En el que va­mos con­tem­plan­do las hue­llas de una ca­tás­tro­fe.

Que Pasa - - CULTURA QP -

se­rie de jó­ve­nes des­lum­bran­tes, co­mo Raúl Zu­ri­ta, El­vi­ra Hernández, Die­go Ma­quiei­ra y So­le­dad Fa­ri­ña, mien­tras cir­cu­lan los poe­mas de Rodrigo Li­ra, y Juan Luis Mar­tí­nez ya es un pe­que­ño mi­to tras ha­ber pu­bli­ca­do La nue­va no­ve­la en 1977, un li­bro con el que la poe­sía de Co­ci­ña dia­lo­ga­rá in­du­da­ble­men­te has­ta el día de hoy. Por­que el pro­yec­to de Co­ci­ña en Aguas ser­vi­das —cu­yo tí­tu­lo se lo su­gi­rió Pa­rra— fue tra­ba­jar con la cri­sis del len­gua­je que se vi­vía en ese mo­men­to, cuan­do las pa­la­bras no po­dían dar cuen­ta de lo que es­ta­ba ocu­rrien­do: “Se des­ta­pó la olla, ya no hay po­si­bi­li­dad de ame­dren­tar y que se fre­ne la ebu­lli­ción de los con­di­men­tos que to­dos sa­bían que eran se­pul­cros blan­quea­dos con cal, mien­tras el olor a muer­te se des­pe­día de to­dos los man­ja­res, y el olor de la po­dre­dum­bre só­lo po­día­mos ab­sor­ber­lo/ con el le­ve/ ma­tiz de los pas­tos de aque­llos que es­ta­ban real­men­te abo­nan­do la/ tie­rra”. O co­mo ano­ta en otro poe­ma: “Pues to­do aque­llo que ca­lla­mos, nos fue su­ce­dien­do a ca­da uno de no­so­tros, con lu­gar has­ta en­con­trar una for­ma, un de­cir. —Es­ta­ba cons­cien­te de que Aguas ser­vi­das im­pli­ca­ba una for­ma par­ti­cu­lar de es­cri­tu­ra, que no ne­ce­sa­ria­men­te era poe­sía, pe­ro cla­ra­men­te no era na­rra­ti­va, no era en­sa­yo, eran cons­truc­cio­nes… Y qui­zá por eso mis­mo, en es­tos más de 35 años ha pu­bli­ca­do só­lo cua­tro li­bros más. Por­que aque­llas cons­truc­cio­nes le exigen un tra­ba­jo in­ten­so, de mu­chas lec­tu­ras y es­cri­tu­ra. —Es­to, los li­bros, es co­mo el vue­lo de los es­tor­ni­nos o los car­dú­me­nes: si mi­ras en con­jun­to, se ven ma­ra­vi­llo­sos, pe­ro fun­cio­nan a par­tir de dos o tres pa­rá­me­tros que ha­cen que to­do se mue­va. Lo que pa­sa in­di­vi­dual­men­te no te das cuen­ta, pe­ro cuan­do ves el con­jun­to, ves esa ma­ra­vi­lla, pe­ro en reali­dad tra­ba­jan con dos o tres re­glas y con eso se ha­cen to­dos los mo­vi­mien­tos. Un li­bro tie­ne que ver con eso. Yo tra­to de ver cuá­les son esas re­glas y voy po­nien­do ca­da es­tor­nino o ca­da pez, y fun­cio­na so­lo, pe­ro pa­ra ha­cer

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.