En­trar a ca­sa to­dos jun­tos

Ser Padres (Chile) - - POSPARTO -

Lo nor­mal tras dar a luz es que es­te­mos de­sean­do vol­ver a ca­sa pa­ra em­pe­zar la vi­da nor­mal. “Pa­ra mí, co­mo ma­dre y psicóloga, la lle­ga­da con un nue­vo miem­bro a la fa­mi­lia es siem­pre un acon­te­ci­mien­to pre­cio­so, que los pa­dres es­pe­ra­mos con mu­chí­si­mas ga­nas –ex­pli­ca Ruth Cas­ti­llo–. Lo desea­ble es que toda la fa­mi­lia ven­ga des­de el hos­pi­tal y en­tre jun­ta a su ho­gar pa­ra pro­mo­ver la idea de uni­dad. Cru­zar la puer­ta de al­gu­na ma­ne­ra to­dos uni­dos. Que no su­ce­da que el ma­yor lle­gue a ca­sa con los abue­los y se en­cuen­tre a su her­ma­ni­to ya allí, por ejem­plo”.

Es im­por­tan­te de­jar or­ga­ni­za­do pre­via­men­te los uten­si­lios y mue­bles, así co­mo ha­ber­lo he­cho con el ni­ño ma­yor pa­ra que es­té lis­to cuan­do se re­quie­ra su ayu­da: “¿Me traes un pa­ñal de esa ca­ja don­de los guar­da­mos?”. Por pe­que­ño que sea, siem­pre hay al­go que pue­de ha­cer, aun­que sea dar­nos las toa­lli­tas... o el vis­to bueno al cam­bio de pi­ja­ma de su her­ma­ni­to.

Há­bla­le de tiem­pos en su len­gua­je. La fra­se “es­pe­ra cin­co mi­nu­tos” no es com­pren­si­ble pa­ra un pe­que­ño. La fra­se “cuan­do cam­bie el pa­ñal del be­bé y lo acues­te en la cu­ni­ta” sí la en­tien­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.