­ra re­gis­trar­las en mi me­mo­ria y lo que que­ría re­gis­trar pa­ra mi tra­ba­jo co­mo ar­tis­ta”, di­ce la ar­tis­ta na­ci­da en Bo­go­tá en 1964. No se des­pe­gó de la pan­ta­lla. Ni si­quie­ra se du­chó y se que­dó mi­ran­do te­le­vi­sión bo­quia­bier­ta por unas vein­te ho­ras. Em­pe­zó a lla­mar a los otros ar­tis­tas que ha­bían per­di­do to­da su obra y equi­pos. Mu­chos es­ta­ban en es­ta­do de shock y re­cién lle­ga­ban a las to­rres.

“TE CUESTIONAS SE­GUIR HA­CIEN­DO AR­TE”

23.30 p.m. Lunes 10 de sep­tiem­bre de 2001. Mó­ni­ka de­jó la To­rre 1. Du­ran­te nue­ve ho­ras, des­de las 12.55 p.m. has­ta las 10 p.m., fil­mó en ti­me- lap­se y en tiem­po real la otra to­rre y la ciu­dad pa­ra un pro­yec­to ar­tís­ti­co. Pa­sa­do el me­dio­día pren­dió su cá­ma­ra, re­gis­tró las pri­me­ras go­tas de llu­via lle­gan­do a los ven­ta­na­les y, sin sa­ber­lo, fil­mó el úl­ti­mo día de las to­rres en pie. Esa tar­de Nue­va York fue azo­ta­da por una tor­men­ta de

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.