SUE­ÑO ame­ri­cano

Que Pasa - - EDITORIAL -

Pe­se a que exis­tía un gru­po de ana­lis­tas que, ba­sa­dos en sus me­di­cio­nes, otor­ga­ba una po­si­bi­li­dad real de que Do­nald Trump se con­vir­tie­ra en el 45° pre­si­den­te de EE.UU., el re­sul­ta­do elec­to­ral de la ma­dru­ga­da del miér­co­les fue una sor­pre­sa glo­bal. Así lo de­mos­tra­ron las reac­cio­nes ini­cia­les, no só­lo de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, sino tam­bién de los ad­he­ren­tes re­pu­bli­ca­nos y de­mó­cra­tas, quie­nes veían, con sor­pre­sa, có­mo el mag­na­te in­mo­bi­lia­rio so­bre­pa­sa­ba con hol­gu­ra a la ex se­cre­ta­ria de Es­ta­do Hi­llary Clin­ton, en los con­teos de vo­tos elec­to­ra­les. El ten­ta­do aná­li­sis ini­cial era tra­tar de ha­cer una ra­dio­gra­fía del vo­tan­te de Trump, del vo­to con­tra el es­ta­blish­ment o la caí­da en tér­mi­nos ab­so­lu­tos de la apro­ba­ción a la op­ción de­mó­cra­ta. Pe­ro sin qui­tar­le mé­ri­to al aná­li­sis po­lí­ti­co-de­mo­grá­fi­co de la elec­ción pre­si­den­cial, es im­po­si­ble des­co­no­cer que el ad­he­ren­te de Trump (ca­ri­ca­tu­ri­za­do in­jus­ta­men­te co­mo “red­neck”) es hoy una ma­yo­ría en el país: es aquel que per­dió su tra­ba­jo en De­troit a raíz de la cre­cien­te im­por­ta­ción de au­tos; es aquel que ha vis­to có­mo la po­bla­ción in­mi­gran­te ha au­men­ta­do —pa­ra él— ca­si sin con­trol y que sien­te que la agenda de­mó­cra­ta de los úl­ti­mos 8 años no lo ha fa­vo­re­ci­do. En Chi­le, a mi­les de ki­ló­me­tros de dis­tan­cia, es com­ple­jo ha­cer un aná­li­sis a es­tas de­man­das, pe­ro es im­po­si­ble des­co­no­cer­las. Es lo que hoy acá lla­ma­mos “la agenda de la ca­lle”, la que pe­se a no ser mu­chas ve­ces com­par­ti­da, no de­ja de es­tar pre­sen­te. El desafío aho­ra de Trump, y lo que con­di­cio­na­rá su re­elec­ción en 2020, es có­mo ate­rri­za es­tas ex­pec­ta­ti­vas. Có­mo cumple su pro­gra­ma sin afectar va­ria­bles cla­ve co­mo el cre­ci­mien­to, el em­pleo y las re­la­cio­nes in­ter­na­cio­na­les. El desafío es ma­yor an­te de­man­das com­ple­jas. El sue­ño ame­ri­cano es­ta­rá a prueba por lar­gos cua­tro años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.