“En el es­ce­na­rio ac­tual a apo­yar a Fe­li­pe Kast. Me sien­to iden­ti­fi­ca­do con lo que es­tá ha­cien­do

Que Pasa - - POLÍTICA -

si­glo XXI. Es muy la­men­ta­ble que Ca­mi­la Vallejo o Ka­rol Ca­rio­la mi­li­ten en un par­ti­do que ho­me­na­jea a Co­rea del Nor­te, y que no ha­ya jó­ve­nes de cen­troiz­quier­da que mi­ren el mun­do y la his­to­ria re­cien­te de Chi­le sin odio­si­dad, sin re­sen­ti­mien­to. Por el con­tra­rio, veo a una nueva ge­ne­ra­ción de cen­tro­de­re­cha que se ha ido des­pren­dien­do del trau­ma del ré­gi­men mi­li­tar y que no de­fien­de ni jus­ti­fi­ca co­sas de las que no son res­pon­sa­bles, por­que na­cie­ron cuan­do la de­mo­cra­cia es­ta­ba sur­gien­do en Chi­le. Que per­so­nas co­mo Fe­li­pe Kast, in­clu­so co­mo Jaime Be­llo­lio, mi­li­tan­te de la UDI, lla­men a la dic­ta­du­ra por su nom­bre y ten­gan un jui­cio crí­ti­co de ella, me pa­re­ce tre­men­da­men­te va­lo­ra­ble. La gen­te de iz­quier­da, en ge­ne­ral, no va­lo­ra ese re­co­no­ci­mien­to por­que un sec­tor im­por­tan­te pre­fie­re que la de­re­cha si­ga sien­do pi­no­che­tis­ta. Por­que, por ra­zo­nes elec­to­ra­les, eso es más con­ve­nien­te. Eso es de una irres­pon­sa­bi­li­dad po­lí­ti­ca enor­me y nos man­tie­ne ins­ta­la­dos mos a apo­yar a Fe­li­pe Kast. Me sien­to iden­ti­fi­ca­do con lo que es­tá ha­cien­do, con lo que in­ten­tó ha­cer An­drés Velasco en Ciu­da­da­nos. Si hu­bie­ra po­si­bi­li­dad de apo­yar­los en al­gu­na ins­tan­cia elec­to­ral, lo ha­ría sin pro­ble­mas. No ten­go de­fi­ni­do si voy a vo­tar en la pri­me­ra y se­gun­da vuel­ta, es­toy en re­fle­xión. La­men­ta­ble­men­te en el es­ce­na­rio ac­tual po­dría in­clu­so abs­te­ner­me o vo­tar en blan­co en la pri­me­ra vuel­ta. Hoy se­ría ma­lo que la Nueva Ma­yo­ría vuel­va a go­ber­nar por­que no ha he­cho una au­to­crí­ti­ca sus­tan­ti­va so­bre los gra­ví­si­mos efec­tos que tu­vo pa­ra el país su diag­nós­ti­co equi­vo­ca­do y el ha­ber di­se­ña­do e im­ple­men­ta­do re­for­mas en fun­ción de eso. El pro­ble­ma no es Ale­jan­dro Gui­llier, él o cual­quier otro en es­tas cir­cuns­tan­cias se­ría lo mis­mo. El pro­ble­ma es la Nueva Ma­yo­ría, su vi­sión de Chi­le, las re­for­mas que lle­vó ade­lan­te y que de­bi­li­ta­ron a la cla­se me­dia. Si no la Nueva Ma­yo­ría no rec­ti­fi­ca su pro­yec­to, se­ría muy ma­lo que vol­vie­ra a ga­nar”.[

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.