Mu­je­res en la Ar­ma­da

Re­vis­ta Va­ni­da­des tu­vo el pri­vi­le­gio de na­ve­gar en la tra­ve­sía que anual­men­te rea­li­za el Bu­que Es­cue­la Es­me­ral­da pa­ra ins­truir a sus guar­dia­ma­ri­nas. El hi­to no es me­nor, ya que se cum­plie­ron 10 años des­de la in­cor­po­ra­ción del pri­mer gru­po de mu­je­res a la

Vanidades (Chile) - - Contenido - POR HER­NÁN BA­RAHO­NA FOTOGRAFÍA SAR­GEN­TO SE­GUN­DO CAR­LOS OLI­VA­RES S. Y HER­NÁN BA­RAHO­NA CON HUA­WEI P10 PLUS AGRADECIMIENTOS CO­PA AIRLANES.

Rea­li­za­mos un tra­yec­to en el Bu­que Es­cue­la Es­me­ral­da pa­ra co­no­cer có­mo vi­ven las re­clu­tas.

Alas 12.00 h en pun­to del sá­ba­do 30 de sep­tiem­bre el Bu­que Es­cue­la Es­me­ral­da re­ca­ló en Val­pa­raí­so. En la ciu­dad puer­to, la “Da­ma Blan­ca” fue re­ci­bi­da por los pi­tos y las si­re­nas de las na­ves sur­tas en la bahía, y acom­pa­ña­da por una vein­te­na de em­bar­ca­cio­nes me­no­res que le da­ban la bien­ve­ni­da. En es­te viaje la “Da­ma Blan­ca” fi­na­li­zó su 62° Cru­ce­ro de Ins­truc­ción y na­ve­gó 14.168 mi­llas náu­ti­cas (equi­va­len­tes a más de 26 mil ki­ló­me­tros) en un to­tal de 146 días, vi­si­tan­do los puer­tos de Bal­boa (Pa­na­má), Nor­folk y Bos­ton (Es­ta­dos Uni­dos), Ha­li­fax, Sep-iles, Char­lot­te­town y Que­bec (Ca­na­dá), San Juan (Puer­to Ri­co), Car­ta­ge­na de In­dias (Co­lom­bia), Co­lón y Bal­boa (Pa­na­má). En es­ta opor­tu­ni­dad, la do­ta­ción es­tu­vo con­for­ma­da por 290 per­so­nas, de las cua­les 38 eran na­da más y na­da me­nos que mu­je­res. Va­ni­da­des tu­vo el pri­vi­le­gio de na­ve­gar un tra­yec­to con la tri­pu­la­ción, es­pe­cí­fi­ca­men­te la ru­ta que une Car­ta­ge­na de In­dias y el puer­to de Pa­na­má. Du­ran­te el viaje pu­di­mos co­no­cer el tes­ti­mo­nio y las his­to­rias de las mu­je­res chi­le­nas que se han he­cho a la mar, un hi­to que re­cién es­te año cum­ple una dé­ca­da y que per­mi­tió por pri­me­ra vez que las mu­je­res fue­ran par­te de la Ar­ma­da na­cio­nal.

Las trans­for­ma­cio­nes en las Fuer­zas Ar­ma­das co­men­za­ron a pro­yec­tar­se des­de la pre­si­den­cia de Ri­car­do Lagos (2000-2006), pe­ro el pro­ce­so se vio fa­vo­re­ci­do lue­go de la de­sig­na­ción de la pri­me­ra mu­jer al man­do de la car­te­ra de De­fen­sa, Mi­che­lle Ba­che­let. Lue­go la po­lí­ti­ca de gé­ne­ro mi­nis­te­rial se ace­le­ró con la elec­ción de la ex mi­nis­tra co­mo Pre­si­den­ta de Chi­le. Asi­mis­mo es­ti­mu­ló el pro­ce­so de in­te­gra­ción y la de­ter­mi­na­ción del Es­ta­do chi­leno a res­pon­der al lla­ma­do de las Na­cio­nes Uni­das a au­men­tar la do­ta­ción fe­me­ni­na en las Ope­ra­cio­nes de Paz.

En la Ar­ma­da la in­te­gra­ción de mu­je­res co­men­zó en enero de 2007, des­pués de 189 años de he­ge­mo­nía mas­cu­li­na. Ese año, por fin se per­mi­tió que la Es­cue­la Na­val tu­vie­ra a mu­je­res en­sa­yan­do nu­dos ma­ri­ne­ros en sus pa­tios, le­van­do an­clas e izan­do ve­las en los dis­tin­tos bu­ques de la Ar­ma­da chi­le­na. Las que en­ton­ces cam­bia­ron la his­to­ria de nues­tro país fue­ron 44 re­clu­tas fe­me­ni­nas que ese año ini­cia­ron su for­ma­ción co­mo ofi­cia­les de lí­nea, an­tes, a lo má­xi­mo que po­dían as­pi­rar las mu­je­res era a ser “ofi­cia­les de ser­vi­cio”, tí­tu­lo pa­ra quie­nes se in­te­gran co­mo pro­fe­sio­na­les, pe­ro que no les per­mi­te te­ner en el fu­tu­ro car­gos de man­do. Sin em­bar­go, aho­ra las mu­je­res que han en­tra­do a la Ar­ma­da no

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.