AMO­RES

Que Pasa - - GUÍA DEL OCIO - [ Por Ale­jan­dra Cos­ta­mag­na ]

Las cin­co her­ma­nas es­tán re­te­ni­das en la Tie­rra por la fuer­za de un de­seo no cum­pli­do. Han muer­to ha­ce años, pe­ro no han po­di­do ir­se al otro mun­do y aho­ra son áni­mas que ha­bi­tan una ca­so­na vie­ja, cer­ca de Ta­la­gan­te. Has­ta que un día lle­ga un hom­bre jo­ven a com­prar la ca­sa ( le han di­cho que es­tá des­ha­bi­ta­da) y se en­cuen­tra con es­tas al­mas en pe­na que fin­gen ser mor­ta­les aún con vida. Ahí cam­bia to­do. El dra­ma­tur­go Ale­jan­dro Sie­ve­king es­cri­bió Áni­mas de día cla­ro en 1959 y la di­rec­ción de su pues­ta en es­ce­na, tres años más tar­de, es­tu­vo a car­go de Víc­tor Ja­ra, con Bél­gi­ca Cas­tro en el rol pro­ta­gó­ni­co. Hoy el Tea­tro Na­cio­nal re­po­ne es­ta co­me­dia po­pu­lar ba­jo la chis­pean­te di­rec­ción de Nel­son Brodt, en la mis­ma sa­la en que fue es­tre­na­da en 1962. Los ele­men­tos fan­tás­ti­cos de la obra con­vi­ven con su ca­rác­ter cos­tum­bris­ta y ge­ne­ran una at­mós­fe­ra do­ble­men­te atrac­ti­va. Por una par­te, apre­cia­mos esa chi­le­ni­dad su­pers­ti­cio­sa y vi­va­ra­cha, que en el montaje es apo­ya­da por una ban­da so­no­ra de raíz fol­cló­ri­ca y más de un bai­le en es­ce­na. Y es­tá tam­bién el atrac­ti­vo ge­ne­ra­do por el nu­do sen­ti­men­tal del ar­gu­men­to: la fa­bu­la­ción de un es­pí­ri­tu que se enamo­ra de un ser vi­vo. “Él es de car­ne, tú eres de ai­re”, di­rá una de las áni­mas a la her­ma­na ( Pa­lo­ma To­ral, en el mis­mo rol que in­ter­pre­ta­ra Bél­gi­ca Cas­tro en 1962), que es­tá a pun­to de cum­plir su de­seo pen­dien­te y en­ton­ces ir­se por fin al cie­lo o a don­de sea que par­tan las al­mas cuan­do se li­be­ran. Pe­ro si la mu­cha­cha con­su­ma esa atrac­ción por un hom­bre, se arries­ga a per­der es­te arre­ba­to ro­mán­ti­co que por pri­me­ra vez ex­pe­ri­men­ta. La co­me­dia, por su­pues­to, tie­ne un fi­nal fe­liz. Pe­ro lo inusi­ta­do acá es que la fe­li­ci­dad no es­qui­va a la muer­te. “Has­ta más ra­ti­to”, se di­cen los aman­tes con pi­car­día. Y aun­que ese ra­ti­to pue­da ser me­dio si­glo, ha­brá va­li­do la pe­na en­con­trar­se en la Tie­rra. En un año en que he­mos vis­to par­tir a nom­bres claves de la dra­ma­tur­gia na­cio­nal, co­mo Juan Ra­dri­gán, Egon Wolff y Luis Ri­vano, va­le la pe­na re­vi­sar al­gu­nos tex­tos que han nu­tri­do nues­tro re­per­to­rio y que hoy son clá­si­cos del to­do vi­gen­tes. Es­pe­cial­men­te cuan­do las pues­tas en es­ce­na es­tán a su al­tu­ra. Es el ca­so de la ac­tual ver­sión de Áni­mas de día cla­ro, sin du­da.

“Áni­mas de día cla­ro”: has­ta el 26 de no­viem­bre en el Tea­tro Na­cio­nal Chi­leno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.