Yo quie­ro un ga­ti­to

Tu IT Girl (Chile) - - Tú Mundo -

1 Los ga­tos son des­con­fia­dos y de es­pí­ri­tu li­bre, así que gá­na­te su con­fian­za cuan­do les des co­mi­da (¡sin exa­ge­rar!). Que se­pan que no eres una ame­na­za, sino su pro­tec­to­ra.

2 Pa­ra ju­gar con tu ami­go mués­tra­le un ob­je­to lla­ma­ti­vo y con so­ni­do (un cas­ca­bel) y mué­ve­lo de un la­do a otro, los ga­tos son cu­rio­sos y aman ex­plo­rar. Ade­más son muy re­ga­lo­nes, re­cuér­da­le to­dos los días por qué los ele­gis­te con una se­sión de ca­ri­ño.

Los pe­rri­tos son en­can­ta­do­res, pe­ro si pre­fie­res los ga­tos tam­bién pue­des es­co­ger uno de ellos pa­ra adop­tar. Son más in­de­pen­dien­tes por lo que ne­ce­si­tan me­nos cui­da­dos que los pe­rros, pe­ro tam­po­co pue­des de­jar­los a su suerte. Si es­tás con­si­de­ran­do adop­tar uno, to­ma en cuen­ta lo si­guien­te.

3 Los ga­tos tam­bién pue­den vi­vir en ca­sa sin te­ner que aven­tu­rar­se por las ca­lles, es­to dis­mi­nu­ye ries­gos y en­fer­me­da­des.

4 Es me­ga­rre co­men­da­ble es­te­ri­li­zar a tu mas­co­ta pa­ra evi­tar que al sa­lir de­je a mu­chas ma­dres sol­te­ras o si es una ga­ti­ta, ¡vuel­va em­ba­ra­za­da! 5Ellos dis­fru­tan el ba­ño, ¡ce­ro pre­tex­tos!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.