The In­no­cents

UN AMOR A PRUE­BA DE TODO

Tu IT Girl (Chile) - - Tu Estrella - Por Laura Ga­ti­ca

Es la nue­va se­rie de Net­flix que todo el mun­do es­tá co­men­tan­do. Y es que es­te th­ri­ller cuen­ta con los ele­men­tos ne­ce­sa­rios pa­ra atra­par­te: amor, mis­te­rio y fic­ción. Hablamos en ex­clu­si­va con los pro­ta­go­nis­tas de es­ta historia: Sor­cha Ground­sell (Ju­ne) y Per­ce­lle As­cott (Harry), quie­nes nos con­ta­ron los se­cre­tos de sus per­so­na­jes y el de­trás de cá­ma­ras.

La se­rie se en­cuen­tra dis­po­ni­ble en Net­flix y na­rra la historia de los ado­les­cen­tes Harry (Per­ce­lle As­cott) y Ju­ne (Sor­cha Ground­sell), quie­nes hu­yen de sus re­pre­si­vas fa­mi­lias pa­ra es­tar jun­tos y vi­vir su amor sin pre­jui­cios. No obs­tan­te, du­ran­te es­te via­je, des­cu­bri­rán la ha­bi­li­dad de Ju­ne pa­ra cam­biar de for­ma, lo que pon­drá en ries­go sus des­ti­nos. Mien­tras in­ten­tan con­tro­lar el nue­vo po­der de Ju­ne, un mis­te­rio­so pro­fe­sor les re­ve­la­rá que ella no es la úni­ca, sino que hay más per­so­nas con esa ex­tra­ña ha­bi­li­dad y pro­me­te cu­rar­la y re­unir­la de nue­vo con su ma­má, la cual la aban­do­nó ha­ce tres años. Pe­ro a me­di­da que su via­je se va llenando de obs­tácu­los, la re­la­ción de Harry y Ju­ne se pon­drá a prue­ba y am­bos ten­drán que to­mar una di­fí­cil de­ci­sión: man­te­ner vi­vo su sue­ño de amor o acep­tar que sus vi­das han cam­bia­do y arries­gar­lo todo.

¿Qué su­ce­de­rá con la historia de amor de Ju­ne y Harry?

Sor­cha: Son jó­ve­nes e inocen­tes y ven de ma­ne­ra dis­tin­ta la reali­dad del mun­do. Al prin­ci­pio es­ca­pan de sus ca­sas lle­nos de ex­pec­ta­ti­vas, pe­ro so­bre­vi­vir en el mun­do adul­to los cam­bia­rá. A lo an­te­rior, se su­ma el im­pac­to de que Ju­ne pier­de el con­trol de su cuer­po, ade­más de to­dos los obs­tácu­los que se in­ter­po­nen. Y esa es la idea del show, ver có­mo es­tos dos per­so­na­jes na­ve­gan en­tre esos pro­ble­mas y los ven­cen. Per­ce­lle: Creo que uno de­be co­no­cer­se y amar­se a sí mis­mo an­tes de que­rer a otra per­so­na, y eso es al­go que nues­tros per­so­na­jes des­cu­bren a ca­da mo­men­to.

¿Cuál es el men­sa­je que bus­can trans­mi­tir a los jó­ve­nes con es­te guion?

S: A pe­sar de to­dos esos ele­men­tos lo­cos y os­cu­ros, la historia en­se­ña a co­no­cer­te a ti mis­mo y el via­je que los per­so­na­jes atra­vie­san cuan­do vi­ven esa eta­pa. Eso es al­go universal, por­que to­dos ex­pe­ri­men­ta­mos cam­bios cuan­do cre­ce­mos. P: Sí, y no es so­lo Harry y Ju­ne quie­nes de­ben en­fren­tar esos cam­bios, sino que to­dos los per­so­na­jes de la se­rie. Pien­so que evo­lu­cio­na­mos ca­da vez que pa­sa­mos por eta­pas dis­tin­tas de nues­tra vi­da, ya sea cuan­do te ca­sas o for­mas fa­mi­lia, uno siem­pre evo­lu­cio­na.

En re­la­ción a la fa­mi­lia, sus per­so­na­jes man­tie­nen una re­la­ción com­pli­ca­da con ellos. ¿A qué se de­be?

S: Cuan­do eres jo­ven tu per­cep­ción es dis­tin­ta y quie­res sa­ber quién eres y atra­vie­sas por dis­tin­tas fa­ces en la re­la­ción con tu fa­mi­lia y ami­gos. Nues­tros per­so­na­jes es­tán vi­vien­do esa eta­pa de con­fu­sión e in­ten­tan cum­plir con las ex­pec­ta­ti­vas que es­pe­ran de ellos. Am­bos tie­nen la si­mi­li­tud de que sus pa­dres no son per­fec­tos, pe­ro todo lo que ha­cen es un ac­to de amor ha­cia ellos.

¿Có­mo fue la ex­pe­rien­cia y los desafíos de in­ter­pre­tar a es­tos per­so­na­jes?

S: Nun­ca ha­bía par­ti­ci­pa­do en un tra­ba­jo co­mo es­te, pe­ro te­ner la opor­tu­ni­dad fue in­tere­san­te y a la vez com­pli­ca­do. No so­lo por­que de­bía in­ter­pre­tar el via­je emo­cio­nal de Ju­ne, sino que ade­más es­ta­ban los ele­men­tos de cien­cia fic­ción y los efec­tos es­pe­cia­les que in­vo­lu­cra la pro­duc­ción. Fue muy di­fí­cil, pe­ro nos en­can­tó ver có­mo fun­cio­na y apren­der ca­da día. P: Tra­tar de en­con­trar el es­pí­ri­tu de un per­so­na­je más jo­ven, por­que te­nía que en­trar a sus men­tes y en­ten­der las de­ci­sio­nes que iban a to­mar. Tam­bién, trans­mi­tir esa vul­ne­ra­bi­li­dad tan pu­ra de enamo­rar­se y de­jar­te lle­var por tus ins­tin­tos y vi­brar con la ener­gía de un ado­les­cen­te.

¿Qué su­ce­día en el backs­ta­ge cuan­do gra­ba­ban las es­ce­nas más os­cu­ras?

S: Cuan­do es­tás en un buen set con gen­te tan ta­len­to­sa y pro­fe­sio­nal, por lo ge­ne­ral se ar­ma una at­mós­fe­ra de res­pe­to du­ran­te esas es­ce­nas, por­que son di­fí­ci­les y es com­pli­ca­do fil­mar­las. Fui­mos muy afor­tu­na­dos de que todo el equi­po y el elen­co fue­ran tan res­pe­tuo­sos en esos mo­men­tos y el pro­ce­so que tu­vi­mos que atra­ve­sar pa­ra lo­grar eso. P: Ade­más lo pa­sa­mos muy bien, por­que dis­fru­ta­mos nues­tro tra­ba­jo y lo que ha­ce­mos. Eso mis­mo se re­pli­có en el elen­co y el equi­po, y fue la tó­ni­ca du­ran­te to­da la pro­duc­ción. Nos reí­mos mu­cho, po­nía­mos mú­si­ca y bai­lá­ba­mos. La ver­dad es que fue muy di­ver­ti­do todo es­te via­je. ¿Tie­nen in­for­ma­ción so­bre una se­gun­da tem­po­ra­da de The In­no­cents? S: Ob­via­men­te quie­nes es­ta­mos in­vo­lu­cra­dos en la se­rie que­re­mos que ha­ya una se­gun­da par­te, pe­ro por el mo­men­to es­ta­mos con­cen­tra­dos en el lan­za­mien­to de la se­rie. La ver­dad es que es­tu­vi­mos mu­cho tiem­po tra­ba­jan­do en es­to, así que nos sen­ti­mos muy emo­cio­na­dos de que ha­ya vis­to la luz. Es­ta­mos fe­li­ces don­de es­ta­mos aho­ra.

Ade­más de pro­mo­cio­nar la se­rie, ¿qué pla­nean ha­cer du­ran­te el res­to del año?

S: Creo que me voy a to­mar un break, pa­ra vol­ver a an­ti­guos hob­bies, es­tu­diar fran­cés, o qui­zás prue­bo con co­sas dis­tin­tas por un tiem­po. P: Sí, yo igual. Aho­ra es­toy es­tu­dian­do es­pa­ñol y qui­zás bus­que al­go dis­tin­to pa­ra apren­der al­go nue­vo e ins­pi­rar­me en eso. Pe­ro, sin du­da voy a dis­fru­tar de es­te tiem­po li­bre an­tes de gra­bar la se­gun­da par­te, ja­ja­ja.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.