NO­TI­CIAS DE ÚL­TI­MA HO­RA

(kum­be­le­le.com). (my­cof­fee­box.com) com. en­via­flo­res.

Women's Health (Chile) - - Portada -

LAS TRO­TA­MUN­DOS Las bol­sas de la mar­ca Kum­be­le­le son per­fec­tas no so­lo pa­ra ha­cer yo­ga, sino tam­bién pa­ra ca­da uno de tus via­jes. Sus pie­zas es­tán he­chas a mano y fa­bri­ca­das con bor­da­dos pro­ve­nien­tes de

dis­tin­tas co­mu­ni­da­des co­mo Oa­xa­ca y Gue­rre­ro.

Cuen­tan con va­rios mo­de­los, des­de mo­chi­las has­ta pe­que­ños clut­ches, idea­les pa­ra guar­dar el pa­sa­por­te y tus bo­le­tos

INSERCIÓN: In­ves­ti­ga­do­res de la In­dia y de la Uni­ver­si­dad de Stan­ford crea­ron una he­rra­mien­ta que po­dría per­mi­tir­te in­ser­tar el dis­po­si­ti­vo por ti mis­ma. El DIU es­tá anexo a un tu­bo apli­ca­dor, ha­cien­do que sea sim­ple co­lo­car­lo den­tro del úte­ro sin to­car­lo y con po­co ries­go de in­fec­ción. Aun­que aún no es­tá dis­po­ni­ble, sin du­da re­cor­ta­rá al­gu­nas vis­tas al gi­ne­có­lo­go en tu fu­tu­ro pró­xi­mo. LAS ADIC­TAS AL CA­FÉ Es­te re­ga­lo no so­lo le vie­ne bien a tu co­ra­zón, tam­bién ayu­da a cien­tos de pe­que­ños pro­duc­to­res. My Cof­fe Box

es una em­pre­sa que se de­di­ca a ven­der ca­fé or­gá­ni­co en lí­nea, tie­nen va­rias mar­cas

que va­rían se­gún su productor. Es el re­ga­lo per­fec­to pa­ra cual­quier aman­te de es­ta be­bi­da, po­drás ele­gir en­tre una enor­me ga­ma con lin­das

pre­sen­ta­cio­nes y lle­ga di­rec­to a tu ca­sa o a la de esa

per­so­na es­pe­cial. LAS AMAN­TES DE LA

PRI­MA­VE­RA

En oca­sio­nes es di­fí­cil te­ner de­ta­lles con las

per­so­nas que se en­cuen­tran le­jos, pe­ro con la ma­gia del in­ter­net to­do

es po­si­ble, has­ta en­viar flo­res. Si bus­cas un re­ga­lo lin­do y clá­si­co, una bue­na op­ción es mi­rar en­tre los mi­les de arre­glos flo­ra­les que hay en

Aquí, po­drás se­lec­cio­nar cual­quier en­ti­dad de Mé­xi­co pa­ra ha­cer lle­gar tu do­sis de ale­gría, la dis­tan­cia ya no

es ex­cu­sa. Los an­ti­con­cep­ti­vos de lar­ga du­ra­ción es­tán de mo­da: en Es­ta­dos Uni­dos, los Cen­tros pa­ra el Con­trol y Pre­ven­ción de En­fer­me­da­des re­por­tan que el uso de dis­po­si­ti­vos in­tra­ute­ri­nos se ha quin­tu­pli­ca­do en los úl­ti­mos 10 años. ¿No eres fan del DIU? En­ton­ces no te pue­des per­der las nue­vas no­ti­cias so­bre es­te mé­to­do a prue­ba de be­bés.

EX­TRAC­CIÓN: Las his­to­rias so­bre co­mo ex­traer el DIU por ti mis­ma se han vuel­to po­pu­la­res en Youtu­be, pe­ro es­te no es el ti­po de ma­nua­li­dad que en­tra den­tro de la ca­te­go­ría “há­ga­lo us­ted mis­ma”. “El DIU pue­de in­crus­tar­se en el úte­ro o el cue­llo del mis­mo y si ja­las de­ma­sia­do fuer­te po­drías rom­per el hi­lo al que es­tá su­je­to o da­ñar te­ji­do”, co­men­ta la gi­ne­có­lo­ga obs­te­tra Dia­na Ra­mos, pro­fe­so­ra en la Uni­ver­si­dad de Ca­ro­li­na del Nor­te. Así que la vi­si­ta al doc­tor pa­ra es­ta par­te no es ne­go­cia­ble.

Zar­za­mo­ras

Fre­sas

Nue­ces

UN PA­QUE­TE DE CUI­DA­DOS POR Y PA­RA EL

CO­RA­ZÓN.

CO­SAS RA­RAS QUE FUN­CIO­NAN.

Con­si­dé­ra­lo la in­ver­sión más sa­lu­da­ble: un es­tu­dio rea­li­za­do por la Uni­ver­si­dad de Bri­tish Co­lum­bia en­con­tró que quie­nes gas­ta­ban el equi­va­len­te a 700 pe­sos en otra per­so­na, te­nían la pre­sión ar­te­rial mu­cho más ba­ja en com­pa­ra­ción de aque­llos que com­pra­ban pa­ra sí mis­mos. In­ver­tir un po­co en tus se­res que­ri­dos ale­gra­rá un co­ra­zón (y po­si­ble­men­te sal­va­rá el tu­yo). Con­si­de­ra es­tas ideas de re­ga­los.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.