EL CHI­CO DE LAS mil ca­ras

En so­lo cua­tro años, An­sel El­gort pa­só de ser un ac­tor de re­par­to a la es­tre­lla prin­ci­pal de una de las pe­lí­cu­las de ac­ción que ha­rán his­to­ria. Si no nos crees, écha­le un vis­ta­zo a Baby, el apren­diz del cri­men. Mien­tras lo ha­ces, te de­ja­mos una en­tre­vis­ta

Tu IT Girl (Chile) - - Tu Estrella - Por Al­ber­to Ro­jas Egui­luz

El ci­ne de ac­ción y el de ro­man­ce no le son aje­nos, ya los ha­bía he­cho en la sa­ga de Di­ver­gen­te y en Ba­jo la mis­ma es­tre­lla. Pe­ro en su nueva pe­lí­cu­la, Baby, el apren­diz del cri­men, pa­sa al si­guien­te ni­vel en to­dos los sen­ti­dos. An­sel in­ter­pre­ta a Baby, un chi­co que nun­ca de­ja de oír mú­si­ca y que ma­ne­ja co­mo un pro­fe­sio­nal, lo que lo lle­va a for­mar par­te de una ban­da de asaltantes que sue­le ro­tar a sus miem­bros, me­nos a Baby, pues na­die con­du­ce co­mo él. Le­jos de es­tar ner­vio­so o de que se le ha­yan subido los hu­mos, An­sel es­tá tran­qui­lo du­ran­te nues­tra con­ver­sa­ción, no de­ja de son­reír (al­go nor­mal pues es­ta es una de las me­jo­res pe­lí­cu­las del año), es ama­ble y di­ver­ti­do. Es­to es lo que nos con­tó acer­ca de su nue­vo fil­me y de su fa­ce­ta co­mo mú­si­co.

CUÉNTANOS DE BABY, TU NUE­VO PER­SO­NA­JE, ¿CÓ­MO LO CONSTRUISTE?

Con Ed­gar Wright (el di­rec­tor de la pe­lí­cu­la), me gus­tó que, aun­que Baby ma­ne­ja en asal­tos, si­gue sien­do un ni­ño que se es­con­de de­trás de otros per­so­na­jes que él crea. Es uno cuan­do es­tá con los cri­mi­na­les, no pue­des sa­ber si es du­ro o es­tá muer­to de mie­do por­que es­tá en si­len­cio to­do el tiem­po con sus an­teo­jos os­cu­ros pues­tos, en reali­dad es­tá asus­ta­do por­que es ra­ro pa­ra él es­tar sen­ta­do con es­tos ma­fio­sos; lue­go lo ves con su pa­dre adop­ti­vo, Joe, ha­blan­do con len­gua­je de se­ñas, ahí ves un la­do más dó­cil de él, más pro­tec­tor; y más tar­de es­tá con De­bo­rah (Lily Ja­mes), ahí es tierno, creo que así es real­men­te; tam­bién es otro cuan­do es­tá so­lo. Es­te per­so­na­je es muy bueno por­que ten­go que in­ter­pre­tar va­rios la­dos de él, se­gún con quien es­té, y cuan­do eso lo jun­tas en una pe­lí­cu­la es in­tere­san­te.

BAB YREPRESENTÓ UN RE­TO EMO­CIO­NAL FUER­TE POR TO­DAS LAS CA­PAS QUE TIE­NE…

es muy emo­cio­nal Sí, es­ta pe­lí­cu­la con las com­pa­ra­da he­cho. Hay un otras que he que el per­so­na­je mo­men­to en ha­ce que to­dos de Ja­mie Foxx mí; esa par­te se pon­gan con­tra hay mu­chas es muy in­tere­san­te, vida, eso lo tu­ve som­bras en su Cuan­do un de­du­cien­do. que ir en at­mós­fe­ras per­so­na­je con­vi­ve en­ton­ces tan di­fe­ren­tes, es real­men­te. pue­des ver quién que tú eres Es­toy se­gu­ro de es­tás con tus di­fe­ren­te cuan­do pa­pás, en el ami­gos, con tus tu po­lo­la, ac­tua­mos tra­ba­jo o con tan­to que muy di­fe­ren­te, per­so­nas. pa­re­ce­mos otras

¿CÓ­MO FUE TRA­BA­JAR CON AC­TO­RES MU­CHO MA­YO­RES QUE TÚ QUE EN UN PRIN­CI­PIO PARECERÍAN NO TE­NER NA­DA EN CO­MÚN CON­TI­GO?

Fue muy fá­cil, por­que to­dos fue­ron muy abier­tos y ama­bles con­mi­go, me apo­ya­ban mu­cho, to­dos que­ría­mos que la pe­lí­cu­la sa­lie­ra lo me­jor po­si­ble. Ja­mie Foxx me man­dó un men­sa­je jus­to des­pués de que vio el fil­me di­cien­do que le en­can­tó lo que hi­ce y que es­ta­ba or­gu­llo­so de mí, Ke­vin Spa­cey me di­jo que hi­ce un tra­ba­jo fan­tás­ti­co, fue muy di­ver­ti­do des­de el prin­ci­pio tra­ba­jar con ellos. Cuan­do co­no­cí a Ja­mie in­ter­cam­bia­mos nues­tros nú­me­ros y sa­lía­mos, Ke­vin tam­bién me apo­yó en to­do mo­men­to, siem­pre fue muy ama­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.