Ries­go en tiem­pos de des­con­fian­za

Que Pasa - - POSTEOS - [Por Pa­blo Co­lla­da, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Fun­da­ción Ciu­da­dano In­te­li­gen­te]

EL CA­SO DE LA IN­VER­SIÓN PES­QUE­RA EN PE­RÚ DE SE­BAS­TIÁN PI­ÑE­RA ABRE UNA SE­RIE DE IN­TE­RRO­GAN­TES QUE EL EX MAN­DA­TA­RIO DE­BE­RÁ RES­PON­DER PRONTAMENTE, JUS­TO CUAN­DO LA RE­LA­CIÓN EN­TRE LA CLA­SE PO­LÍ­TI­CA Y LA CIU­DA­DA­NÍA ES­TÁ EN UN PUN­TO CRÍ­TI­CO.

Aun­que el ex pre­si­den­te Pi­ñe­ra cum­plió con to­das las exi­gen­cias le­ga­les (de­cla­ra­ción de in­te­rés y pa­tri­mo­nio) y otras vo­lun­ta­rias im­por­tan­tes (el fi­dei­co­mi­so cie­go) en el ca­so de su in­ver­sión pes­que­ra en Pe­rú, pa­re­cie­ra que el dia­blo se ha ins­ta­la­do en los de­ta­lles. ¿Sa­bía o no sa­bía el pre­si­den­te de la in­ver­sión?, si sa­bía, ¿cuán­do lo su­po?, ¿por qué el fi­dei­co­mi­so no in­cluía las in­ver­sio­nes internacionales?, ¿el pre­si­den­te te­nía in­for­ma­ción res­pec­to al pro­ce­so de La Ha­ya que pue­de ha­ber in­di­ca­do que era bue­na idea ha­cer aque­lla in­ver­sión? ¿Una in­ver­sión de US$ 9 mi­llo­nes (o el 0,5% del va­lor de las in­ver­sio­nes de Ban- card) pue­de te­ner efec­tos so­bre las de­ci­sio­nes de un pre­si­den­te? Es­tos de­ta­lles son re­le­van­tes pa­ra di­lu­ci­dar si el pre­si­den­te es­ta­ba ejer­cien­do sus atri­bu­cio­nes en pre­sen­cia de un conflicto de in­te­rés y, si así era, si sus de­ci­sio­nes pue­den ha­ber pri­vi­le­gia­do su in­te­rés per­so­nal por so­bre el pú­bli­co. Has­ta aho­ra, sa­be­mos que el fi­dei­co­mi­so cie­go no in­cluía las in­ver­sio­nes internacionales. Es­to le­van­ta dos pre­gun­tas re­le­van­tes: ¿Por qué no ac­tua­li­zó su de­cla­ra­ción de in­tere­ses y pa­tri­mo­nio in­for­man­do su in­gre­so co­mo ac­cio­nis­ta a Exal­mar? y, más allá de que el pre­si­den­te no par­ti­ci­pa­ra en la ad­mi­nis­tra­ción, ¿es­tu­vo in­vo­lu­cra­do a al­gu­na for­ma en la de­li­be­ra­ción so­bre po­si­bi­li­da­des de in­ver­sión? Aun así, pa­re­ce ca­si im­po­si­ble que la es­tra­te­gia de de­fen­sa de Chi­le pue­da te­ner re­la­ción con es­te te­ma. El ries­go, más bien, po­dría es­tar en el uso de in­for­ma­ción pri­vi­le­gia­da pa­ra de­ci­dir una in­ver­sión. Pe­ro el ver­da­de­ro pro­ble­ma de to­do es­te te­ma tie­ne que ver con que nue­va­men­te se ge­ne­ra la sen­sa­ción de que hay un víncu­lo im­por­tan­te en­tre los pri­vi­le­gios y el di­ne­ro con la po­lí­ti­ca. Y ahí es­tá el fon­do del asun­to: ¿Có­mo la re­la­ción en­tre po­lí­ti­ca y di­ne­ro jue­ga un rol en la ac­tual crisis de con­fian­za y par­ti­ci­pa­ción? Al­gu­nos po­lí­ti­cos han plan­tea­do que es­to hun­de la can­di­da­tu­ra de Pi­ñe­ra, otros ar­gu­men­tan que no ten­drá nin­gún efec­to, pe­ro creo que es mio­pía ver una no­ti­cia de es­ta mag­ni­tud des­de la óp­ti­ca de la cam­pa­ña pre­si­den­cial y no des­de las con­di­cio­nes que es­ta­mos cons­tru­yen­do pa­ra una de­mo­cra­cia in­clu­si­va y sus­ten­ta­ble. El me­jor ejem­plo de esa mio­pía fue cuan­do co­men­zó el ca­so Pen­ta y los par­ti­dos fes­ti­na­ban con la re­pe­ti­ción de ci­clos no­ti­cio­sos en don­de la UDI era la prin­ci­pal per­ju­di­ca­da, has­ta que se abrió la aris­ta Ca­val, SQM y Cor­pes­ca y que­da­ron (ca­si) to­dos sal­pi­ca­dos por igual. Los par­ti­dos y po­lí­ti­cos que tra­ten de sa­car ven­ta­jas cor­tas en ca­da una de es­tas con­tin­gen­cias qui­zás lo­gren echar unas go­tas a su mo­lino hoy, pe­ro no es­tán vien­do el río que cre­ce len­ta­men­te por el cos­ta­do y que exi­ge una nue­va for­ma de ha­cer po­lí­ti­ca. La desafec­ción de la ciu­da­da­nía con la po­lí­ti­ca es gra­ve y de­be­mos to­mar cartas en el asun­to pron­to. Es­ta­dos Uni­dos aca­ba de ele­gir un pre­si­den­te xe­nó­fo­bo, mi­só­gino y sin ex­pe­rien­cia, y lo eli­gió por so­bre una can­di­da­ta con am­plia tra­yec­to­ria, pe­ro que es­ta­ba cues­tio­na­da por­que in­ten­tó evi­tar el es­cru­ti­nio pú­bli­co de sus co­mu­ni­ca­cio­nes y por­que ha re­ci­bi­do fi­nan­cia­mien­to de los gran­des ban­cos in­ver­sio­nis­tas de EE.UU.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.