BE­LLE­ZA CO­REA­NA

Women's Health (Chile) - - Portada - Por Tri­ni­dad Id, des­de Nue­va York.

Los pro­duc­tos asiá­ti­cos son un boom. Y des­de Nue­va York te

in­for­ma­mos cuá­les son los más po­pu­la­res. Haz es­ta ru­ti­na de nue­ve pa­sos

pa­ra lu­cir un ros­tro in­creí­ble.

1

2

3

4 Ha­ce unos años, una mar­ca de cui­da­do del pe­lo nos en­vió a va­rias afor­tu­na­das una nue­va lí­nea de cham­pú con un ges­to ex­tra: una mas­ca­ri­lla de “oro y co­lá­geno”. No me acuer­do có­mo eran los pro­duc­tos del pe­lo, pe­ro nun­ca – ja­más – ol­vi­dé el efec­to que tu­vo esa mas­ca­ri­lla en mi cara des­pués de 45 mi­nu­tos de ac­ción.

La piel era la mis­ma, pe­ro to­do se veía más ter­so, sua­ve y bri­llan­te (en el buen sen­ti­do, cla­ra­men­te). Mi piel no te­nía na­da en­ci­ma, pe­ro se veía me­jor que nun­ca. Cal­ma­da, ter­sa y des­pier­ta. Me pro­me­tí se­guir­le la hue­lla a es­ta ma­ra­vi­lla de des­cu­bri­mien­to.

No es una sor­pre­sa la piel de por­ce­la­na de las asiá­ti­cas, es­pe­cí­fi­ca­men­te de las mu­je­res co­rea­nas. En­vi­dia­mos des­de le­jos su ma­ne­ra atem­po­ral de en­fren­tar el pa­so de los años y la ca­pa­ci­dad asom­bro­sa de te­ner una piel que pa­re­cie­se no vi­vir ba­jo el es­trés dia­rio de la vi­da. No en­ten­de­mos có­mo no se for­man sur­cos,

5

6

7 arru­gas ni lí­neas, có­mo sus pó­mu­los es­tán siem­pre bri­llan­tes y sus fren­tes ter­sas y pla­nas sin ma­yor es­fuer­zo. Mi fas­ci­na­ción por la be­lle­za co­rea­na na­ció gra­cias a es­ta mas­ca­ri­lla, las que son una prác­ti­ca ca­si tan co­mún co­mo ir a ha­cer­se las uñas. Las co­rea­nas son las ver­da­de­ras ma­dres de las hoy co­no­ci­das BB cream.

Las ca­de­nas in­ter­na­cio­na­les de be­lle­za si­guen siem­pre muy de cer­ca los pa­sos del mer­ca­do co­reano pa­ra imi­tar su in­ne­ga­ble ven­ta­ja en cuan­to a re­sul­ta­dos.

El se­cre­to, al pa­re­cer, es acer­car­se a lo na­tu­ral. Los in­gre­dien­tes ac­ti­vos de la ma­yo­ría de las cre­mas, sé­rums y lim­pia­do­res, in­de­pen­dien­tes de la mar­ca que se uti­li­ce, son aloe ve­ra, gin­seng, ca­lén­du­la, ba­ba de ca­ra­col, co­lá­geno ma­rino, áci­do hia­lu­ró­ni­co, bao­bab y el po­de­ro­so acei­te de ar­gán.

Ade­más de las mas­ca­ri­llas y los com­po­nen­tes de sus pro­duc­tos, es muy fa­mo­sa la ru­ti­na de los ocho o 10 pa­sos

8

La po­pu­la­ri­dad de la K-beauty cre­ce y cre­ce. Pa­ra las mu­je­res de to­do el mun­do es esen­cial man­te­ner una piel del ros­tro fir­me y radiante. Y las asiá­ti­cas, so­bre to­do las de Co­rea, son un gran ejem­plo a se­guir. Co­no­ce de qué tra­ta la Ko­rean Beauty y

si­gue los con­se­jos de es­tas sa­bias ex­per­tas de be­lle­za.

que las co­rea­nas si­guen ri­gu­ro­sa­men­te ca­da no­che an­tes de ter­mi­nar sus días, y que in­clu­ye lim­piar la piel no una, sino dos ve­ces. Al­go que sue­na co­mo una tor­tu­ra pe­ro que, al pa­re­cer, ha­ce sen­ti­do a la ho­ra de es­pe­rar re­sul­ta­dos no­to­rios.

Mi­che­lle Kim, vi­ce­pre­si­den­ta de Shi­ne 32, quien tie­ne la re­pre­sen­ta­ción de mar­cas co­mo Tony Moly o Sky­la­ke en EE.UU., con­fie­sa que el K-beauty (Ko­rean Beauty) es­tá en ex­pan­sión y eso se de­be a sus in­creí­bles re­sul­ta­dos ver­sus lo com­pe­ti­ti­vo de sus pre­cios: “Los co­rea­nos so­mos los pri­me­ros que in­ven­ta­mos las BB cream, y siem­pre es Oc­ci­den­te el que nos mi­ra pa­ra ver qué es lo que vie­ne. Di­cen que Miss­ha (mar­ca co­rea­na de ven­ta in­ter­na­cio­nal) le co­pia a L’oréal por­que se ven muy si­mi­la­res, pe­ro en reali­dad es to­do lo con­tra­rio. Nues­tras BB cream no tie­nen un par de años en el mer­ca­do, sino dé­ca­das”. Sky­la­ke es una pe­que­ña mar­ca con en­fo­que na­tu­ral, al igual que ca­si to­das

las mar­cas co­rea­nas, pe­ro con es­pe­cial én­fa­sis en las aguas ter­ma­les de Co­rea, las que po­seen ma­gis­tra­les efec­tos cu­ra­do­res y re­ju­ve­ne­ce­do­res. Su­ma­do a la uti­li­za­ción de es­tas aguas ter­ma­les con más de 1.700 años de an­ti­güe­dad, la mar­ca fer­men­ta más de 18 in­gre­dien­tes por 90 días, pa­ra des­pués uti­li­zar el re­sul­ta­do fi­nal del des­ti­la­do. Uno de sus pro­duc­tos es­tre­lla es su va­po­ri­za­dor y tó­ni­co ab­so­lu­ta­men­te co­mes­ti­ble, ya que no con­tie­ne quí­mi­cos o al­cohol.

Tony Moly es el Sep­ho­ra de Co­rea del

Sur, y sus in­gre­dien­tes se com­bi­nan con di­se­ños y en­va­ses tan lin­dos y cui­da­dos que pue­den has­ta pa­sar co­mo un ob­je­to de de­co­ra­ción. Skin Food tam­bién juega con su pac­ka­ging y nom­bre, ya que pro­vo­ca unas ga­nas de co­mer­se lo que uno tie­ne que echar­se en la piel. Pe­ro el ver­da­de­ro tras­fon­do y lo que quiere re­fle­jar la mar­ca es que te­ne­mos que en­fo­car­nos en los nu­trien­tes na­tu­ra­les y or­gá­ni­cos que nos da nues­tro pla­ne­ta. Na­tu­re Re­pu­blic es otro gi­gan­te asiá­ti­co cuan­do se tra­ta de la be­lle­za na­tu­ral. Abrió sus puer­tas en pleno ba­rrio uni­ver­si­ta­rio neo­yor­quino ha­ce seis me­ses y ya inau­gu­ra­ron dos tien­das más al­re­de­dor de la ciu­dad. Su sto­re ma­na­ger Hei­di Choi, quien, ade­más, tra­ba­jó por años en Kiehl’s, en­tien­de que tie­ne un pro­duc­to muy atrac­ti­vo en un mer­ca­do que ca­da vez es­ta más an­sio­so por te­ner los se­cre­tos del Orien­te. Choi ase­gu­ra que “no es ne­ce­sa­rio rea­li­zar los ocho a 10 pa­sos que mu­chas co­rea­nas cum­plen sa­gra­da­men­te, pe­ro sí exis­ten co­sas cla­ves que no­so­tras sí ha­ce­mos, sin im­por­tar si en Oc­ci­den­te no se la da mu­cha im­por­tan­cia”.

Pa­re­cie­ra que en Oc­ci­den­te las mu­je­res es­tán más preo­cu­pa­das de cu­brir su pro­pia piel con un sin­fín de ma­qui­lla­je, y de­jan de la­do el que­rer mos­trar, de la me­jor ma­ne­ra po­si­ble, la piel y ros­tro que la vi­da les dio de for­ma na­tu­ral.

Es­ta es, sin lu­gar a du­das, la lec­ción más im­por­tan­te que te­ne­mos pa­ra imi­tar de las mu­je­res co­rea­nas.

LÉEME PRI­ME­RO SI…

Ne­ce­si­tas cam­biar tu ru­ti­na

de be­lle­za

1.Emul­sión Aloe Ve­ra, Na­tu­re Re­pu­blic. 2. Lim­pia­dor Dúo Gel, Lang. 3. Ar­gan 20 Cre­ma de no­che, Na­tu­re Re­pu­blic. 4. Mas­ca­ri­lla en ba­se a acei­te de té de ár­bol, Sky­la­ke.

5. Mas­ca­ri­lla de azú­car mo­re­na, Skin Food. 6. Emul­sión de le­che de ca­bra, Tony Moly.

7. Aqua Cream cre­ma de día, Sky­la­ke. 8. Se­rum de ca­lén­du­la, The Fa­ce Shop.

1. Se­rum de Ca­lén­du­la, The Fa­ce Shop.

2. Emul­sión Aloe Ve­ra, Na­tu­re Re­pu­blic. Te­ner una piel co­mo las co­rea­nas no es im­po­si­ble, pe­ro es im­por­tan­te en­ten­der que la me­ta fi­nal es te­ner una com­ple­xión de piel radiante y ter­sa, sin usar tan­tos cos­mé­ti­cos. La cla­ve pa­re­ce ser sim­ple: una die­ta o ru­ti­na de be­lle­za que in­clu­ya me­nos quí­mi­cos, más lim­pie­za, más hi­dra­ta­ción y mu­cha dis­ci­pli­na.

Mas­ca­ri­lla Gin­seng con pol­vo de oro, Na­tu­re Re­pu­blic.

1. Mas­ca­ri­lla fa­cial

Hy­dro Gel con Gin­seng, Masks­heets.com

2. Mas­ca­ri­lla fa­cial con ba­ba de ca­ra­col, Na­tu­re Re­pu­blic. 3. Mas­ca­ri­lla fa­cial pa­ra la elas­ti­ci­dad con hier­bas. co­rea­nas, Sky­la­ke.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.