Pa­ra no pa­rar de reír

Los jue­gos clá­si­cos no sue­len fa­llar

Ser Padres (Chile) - - 1 ANOS -

• ¡Aquí es­toy! Te ta­pas la ca­ra con las ma­nos y te la des­ta­pas de pron­to. ¡Sor­pre­sa! ¡Pero si es­ta­bas ahí! Si ca­da vez que des­cu­bres tu ca­ra ha­ces una mue­ca dis­tin­ta se par­ti­rá de ri­sa y... es­pe­ra a que te imi­te. Es­te jue­go tie­ne mil va­ria­cio­nes, por­que fun­cio­na du­ran­te mu­cho tiempo.

• Co­rre que te atra­po. Pon­te cer­ca de él y per­sí­gue­lo mien­tras mue­ves las ma­nos co­mo si fue­ran dos bo­cas dis­pues­tas a dar­le una mor­di­da.

• Aba­jo to­rre. Esos jue­gos de re­la­ción cau­sa-efec­to le en­can­tan. Co­men­ta lo bien que vas y pon ca­ra de sa­tis­fac­ción cuan­do lo­gres co­lo­car to­das las pie­zas en ver­ti­cal. Ríe­te a car­ca­ja­das cuan­do la ti­re al sue­lo.

• ¡Hue­le a que­so! Acér­ca­te su pie a la na­riz pa­ra oler­lo y haz ges­tos exa­ge­ra­dos de que hue­le fa­tal, ta­pán­do­te la na­riz y di­cien­do “¡qué feo olor!. A ver, qué tal el otro…”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.