Es­tu­dio de­ve­la por qué las mu­je­res no se to­man el Pa­pa­ni­co­laou (PAP)

Sello Salud - - Editorial -

La ad­he­ren­cia al Pa­pa­ni­co­laou (PAP) se ha trans­for­ma­do en un pro­ble­ma im­por­tan­te de salud pú­bli­ca en Chi­le.

El ta­mi­za­je de Cán­cer Cer­vi­coute­ri­no (CC) se in­ser­ta den­tro del Pro­gra­ma Na­cio­nal de Pes­qui­sa y Con­trol del CC, el que se ini­cia en Chi­le en 1987, ba­sa­do en recomendaciones de la OPS/OMS. Su crea­ción tu­vo co­mo ob­je­ti­vo dis­mi­nuir la ta­sa de mor­ta­li­dad e in­ci­den­cia del cán­cer. La efec­ti­vi­dad de es­tos pro­gra­mas de ta­mi­za­je ha si­do de­mos­tra­da en múl­ti­ples paí­ses.

Si bien la Or­ga­ni­za­ción Pa­na­me­ri­ca­na de la Salud (OPS) ha re­co­men­da­do lle­gar a un 80% de co­ber­tu­ra de es­te exa­men pa­ra evi­tar las muer­tes por cán­cer cér­vi­coute­ri­no, en nues­tro país nun­ca se ha lo­gra­do lle­gar a ese por­cen­ta­je, in­clu­so en los úl­ti­mos años, la co­ber­tu­ra ha ido en des­cen­so.

Con el ob­je­ti­vo de re­ver­tir es­ta si­tua­ción, se ha es­ta­do in­ves­ti­gan­do so­bre la pre­ven­ción de CC en la po­bla­ción chi­le­na a tra­vés de fon­dos pú­bli­cos y pri­va­dos.

En es­te con­tex­to, María Te­re­sa Urru­tia, pro­fe­so­ra in­ves­ti­ga­do­ra de la Fa­cul­tad de En­fer­me­ría de la U. An­drés Be­llo, li­de­ró un pro­yec­to FON­DECYT en el cual se es­tu­dia­ron a 1.042 mu­je­res de la co­mu­na de Puen­te Al­to, be­ne­fi­cia­rias del sis­te­ma pú­bli­co de salud (FONASA), con el ob­je­ti­vo de de­ter­mi­nar las cau­sas por las cua­les las mu­je­res se to­man o no el PAP.

La ex­per­ta de la UNAB ex­pli­có que el es­tu­dio fue rea­li­za­do en po­bla­ción vul­ne­ra­ble de Puen­te Al­to, ya que “el cán­cer cér­vi­coute­ri­no es una pa­to­lo­gía que afec­ta a la po­bla­ción con me­nos re­cur­sos en Chi­le, por con­si­guien­te, tie­nen más ries­go de desa­rro­llar di­cha en­fer­me­dad. Fue ele­gi­da la co­mu­na de Puen­te Al­to ya que es una de las co­mu­nas en San­tia­go con la más ba­ja co­ber­tu­ra de PAP”, co­men­tó.

Res­pec­to a cuá­les son los prin­ci­pa­les hallazgos del es­tu­dio, María Te­re­sa Urru­tia de­ta­lló que “la ad­he­ren­cia al ta­mi­za­je de cán­cer cér­vi­coute­ri­no fue ana­li­za­da me­dian­te un mo­de­lo es­truc­tu­ral, el cual es­ta­ble­ce dos ni­ve­les de cau­sas: en pri­me­ra lí­nea y, por en­de, con in­fluen­cia so­bre las otras cau­sas es­tá el ni­vel edu­ca­cio­nal, la ocu­pa­ción y el in­gre­so de las mu­je­res y, en una se­gun­da lí­nea, se en­cuen­tran las creen­cias de las mu­je­res acer­ca del cán­cer cér­vi­coute­ri­no y del PAP, el co­no­ci­mien­to so­bre el ta­mi­za­je, la au­to­efi­ca­cia y la in­ter­ac­ción que la mu­jer tie­ne con el sis­te­ma de salud. A su vez, tam­bién de­ter­mi­nan la ad­he­ren­cia al PAP la edad de la mu­jer y la pre­sen­cia de fa­mi­lia­res con cán­cer. Ca­be se­ña­lar que la ad­he­ren­cia al PAP al igual que otros com­por­ta­mien­tos en salud es mul­ti­cau­sal, por en­de to­dos los fac­to­res en su con­jun­to ex­pli­can la ad­he­ren­cia al ta­mi­za­je de cán­cer cer­vi­coute­ri­no. Lo im­por­tan­te es po­der in­ter­ve­nir en aque­llos que son mo­di­fi­ca­bles pa­ra po­der me­jo­rar di­cha ad­he­ren­cia”, ex­pli­ca la aca­dé­mi­ca de la UNAB.

María Te­re­sa Urru­tia, pro­fe­so­ra in­ves­ti­ga­do­ra de la Fa­cul­tad de En­fer­me­ría de la U. An­drés Be­llo, li­de­ró un pro­yec­to FON­DECYT en el cual se es­tu­dia­ron a 1.042 mu­je­res de la co­mu­na de Puen­te Al­to.

Se­gún la ex­per­ta, “tam­bién den­tro de los aná­li­sis rea­li­za­dos, des­ta­ca la ne­ce­si­dad de re­vi­sar el in­di­ca­dor de co­ber­tu­ra en Chi­le y co­mo és­te es­tá sien­do cal­cu­la­do, ya que se­gún los re­sul­ta­dos de es­te pro­yec­to, la co­ber­tu­ra ac­tual­men­te es­ta­ría por de­ba­jo de la reali­dad. Es­to de­bi­do a que es­tán sien­do con­si­de­ra­das mu­je­res que de­bie­ran ser ex­clui­das por di­fe­ren­tes ra­zo­nes del cálcu­lo pro­pia­men­te tal, co­mo es el ca­so de las mu­je­res fa­lle­ci­das, las que han desa­rro­lla­do un cán­cer cér­vi­coute­ri­no o las que han si­do his­te­rec­to­mi­za­das, en­tre otros fac­to­res”, ad­vier­te

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.