TIEM­PO DE DE­FI­NI­CIO­NES

ES­TA SE­MA­NA, LOS PAR­TI­DOS DE LA NUEVA MA­YO­RÍA LE PLAN­TEA­RON A ALE­JAN­DRO GUI­LLIER QUE NO QUE­DA MÁS TIEM­PO PA­RA TO­MAR UNA DE­FI­NI­CIÓN SO­BRE SU CO­MAN­DO. EN EL OFI­CIA­LIS­MO APUES­TAN A QUE DE AQUÍ A LA PRO­CLA­MA­CIÓN DEL CAN­DI­DA­TO, EL 11 DE JU­NIO, LA CAMPAÑA YA ES

Que Pasa - - POSTEOS - Por M. Eugenia Fer­nán­dez G. // Fo­tos: Ded­vi Mis­se­ne

“Hay que te­rri­to­ria­li­zar la campaña por­que al Fren­te Am­plio le con­vie­ne que és­ta se jue­gue en las co­mu­ni­ca­cio­nes, y des­ple­gar­nos an­tes del 1 de ju­lio”, di­cen en el PS.

Se aca­bó el tiem­po.

Esa es la ur­gen­cia que es­ta se­ma­na le plan­tea­ron los par­ti­dos de la Nueva Ma­yo­ría a su can­di­da­to pre­si­den­cial, el se­na­dor Ale­jan­dro Gui­llier. En los en­cuen­tros ha­bi­tua­les en­tre los di­ri­gen­tes de los par­ti­dos con el pre­si­den­cia­ble, los ti­tu­la­res le pi­die­ron to­mar de­fi­ni­cio­nes res­pec­to del rum­bo de su campaña. Se tra­ta de un mo­men­to com­ple­jo, en me­dio de una sos­te­ni­da ba­ja en las en­cues­tas, crí­ti­cas de par­la­men­ta­rios y mi­li­tan­tes ofi­cia­lis­tas y el “fuego ami­go” de la DC. Ade­más, con un equi­li­brio no re­suel­to en­tre su con­di­ción de in­de­pen­dien­te y la par­ti­ci­pa­ción que de- man­dan los par­ti­dos en su campaña. To­do ello ha lle­va­do a que es­ta se­ma­na se le­van­ta­ra la ver­sión de que po­dría no lle­gar a no­viem­bre, cues­tión que el pro­pio Gui­llier des­car­tó afir­man­do que tie­ne un com­pro­mi­so con lle­gar a la primera vuel­ta. Los di­ri­gen­tes le plan­tea­ron dos co­sas. Lo pri­me­ro, la ne­ce­si­dad im­pe­rio­sa de for­mar un co­man­do de campaña. Se le die­ron, se afir­ma en el PPD, to­das las li­ber­ta­des pa­ra que es­co­ja el or­ga­ni­gra­ma y a las per­so­nas de su con­fian­za, sean o no par­te de los que los par­ti­dos le su­gi­rie­ron ha­ce apro­xi­ma­da­men­te un mes. “Él no se pue­de ha­cer car­go de to­do por­que eso ter­mi­na con una es­pe­cie de ago­bio. En la me­di­da en que se tie­ne a otras per­so­nas que ha­gan la vo­ce­ría y el des­plie­gue te­rri­to­rial, él pue­de to­mar vue­lo pro­pio”, ex­pli­can des­de la di­rec­ti­va del PPD. So­bre la me­sa es­tá la op­ción de un or­ga­ni­gra­ma en­ca- be­za­do por un ge­ne­ra­lí­si­mo “me­diá­ti­co” que ha­ga las ve­ces de vo­ce­ro, o la de un je­fe de campaña eje­cu­ti­vo que es­té acom­pa­ña­do por di­ver­sos vo­ce­ros. Y lo se­gun­do, la de­fi­ni­ción en el cor­to pla­zo de una es­tra­te­gia co­mu­ni­ca­cio­nal. El ob­je­ti­vo es uno so­lo: lo­grar que Gui­llier se ale­je de en­fren­ta­mien­tos co­mo los que sos­tu­vo la se­ma­na pa­sa­da con la can­di­da­ta de la DC Carolina Goic, y se cen­tre en pro­pues­tas y en men­sa­jes po­si­ti­vos. Y, por otro la­do, que co­mien­ce a fun­cio­nar el “sistema ope­ra­ti­vo” de la campaña. Es de­cir, echar a an­dar de for­ma coor­di­na­da los co­man­dos co­mu­na­les y re­gio­na­les jun­to con el tra­ba­jo te­rri­to­rial a tra­vés de los can­di­da­tos al Par­la- men­to. “Hay que te­rri­to­ria­li­zar la campaña por­que al Fren­te Am­plio le con­vie­ne que és­ta se jue­gue en el mun­do de las co­mu­ni­ca­cio­nes. Te­ne­mos que es­tar des­ple­ga­dos a par­tir del 1 de ju­lio”, se­ña­lan en el PS, pa­ra com­pen­sar la ple­na campaña a las pri­ma­rias que ten­drá a Chi­le Va­mos y al Fren­te Am­plio en la ca­lle. La pe­ti­ción de la Nueva Ma­yo­ría de dar ma­yor ce­le­ri­dad a es­tas de­fi­ni­cio­nes lle­ga tras las du­ras crí­ti­cas que Gui­llier re­ci­bió de par­te de fi­gu­ras de la coa­li­ción co­mo Eu­ge­nio Ti­ro­ni, Jo­sé Joa­quín Brun­ner y Ja­vier Et­che­berry. Sim­pa­ti­zan­tes de la can­di­da­tu­ra del ex pre­si­den­te Ri­car­do La­gos, los tres plan­tea­ron su le­ja­nía res­pec­to de las ideas de Gui­llier y de la coa­li­ción ofi­cia­lis­ta que lo sus­ten­ta. “Ni­ños amu­rra­dos”, fue lo que res­pon­dió el ex mi­nis­tro ra­di­cal Car­los Mal­do­na­do, lo que mu­chos in­ter­pre­ta­ron co­mo el diag­nós­ti­co del pro­pio pre­si­den­cia­ble. “Son per­so­nas que se en­cas­ti­lla­ron en las éli­tes de la Con­cer­ta­ción y no han leí­do

bien los cam­bios del país. Sen­tir que se que­dan so­los los ha­ce ata­car lo que no en­tien­den. Gui­llier en­car­na una nueva po­lí­ti­ca”, afir­mó en La Se­gun­da. El dipu­tado ex PPD Pe­pe Auth fue más es­pe­cí­fi­co al afir­mar que “las cua­tro man­za­nas no pue­den im­po­ner a su can­di­da­to (La­gos), pe­ro sí pue­den boi­co­tear a un can­di­da­to”. Co­mo sea, es un he­cho que una par­te del la­guis­mo es rea­cia a apo­yar al pe­rio­dis­ta, pe­ro en el en­torno del se­na­dor se apues­ta a que es un te­ma de las éli­tes y que, por lo mis­mo, no de­bie­ra afec­tar en el res­pal­do ciu­da­dano. Pe­ro es un he­cho tam­bién que, al me­nos en las en­cues­tas que se co­no­cen has­ta hoy, Gui­llier ha ido per­dien­do apo­yo. Pa­ra un miem­bro del círcu­lo del se­na­dor, par­te de la res­pon­sa­bi­li­dad ra­di­ca en el equi­po que tu­vo du­ran­te el ve­rano. Di­ri­gi­do por el re­nun­cia­do je­fe de ga­bi­ne­te Juan Car­los So­to —quien fue re­em­pla­za­do por el PPD En­ri­que Soler—, se le atri­bu­ye po­ca ex­pe­rien­cia po­lí­ti­ca pa­ra una campaña pre­si­den­cial.

¿QUIÉ­NES YA NO ES­TÁN CON ÉL?

Del peak de 22 pun­tos de res­pal­do que tu­vo al se­na­dor in­de­pen­dien­te pi­san­do los ta­lo­nes de Se­bas­tián Pi­ñe­ra en enero, se­gún la en­cues­ta se­ma­nal Ca­dem, los nú­me­ros ca­ye­ron al 13% es­ta se­ma­na. Se­gún da­tos de los es­tu­dios que es­ta em­pre­sa ha rea­li­za­do des­de enero a la fe­cha —en­tre­ga­dos a Qué Pa­sa—, la in­ten­ción de vo­to de Gui­llier ha ba­ja­do por igual, un 10%, tan­to en hom­bres co­mo en mu­je­res. Y ha si­do le­ve­men­te más pro­nun­cia­do en San­tia­go (-11%) que en re­gio­nes (-9%). Al des­agre­gar por edad, la ero­sión en el apo­yo elec­to­ral al se­na­dor ha si­do ma­yor en­tre quie­nes tie­nen 55 años y más: ba­jó de 32% en enero a 16% en ma­yo. Le si­gue el gru­po de 18 a 34 años, don­de el res­pal­do dis­mi­nu­yó en 9 pun­tos (de 18% a 9%). Ca­yó tam­bién 7 pun­tos (de 23% a 16%) en­tre las per­so­nas de 35 a 54 años. Pe­ro lo más in­tere­san­te se mues­tra en el de­ta­lle de lo su­ce­di­do por sec­tor so­cio­eco­nó­mi­co e iden­ti­fi­ca­ción po­lí­ti­ca. So­bre lo pri­me­ro, la caí­da ma­yor se da en la cla­se media: en el C3 el res­pal­do ba­jó 14 pun­tos (de 26% en enero a 12% en ma­yo) y en el D, 10 pun­tos (de 21 a 11%). En el sec­tor C1/C2 tam­bién ca­yó, pe­ro en me­nor me­di­da: 7 pun­tos, pa­san­do de 25% a 18%. “La cla­se media es la que sus­tan­ti­va­men­te la Nueva Ma­yo­ría per­dió a par­tir del pro­ce­so de re­for­mas, so­bre to­do la edu­ca­cio­nal. Son aque­llos a los que qui­ta­ron los pa­ti­nes”, ex­pli­ca el ana­lis­ta Max Co­lo­dro. “Tam­po­co ha te­ni­do la ca­pa­ci­dad de re­pre­sen­tar­los a par­tir de sus atri­bu­tos blan­dos”, agre­ga. En cuan­to a la iden­ti­fi­ca­ción po­lí­ti­ca, la can­di­da­tu­ra de Gui­llier su­frió una drás­ti­ca caí­da de 15 pun­tos en­tre quie­nes se di­cen de iz­quier­da. Tam­bién en­tre los in­de­pen­dien­tes su apo­yo tu­vo una fuer­te dis­mi­nu­ción de 11 pun­tos en es­tos 5 me­ses, ba­jan­do del 18% al 7%. “Se di­ce que la elec­ción pre­si­den­cial es­tá es­tan­ca­da y eso es un error. A Gui­llier le ter­mi­nó sa­lien­do ca­ra la sa­li­da de La­gos, ba­jan­do su apo­yo en sec­to­res de 55 años y más. E irrum­pió Bea­triz Sánchez por la iz­quier­da, don­de él ba­ja 15 pun­tos”, ex­pli­ca Ro­ber­to Izik­son, ge­ren­te de Asun­tos Pú­bli­cos de Ca­dem. Co­lo­dro ase­gu­ra que la caí­da en sec­to­res de iz­quier­da

“tie­ne que ver con su in­de­fi­ni­ción y la per­cep­ción de que an­te una coa­li­ción que se au­to­des­tru­ye, él no tie­ne ni la fuer­za ni el li­de­raz­go pa­ra or­de­nar”. Y agre­ga que “en es­te es­ce­na­rio, lo que tie­ne que ha­cer es fi­de­li­zar al 25% que res­pal­da a Ba­che­let, aún en es­tas con­di­cio­nes di­fí­ci­les. De­be con­ver­tir­se en el can­di­da­to del go­bierno, no pue­de se­guir cri­ti­can­do a la pre­si­den­ta y sus re­for­mas”.

JU­NIO, MES CLA­VE

En los par­ti­dos de la Nueva Ma­yo­ría se ase­gu­ra que el mes que co­mien­za es cla­ve pa­ra mos­trar un nue­vo áni­mo en torno a la can­di­da­tu­ra. Jun­to con la de­fi­ni­ción de un co­man­do —cu­ya com­po­si­ción de­bie­ra co­no­cer­se es­ta se­ma­na—, el ac­to de pro­cla­ma­ción for­mal de los seis par­ti­dos que res­pal­dan a Gui­llier en el Tea­tro Cau­po­li­cán el día 11 se plan­tea co­mo un im­por­tan­te hi­to. Ahí, el gru­po en­ca­be­za­do por el eco­no­mis­ta y ex je­fe de la Di­re­con Os­val­do Ro­sa­les en­tre­ga­rá los in­su­mos pro­gra­má­ti­cos al can­di­da­to. Pe­ro tam­bién se ve el ac­to co­mo una opor­tu­ni­dad de “ver­se las ca­ras” en la mi­li­tan­cia nue­va­ma­yo­ris­ta: Gui­llier se­rá un­gi­do an­te 7 mil per­so­nas, el co­ra­zón ofi­cia­lis­ta de la Re­gión Me­tro­po­li­ta­na. “Van a ser hi­tos im­por­tan­tes la pre­sen­ta­ción del co­man­do y el ac­to de pro­cla­ma­ción. Y, por cier­to, te­ner avan­za­do el pro­ce­so de re­co­lec­ción de fir­mas con mu­cha an­ti­ci­pa­ción a la fe­cha de to­pe”, plan­tea An­drés San­tan­der, se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PS. Se­gún afir­ma, las cer­ca de 35 mil fir­mas que se ne­ce­si­tan pa­ra ins­cri­bir al can­di­da­to in­de­pen­dien­te po­drían es­tar listas a fi­nes de ju­nio.

¿EL FAN­TAS­MA DE FREI?

“Lo que im­por­ta es la se­gun­da vuel­ta”. Ese es el sta­te

ment que más se es­cu­cha en la Nueva Ma­yo­ría. La di­vi­sión en el elec­to­ra­do de iz­quier­da, con Bea­triz Sánchez por el Fren­te Am­plio y Goic por la DC, re­vi­ve amar­gos re­cuer­dos en la Nueva Ma­yo­ría. Esos que se re­mon­tan al 2009, cuan­do el ex pre­si­den­te Eduar­do Frei per­dió la elec­ción an­te Pi­ñe­ra de­bi­do a la dis­per­sión de vo­tos que pro­vo­có la can­di­da­tu­ra de Mar­co En­rí­quez- Omi­na­mi, quien no lla­mó de­re­cha­men­te a apo­yar­lo en el ba­lo­ta­je. La di­fe­ren­cia a fa­vor de Gui­llier, afir­man en el PPD, es que es “me­jor can­di­da­to” que Frei, pues go­za de ma­yo­res atri­bu­tos blan­dos. La des­ven­ta­ja: el es­ta­do de la Nueva Ma­yo­ría, di­vi­di­da en dos can­di­da­tu­ras pre­si­den­cia­les y con se­rios pro­ble­mas de go­ber­na­bi­li­dad. Y tam­bién, pun­tua­li­zan, la cer­te­za de que es­ta vez quie­nes pier­dan en la primera vuel­ta es­ta­rían dis­pues­tos a for­mar un “fren­te anti- Pi­ñe­ra”. Es­te op­ti­mis­mo tie­ne escépticos. “Si que­re­mos te­ner una op­ción en la se­gun­da vuel­ta, hay que lle­gar al 30% en la primera, una dis­tan­cia de 15 pun­tos es irre­mon­ta­ble”, afir­mó Auth la se­ma­na pa­sa­da, ad­vir­tien­do que el es­ce­na­rio se com­pli­ca si es que Goic lo­gra su­bir. “Frei te­nía una coa­li­ción fun­cio­nan­do. Gui­llier es­tá en un es­ce­na­rio más com­ple­jo. Yo veo un ries­go de que no lle­gue al 29%, lo veo en un 20% por­que, a di­fe­ren­cia de Frei, se le des­col­gó tam­bién la DC”, ase­gu­ra Co­lo­dro.[

La di­vi­sión en la iz­quier­da, con Bea­triz Sánchez y Carolina Goic, re­vi­ve amar­gos re­cuer­dos del 2009, cuan­do Frei per­dió la elec­ción por el fac­tor ME-O.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.