Yo gri­to y él... se ca­lla

¿Có­mo lo­grar ha­cer un fren­te co­mún en la crian­za de los ni­ños?

Ser Padres (Chile) - - NEWS - CAR­LA NIETO POR LAU­RA GAR­CÍA AGUS­TÍN, PSI­CÓ­LO­GA ASE­SO­RÍA EX­PER­TA EN IN­TE­LI­GEN­CIA EMO­CIO­NAL ISTOCK SAÚL VILCHIS FO­TO DI­SE­ÑO

Una pre­gun­ta pa­ra ma­má: ¿Te sien­tes la ma­la del cuen­to? La psi­có­lo­ga Lau­ra Gar­cía ex­pli­ca que “la ra­zón de que las ma­dres sean vis­tas co­mo ‘las ma­las de la pe­lí­cu­la’ se de­be a que, por lo ge­ne­ral, son las que pa­san más tiem­po con los hi­jos y or­ga­ni­zan las ru­ti­nas do­més­ti­cas y es­co­la­res. El pa­dre, por su par­te, sue­le pa­sar me­nos tiem­po en ca­sa a dia­rio y tien­de a ser más con­des­cen­dien­te”. Es­te es­ce­na­rio ge­ne­ra que los ni­ños, que son unos au­tén­ti­cos es­pec­ta­do­res ana­lí­ti­cos de la reali­dad co­ti­dia­na, a ve­ces sa­quen par­ti­do de es­tos dis­tin­tos ro­les, acer­cán­do­se “al sol que más ca­lien­ta” (ge­ne­ral­men­te el pa­dre). Por su­pues­to, es­to pue­de pro­du­cir ma­les­tar en el pro­ge­ni­tor des­pla­za­do (nor­mal­men­te, ma­má). “Por suer­te, es­ta si­tua­ción se so­lu­cio­na de for­ma rá­pi­da cuan­do am­bos pa­dres asu­men por igual la ta­rea de edu­car con las mis­mas nor­mas a los hi­jos. Por eso, hay que huir del ‘po­li bueno’ y ‘po­li ma­lo’, que tan­to da­ño cau­sa en la edu­ca­ción in­fan­til”, re­co­mien­da la psi­có­lo­ga.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.