EL RE­GRE­SO DE DON CARLOS

Que Pasa - - POLÍTICA - [ Por Juan An­drés Que­za­da ]

Tras su re­ti­ro de la pri­me­ra lí­nea de la po­lí­ti­ca, Carlos La­rraín vuel­ve a ocu­par un es­pa­cio en RN y en la cen­tro­de­re­cha. Su ob­je­ti­vo in­me­dia­to es for­ta­le­cer la op­ción de Os­san­dón, apu­rar la de­fi­ni­ción de Pi­ñe­ra e in­cor­po­rar una vi­sión más con­ser­va­do­ra en Chi­le Va­mos.

Has­ta ho­ras an­tes del pla­zo pa­ra ins­cri­bir las lis­tas a la pre­si­den­cia de Re­no­va­ción Na­cio­nal (miér­co­les 9, 21 ho­ras), Carlos La­rraín ana­li­zó la po­si­bi­li­dad de li­de­rar una lis­ta que le com­pi­tie­ra al ac­tual pre­si­den­te, Cris­tián Monc­ke­berg. Fi­nal­men­te no lo hi­zo. No ce­dió a las pre­sio­nes de un gru­po de se­na­do­res de la co­lec­ti­vi­dad, pe­ro ins­ta­ló a uno de sus hom­bres de con­fian­za en la pri­me­ra vi­ce­pre­si­den­cia, Bal­do Pro­ku­ri­ca. Mien­tras, él se su­mó a otra de las vi­ce­pre­si­den­cias, des­de don­de pre­ten­de in­fluir en la lí­nea que el par­ti­do adop­ta­rá de ca­ra a las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les del pró­xi­mo año. Aun­que en RN se des­ta­có el acuer­do en torno a una me­sa de con­sen­so, su re­gre­so al par­ti­do evi­den­ció una iné­di­ta frac­tu­ra en­tre dipu­tados y se­na­do­res de RN. Los pri­me­ros res­pal­dan con fuer­za al dipu­tado Cris­tián Monc­ke­berg y apo­yan su re­elec­ción en las co­mi­cios in­ter­nos del 4 de di­ciem­bre. Los se­gun­dos que­rían des­ban­car­lo de la pre­si­den­cia fue­se co­mo fue­se o, por úl­ti­mo, qui­tar­le po­der en su nue­vo man­da­to. Só­lo lo­gra­ron lo se­gun­do. Cuan­do ha­ce un par de me­ses An­drés Alla­mand no ob­tu­vo el apo­yo in­terno pa­ra le­van­tar una lis­ta que le com­pi­tie­ra a Monc­ke­berg y lue­go la di­rec­ti­va lo­gró un buen re­sul­ta­do en las elec­cio­nes mu­ni­ci­pa­les, con triun­fos em­ble­má­ti­cos en Santiago y Ñu­ñoa, en­tre otros, el gru­po se tu­vo que ju­gar la úl­ti­ma car­ta que le que­da­ba: ir en bus­ca de Carlos La­rraín, quien a sus 73 años y con al­gu­nos pro­ble­mas de sa­lud ha­bía pro­me­ti­do no vol­ver a la pri­me­ra lí­nea de la po­lí­ti­ca. In­clu­so se lo ha­bía pro­me­ti­do a su fa­mi­lia. Pe­ro la ma­ña­na del sá­ba­do pa­sa­do lle­ga­ron has­ta la ca­so­na co­lo­nial de La­rraín en ca­lle Lo Fon­te­ci­lla, en Las Condes, los se­na­do­res Fran­cis­co Chahuán, Bal­do Pro­ku­ri­ca y Re­né Gar­cía. Alla­mand se mar­gi­nó de es­ta ope­ra­ción. Jun­to con cues­tio­nar el li­de­raz­go de Monc­ke­berg, los par­la­men­ta­rios bus­ca­ron con­ven­cer al

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.