“CUAN­DO TRUMP HA­BLÓ CON­TRA LOS ME­XI­CA­NOS DE­JÉ DE SER SU ASE­SOR”

Que Pasa - - MUNDO - [ Por Javier Ro­drí­guez ]

El em­pre­sa­rio y pre­si­den­te de la Con­fe­de­ra­ción La­ti­noa­me­ri­ca­na Ma­ca­bi, Mar­cos Ka­plún, co­no­ció a Do­nald Trump en 2007, cuan­do lo ayu­dó a en­trar en el mer­ca­do in­mo­bi­lia­rio sud­ame­ri­cano. A par­tir de ahí for­jó una re­la­ción de amis­tad con su fa­mi­lia, es­pe­cial­men­te con su hi­ja Ivan­ka, a la que di­ce ha­ber acom­pa­ña­do en su pro­ce­so de con­ver­sión al ju­daís­mo.

es­quian­do por Va­lle Ne­va­do. Me con­tó que se de­di­ca­ba a fa­bri­car cor­ba­tas y ca­mi­sas mar­ca Trump y que sa­bía que Do­nald que­ría in­ver­tir en Su­da­mé­ri­ca, que si lo po­día ayu­dar a en­trar. Le di­je que sí y or­ga­ni­zó el en­cuen­tro. A la se­ma­na si­guien­te Ka­plún es­ta­ba sen­ta­do en una lu­jo­sa ofi­ci­na del pi­so 20 de la Trump To­wer en Nue­va York jun­to a los tres hi­jos ma­yo­res del mag­na­te: Ivan­ka, Do­nald Jr. y Eric. Mien­tras dis­cu­tían la po­si­bi­li­dad de cons­truir en el Cono Sur, apa­re­ció el ac­tual pre­si­den­te elec­to y le dio un con­se­jo a Ka­plún que nun­ca ol­vi­dó. —Me con­tó que en el ne­go­cio in­mo­bi­lia­rio to­dos de­cían que las tres pa­la­bras más im­por­tan­tes eran la lo­ca­ción, la lo­ca­ción, la lo­ca­ción. Y me di­jo que es­ta­ban equi­vo­ca­dos, que las más im­por­tan­tes eran pa­cien­cia, pa­cien­cia, pa­cien­cia. Nun­ca lo ol­vi­dé, y lo si­go apli­can­do. Si­guie­ron con­ver­san­do los de­ta­lles del ne­go­cio y le pi­die­ron que les pro­pu­sie­ra tres lu­ga­res “gla­mo­ro­sos” en Su­da­mé­ri­ca pa­ra cons­truir: él les di­jo Pun­ta del Es­te, Puer­to Ma­de­ro en Ar­gen­ti­na, e Isi­do­ra Go­ye­ne­chea, en Santiago. A la se­ma­na si­guien­te or­ga­ni­zó dos jun­tas con ac­cio­nis­tas uru­gua­yos, ar­gen­ti­nos, chilenos y pe­rua­nos. Y si bien no lo­gra­ron cons­truir en Bue­nos Ai­res y Santiago por pro­ble­mas lo­gís­ti­cos, en Pun­ta del Es­te ya se le­van­ta el pri­mer com­ple­jo mar­ca Trump en Su­da­mé­ri­ca. Ka­plún in­clu­so acom­pa­ñó a Do­nald Jr. a Ar­gen­ti­na, cuan­do aún que­rían cons­truir allí. —¿Qué rol cree que cumple el gru­po fa­mi­liar de Trump? Sin el apo­yo de las gran­des fi­gu­ras del Par­ti­do Re­pu­bli­cano se ha apo­ya­do mu­cho en ellos. — Es fun­da­men­tal. Él ha de­ja­do en sus

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.