Tips pa­ra una pri­me­ra CI­TA IDEAL

¿Sabías que en me­nos de cin­co mi­nu­tos ya de­ci­dis­te si ha­brá o no una se­gun­da ci­ta? Aquí te da­mos al­gu­nas ideas pa­ra que to­do sal­ga per­fec­to. De­ja de preo­cu­par­te y dis­fru­ta tu da­te.

Tu IT Girl (Chile) - - Corazón - Por Kar­la Za­ra­go­za

Re­vi­sa el re­sul­ta­do que ob­tu­vo un gru­po de in­ves­ti­ga­do­res de la com­pa­ñía Ti­me Out, que desa­rro­lla es­ta­dís­ti­cas acer­ca de es­ti­lo de vi­da y re­la­cio­nes in­ter­per­so­na­les. Ellos nos dan bue­nas ideas pa­ra triun­far en esa ci­ta que tan­to has es­pe­ra­do.

1 NO LLE­GUES TAR­DE

La pri­me­ra im­pre­sión es la que cuen­ta. Tra­ta siempre de lle­gar tem­prano a tu ci­ta. El tiem­po de­be res­pe­tar­se, y si eres pun­tual ten­drás más mi­nu­tos pa­ra con­ver­sar y co­no­cer me­jor a ese chi­co.

2 Pre­pá­ra­te pa­ra cual­quier si­tua­ción

De­bes es­tar pre­pa­ra­da pa­ra to­do, es­to quie­re de­cir que, aun­que ha­yan que­da­do en ir al cine, ¿qué tal si te in­vi­ta a un even­to más for­mal? Ar­ma un plan B y siempre lle­va en tu car­te­ra un swea­ter co­ol y ele­gan­te o unos flats por si de­ci­den ca­mi­nar en el par­que.

3 NO HA­BLES de tu ex

Pa­sa­do pi­sa­do. Ha­blar de los amo­res del ayer no es có­mo­do pa­ra la per­so­na que aca­bas de co­no­cer e in­ten­tas con­quis­tar. No gas­tes su tiem­po ha­blan­do de lo mal que lo pa­sas­te o có­mo te hu­bie­ra gus­ta­do que fue­ra tu re­la­ción. Dis­fru­ta del mo­men­to y da­te la opor­tu­ni­dad de des­cu­brir a es­te chi­co.

4 Eli­ge un plan divertido

Si van al par­que o por un ca­fé, bus­ca al­gún jue­go pa­ra rom­per el hie­lo. Pue­den ser pre­gun­tas pa­ra que se co­noz­can más, así evi­ta­rás que ha­ya si­len­cios in­có­mo­dos (si no sa­bes có­mo ini­ciar una con­ver­sa­ción, al fi­nal de es­te ar­tícu­lo te de­ja­mos unas pre­gun­tas que po­drán ayu­dar­te). Te ase­gu­ra­mos que pa­sa­rán un mo­men­to muy divertido y se co­no­ce­rán me­jor.

5 Son­ríe y mi­ra A LOS OJOS

Si la ci­ta va co­mo tú quie­res, son­ríe. Es el pri­mer in­di­ca­dor de que to­do va per­fec­to, tam­bién lo­gra­rás que el chi­co con el que es­tás se sien­ta me­jor y que los ner­vios se le qui­ten más rá­pi­do. Si lo mi­ras a los ojos tam­bién se ve­rá tu se­gu­ri­dad. El len­gua­je no ver­bal es muy im­por­tan­te.

6 Se­lec­cio­na un lu­gar DON­DE PUE­DAN CON­VER­SAR A GUS­TO

Evi­ta ir a lu­ga­res de co­mi­da rá­pi­da, fies­tas en gru­po o si­tios con mú­si­ca muy al­ta. El ob­je­ti­vo de la pri­me­ra ci­ta es que con­vi­van un po­co mien­tras ha­blan, si la mú­si­ca es­tá fuer­te o van con más per­so­nas, no ten­drán opor­tu­ni­dad de ha­cer­lo y no es­ta­rá na­da co­ol.

7 SÉ TÚ MIS­MA

Es me­jor que tu crush se enamo­re de ti por quien eres, en vez de que fin­jas ser al­guien más, pues ten­drías que ha­cer­lo siempre, y man­te­ner una men­ti­ra no es fá­cil. De­ja que co­noz­ca tus vir­tu­des y al­gu­nos de tus de­fec­tos. Re­cuer­da es la pri­me­ra que vez que se ven, no te tus en­fo­ques en pro­ble­mas ni cuen­tes co­sas muy ín­ti­mas.

8 No seas la PRO­TA­GO­NIS­TA

mu­cho Un error en la pri­me­ra ci­ta es ha­blar pro­ta­go­nis­mo acer­ca de ti. Com­par­te el y dis­fru­ta con ese chi­co, haz­le pre­gun­tas las co­sas sus anéc­do­tas, ¡in­terésa­te en él tam­bién que le gus­tan! De es­ta ma­ne­ra, ra­to muy se in­tere­sa­rá en ti, pa­sa­rán un agra­da­ble y las ho­ras se irán vo­lan­do.

9 No va­yas de­ma­sia­do rá­pi­do

Dis­fru­ta del “po­co a po­co”. A pe­sar de ha­ber­te sen­ti­do muy có­mo­da y de que ha­ya ha­bi­do una gran quí­mi­ca en la pri­me­ra ci­ta, es un error de­cir­le a al­guien que… ¿¡Lo quie­res!? Por fa­vor, no lo ha­gas o po­drías ver­te un po­co de­ses­pe­ra­da. De­bes te­ner pa­cien­cia, aun­que te en­can­te y ha­ya si­do una ci­ta increíble.

10 EX­PE­RI­MEN­TO SO­CIAL

A con­ti­nua­ción en­con­tra­rás al­gu­nas pre­gun­tas que po­drías ha­cer en una pri­me­ra ci­ta, si es que no tie­nes idea de có­mo ini­ciar. Es­tos cues­tio­na­mien­tos son par­te de un ex­pe­ri­men­to rea­li­za­do en 1996 por el psi­có­lo­go Art­hur Aron, quien lo­gró que dos ex­tra­ños se enamo­ra­ran en su la­bo­ra­to­rio. La idea es que al ser vul­ne­ra­ble, te acer­cas más a la per­so­na que es­tá jun­to a ti. Te in­vi­ta­mos a que lo in­ten­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.