LA MO­LES­TIA DE PI­ÑE­RA CON ALLA­MAND POR CRÍ­TI­CAS A SU GO­BIERNO

Que Pasa - - OJOS DE LA LLAVE -

Que re­pi­tió “ca­si con cal­co los erro­res co­me­ti­dos” en el go­bierno de Jor­ge Ales­san­dri que se ini­ció en 1958; que el “pé­si­mo ma­ne­jo de los con­flic­tos re­gio­na­les” le pa­só la cuen­ta a la Alian­za al su­frir sus caí­das elec­to­ra­les más fuer­tes en Ay­sén y Ma­ga­lla­nes en 2013; que el go­bierno “ado­le­ció de un gra­ve dé­fi­cit po­lí­ti­co”; el “evi­den­te me­nos­pre­cio del go­bierno ha­cia los par­ti­dos po­lí­ti­cos”; el “rá­pi­do des­pres­ti­gio de la ‘nue­va for­ma de go­ber­nar’”; y lo que con­si­de­ra co­mo la ma­yor pro­me­sa in­clum­pli­da del go­bierno de Se­bas­tián Pi­ñe­ra: “ter­mi­nar con la puer­ta gi­ra­to­ria” de la de­lin­cuen­cia. Son al­gu­nas de las crí­ti­cas fra­ses que el ex mi­nis­tro de De­fen­sa de ese go­bierno, An­drés Alla­mand, se des­pa­cha en su li­bro La sa­li­da: có­mo de­rro­tar a la Nue­va Ma

yo­ría en 2017, pu­bli­ca­do por Agui­lar. El se­na­dor RN di­vi­de su li­bro en tres gran­des ca­pí­tu­los: Puer­tas aden­tro, Chi­le sin pa­ti­nes y La sa­li­da. En el pri­me­ro des­me­nu­za lo que con­si­de­ra fue­ron los acier­tos y desa­cier­tos del pri­mer go­bierno de cen­tro­de­re­cha des­de Ales­san­dri; en el se­gun­do, su vi­sión crí­ti­ca del go­bierno de Mi­che­lle Ba­che­let, an­tes de plas­mar lo que con­si­de­ra de­be ser el ca­mino pa­ra que su sec­tor re­tor­ne a La Mo­ne­da, en el apar­ta­do fi­nal. Pe­ro fue ese pri­mer ca­pí­tu­lo el que ge­ne­ró más rui­do en Chi­le Va­mos, en su par­ti­do e in­clu­so en el en­torno del ex pre­si­den­te Pi­ñe­ra. Fuen­tes cer­ca­nas al man­da­ta­rio re­co­no­cen que pa­ra él la lec­tu­ra del tex­to de Alla­mand no fue del to­do gra­ta, se­gún trans­mi­tió a al­gu­nos de sus co­la­bo­ra­do­res. En ese pri­mer ca­pí­tu­lo es par­ti­cu­lar­men­te crí­ti­co con su sec­tor, la cen­tro­de­re­cha, pe­ro prin­ci­pal­men­te con el go­bierno. “La cen­tro­de­re­cha di­la­pi­dó una gran opor­tu­ni­dad cuan­do es­tu­vo en el go­bierno: ga­nó pa­ra per­der”. En di­cho apar­ta­do, Alla­mand ad­quie­re la voz que “no es la de un tes­ti­go le­jano”. “Cuan­do me re­fie­ro a los erro­res co­me­ti­dos no me ex­clu­yo. Al­gu­nos tam­bién son los míos”, re­co­no­ce el se­na­dor. Pe­ro tam­bién hay alu­sio­nes di­rec­tas al ex man­da­ta­rio, co­mo cuan­do Alla­mand re­cuer­da su mí­ti­ca fra­se: “La edu­ca­ción es un bien de con­su­mo”. “La de­re­cha no pue­de se­guir es­ta­cio­na­da al la­do equi­vo­ca­do de la ve­re­da”, di­ce, sin en­ten­der por qué en su sec­tor se asu­mie­ron ta­les plan­tea­mien­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.