Com­ba­te la ce­lu­li­tis

SO­BRE LA PIEL DE NA­RAN­JA YA SE HA ES­CRI­TO MU­CHO. SIN EM­BAR­GO, PA­RE­CE QUE NO IM­POR­TAN LOS CON­SE­JOS QUE SI­GA­MOS, ¡SI­GUE AHÍ! POR ESO QUE­RE­MOS AYU­DAR­TE A QUE PON­GAS TO­DO TU EM­PE­ÑO EN COM­BA­TIR­LA DE UNA VEZ POR TO­DAS.

Vanidades (Chile) - - Contenido - POR MAG­DA­LE­NA PÉ­REZ

To­das sa­be­mos que es un des­agra­do en nues­tra piel, por eso te ayu­da­mos a eli­mi­nar­la.

La cla­ve pa­ra te­ner una piel fir­me, lisa y con bri­llo no se en­cuen­tra en los pro­duc­tos que usas, sino en tu es­ti­lo de vi­da y en el es­fuer­zo que ha­ces to­dos los días por cui­dar tu cuer­po y tu sa­lud. An­tes que usar la cre­ma más ca­ra o re­cu­rrir al bis­tu­rí, son los há­bi­tos los que lo­gran erra­di­car esos de­ta­lles que no nos en­can­tan de nues­tra fi­gu­ra. Sin em­bar­go, tam­bién es vi­tal es­tar cons­cien­tes de has­ta dón­de po­de­mos in­ter­ve­nir con pro­ce­sos que son por com­ple­to na­tu­ra­les, co­mo la pro­pia ce­lu­li­tis.

Se­gu­ra­men­te no sa­bías que es­ta es una en­fer­me­dad. Se tra­ta de un mal fun­cio­na­mien­to del te­ji­do fi­bro­so y de la cir­cu­la­ción, acom­pa­ña­do de hi­per­tro­fia adi­po­sa, lo que desa­rro­lla co­mo con­se­cuen­cia un ex­ce­so de cé­lu­las adi­po­sas que crean esa mo­les­ta apa­rien­cia de piel de na­ran­ja en zo­nas co­mo pier­nas, bra­zos, ab­do­men o glú­teos.

Y TÚ… ¿CÓ­MO TE CUI­DAS?

Co­mo ves, el ver­da­de­ro pro­ble­ma se en­cuen­tra en la ma­la cir­cu­la­ción, asi­mis­mo, hay fac­to­res ge­né­ti­cos y hor­mo­na­les con­tra los que pro­ba­ble­men­te sea más di­fí­cil lu­char. No obs­tan­te, tu es­ti­lo de vi­da es un fac­tor de­ter­mi­nan­te pa­ra la apa­ri­ción de la ce­lu­li­tis y ahí de­fi­ni­ti­va­men­te sí tie­nes el con­trol.

Pa­ra com­ba­tir­la des­de el in­te­rior, la nu­tri­ción es bá­si­ca y muy re­le­van­te. No se tra­ta de ini­ciar una die­ta muy es­tric­ta ni com­pli­ca­da, bas­ta que se­pas de qué for­ma al­gu­nos ali­men­tos im­pac­tan po­si­ti­va­men­te en tu or­ga­nis­mo y así ayu­dar­te a ga­nar es­ta lu­cha.

1

LI­MI­TA TU IN­GES­TA DE GRA­SAS MA­LAS

Una die­ta al­ta en ca­lo­rías y gra­sas ali­men­ta a las cé­lu­las adi­po­sas, así que tra­ta de evi­tar la co­mi­da fri­ta, em­bu­ti­dos, man­te­qui­lla y, por su­pues­to, los lác­teos en­te­ros.

2

TO­MA MU­CHA AGUA

El agua es una de las ma­yo­res alia­das de nues­tra piel, no so­la­men­te la man­tie­ne hi­dra­ta­da, sino que ayu­da a eli­mi­nar las to­xi­nas que fa­vo­re­cen la acu­mu­la­ción de gra­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.