TE LO DE­CI­MOS

Ser Padres (Chile) - - TE INTERESA -

Tus emo­cio­nes for­man la per­so­na­li­dad de tu be­bé Las emo­cio­nes que la mu­jer vi­ve du­ran­te la eta­pa de con­cep­ción, em­ba­ra­zo y los pri­me­ros me­ses de vi­da de­ter­mi­nan la per­so­na que se­rá su be­bé. En su li­bro El Ar­te de Desaprender, En­ric Cor­be­ra es­cri­be que “so­mos la ex­pre­sión de nues­tros ge­nes”, lo cual sig­ni­fi­ca que el tem­pe­ra­men­to, per­so­na­li­dad y ca­rác­ter, la psi­que de ca­da in­di­vi­duo, es­tán in­fluen­cia­dos por to­das las vi­ven­cias que nues­tros pro­ge­ni­to­res nos trans­mi­ten, in­clu­so cuan­do es­ta­mos en el úte­ro de ma­má. ¿Qué te to­ca ha­cer?

1. Fa­vo­re­ce el bie­nes­tar de tu be­bé des­de que es­tá en tu pan­ci­ta, dán­do­le ex­pe­rien­cias po­si­ti­vas: pue­des asis­tir a cla­ses de me­di­ta­ción y yo­ga, o a otra ac­ti­vi­dad que te per­mi­ta re­la­jar el cú­mu­lo de emo­cio­nes que las hor­mo­nas te pro­vo­can.

2. Con­sién­te­te y pi­de a tu pa­re­ja que tam­bién lo ha­ga; al fi­nal, es­ta ma­ra­vi­llo­sa eta­pa es de los dos.

3. Dé­ja­te di­fru­tar ca­da mo­men­to; cuan­do te sien­tas re­ba­sa­da por al­gu­na si­tua­ción, re­cuer­da que con­ver­tir­te en ma­má es una ex­pe­rien­cia di­vi­na y tú has si­do ele­gi­da pa­ra traer al mun­do un nue­vo ser. Es­to te ha­rá sen­tir es­pe­cial y te ayu­da­rá a de­jar­te fluir.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.