UN MEN­SA­JE DES­DE SUE­CIA

Que Pasa - - NEGOCIOS - [ Por Marcela Vé­lez-Plic­kert. Frank­furt]

En tiem­pos en que los pro­ce­sos le­gis­la­ti­vos se apu­ran para apro­bar a to­da cos­ta pro­yec­tos por pu­ro con­ven­ci­mien­to ideo­ló­gi­co o po­lí­ti­co, la Aca­de­mia sue­ca man­da una se­ñal cla­ra: bus­quen res­pues­tas a los pro­ble­mas de los ciu­da­da­nos en la cien­cia.

Que los pre­mios No­bel son uti­li­za­dos para en­viar men­sa­jes al mun­do po­lí­ti­co no es un se­cre­to. Ahí está el ga­lar­dón de es­te año al pre­si­den­te co­lom­biano, Juan Ma­nuel San­tos, por un acuer­do de paz pues­to en vi­lo por el re­sul­ta­do del ple­bis­ci­to. No es fá­cil ima­gi­nar un ma­yor es­pal­da­ra­zo a la ges­tión de San­tos ante la nue­va ne­go­cia­ción, aho­ra no só­lo con las FARC, sino tam­bién con la opo­si­ción. Los men­sa­jes, sin em­bar­go, no se dan só­lo en el ni­vel po­lí­ti­co. Por ter­cer año con­se­cu­ti­vo, la Real Aca­de­mia de Cien­cias de Sue­cia otor­gó el Pre­mio No­bel de Eco­no­mía a dos mi­cro­eco­no­mis­tas. Tras la elec­ción del in­glés Oli­ver Hart y el fin­lan­dés Bengt Holms­tröm, hay al­go más que el re­co­no­ci­mien­to a dos ca­rre­ras bri­llan­tes. El trabajo de Hart y Holms­tröm, al igual que el del ga­lar­do­na­do 2015 An­gus Dea­ton, tie­ne una apli­ca­ción real y co­ti­dia­na en el di­se­ño de las po­lí­ti­cas pú­bli­cas más cer­ca­nas a los ciu­da­da­nos: sa­lud, edu­ca­ción, trans­por­te, ad­mi­nis­tra­ción de hos­pi­ta­les, re­co­lec­ción de ba­su­ra, etc. En tiem­pos en que los pro­ce­sos le­gis­la­ti­vos se apu­ran para apro­bar a to­da cos­ta pro­yec­tos por pu­ro con­ven­ci­mien­to ideo­ló­gi­co, la Aca­de­mia sue­ca man­da un men­sa­je cla­ro: bus­quen res­pues­tas a los pro­ble­mas de los ciu­da­da­nos en la cien­cia. Jean Ti­ro­le, el eco­no­mis­ta fran­cés ga­lar­do­na­do en 2014, ha mar­ca­do el di­se­ño de re­gu­la­cio­nes para el co­mer­cio y los mer­ca­dos. An­gus Dea­ton, el ganador del año pa­sa­do, ha ayu­da­do a en­ten­der el com­por­ta­mien­to de la de­man­da de los con­su­mi­do­res y su im­por­tan­cia en la bús­que­da de so­lu­cio­nes a la po­bre­za. Los pre­mia­dos de es­te año, Hart y Holms­tröm se han de­di­ca­do a desa­rro­llar la Teo­ría de los Con­tra­tos. Sue­na abs­trac­to, pe­ro lo cier­to es que su apli­ca­ción abar­ca ca­si to­das las áreas de la vi­da co­ti­dia­na. ¿ De­be el Es­ta­do cons­truir hos­pi­ta­les o de­be en­tre­gar­les esa ta­rea a pri­va­dos? ¿ De­be el Es­ta­do ma­ne­jar el trans­por­te pú­bli­co o pri­va­ti­zar­lo? ¿ Có­mo hay que pa­gar­les a los maes­tros, por los re­sul­ta­dos de la prue­ba Sim­ce de sus alum­nos o me­jor al­tos sa­la­rios de for­ma ge­ne­ra­li­za­da? ¿ Me­re­cen el ge­ren­te y el di­rec­to­rio de una em­pre­sa one­ro­sos bo­nos si el pre­cio de la ac­ción sube; o aca­so no se­ría me­jor eva­luar su ges­tión res­pec­to a sus com­pe­ti­do­res? Hart es el au­tor de uno de los do­cu­men­tos más im­por­tan­tes en el aná­li­sis de las alian­zas pú­bli­co-pri­va­das. Esa es la fór­mu­la que el go­bierno ac­tual en Chi­le ha bus­ca­do con­vo­car, has­ta aho­ra sin mu­cho éxi­to, para im­pul­sar la in­ver­sión en el país. En su es­tu­dio “Con­tra­tos In­com­ple­tos, pro­pie­dad pú­bli­ca”, Hart di­se­ña un mo­de­lo para ayu­dar en la to­ma de de­ci­sio­nes de go­bierno y em­pre­sas so­bre la con­ve­nien­cia de desa­rro­llar una ac­ti­vi­dad o ser-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.