EN­TRE­NA­MIEN­TO TA­BA­TA

Women's Health (Chile) - - Portada -

pri­me­ro por sa­lud, des­pués por­que la ima­gen es par­te de su ca­rre­ra y te­ner la mo­ti­va­ción de ha­cer la por­ta­da de Wo­men’s Health le ayu­dó mu­chí­si­mo, “me emo­cio­nó, me mo­ti­vó y me die­ron ga­nas de se­guir así aun des­pués de la por­ta­da”, nos co­men­ta.

Pa­ra Litzy, el as­pec­to emo­cio­nal es fun­da­men­tal, “cuan­do no ten­go es­ta­bi­li­dad, hay al­gún pro­ble­ma fa­mi­liar o pa­so mu­cho tiem­po sin ver a mi fa­mi­lia o mi pa­re­ja, eso me afec­ta mu­cho, me pro­vo­ca an­sie­dad y ha­ce que em­pie­ce a co­mer lo que no de­be­ría”.

Litzy es­tá aho­ra mu­cho más re­con­ci­lia­da con el ejer­ci­cio, “siem­pre el arran­que me cues­ta tra­ba­jo, pe­ro una vez que aga­rro el rit­mo le to­mo gus­to y, cuan­do veo, ya lle­vo tres ho­ras en el gim­na­sio, sin­tién­do­me bien y con una sa­tis­fac­ción in­creí­ble. Aho­ra creo que ya no po­dré de­jar el ejer­ci­cio por el res­to de mi vi­da”.

“Soy ac­triz y to­do el tiem­po es­toy ju­gan­do con mis emo­cio­nes, pe­ro ac­tual­men­te tra­to de te­ner mu­cho más cons­cien­cia de ello, iden­ti­fi­car lo que me es­tá afec­tan­do y cuan­do sien­to que se me an­to­ja­ron unas pa­pi­tas re­fle­xiono y me pre­gun­to ‘¿quie­ro co­mer por­que es­toy pen­san­do en es­te te­ma? Eso no me va a lle­var a na­da’. En­ton­ces pa­ro, me ha­go la lo­ca, to­mo agua y de­ci­do no sa­car por ahí mis emo­cio­nes”, di­ce con fir­me­za.

“Me en­te­ro de mis lla­ma­dos una no­che an­tes, co­mo a las ocho, eso ha­ce que no pue­da pro­gra­mar mi vi­da y to­do el mun­do la­bo­ra en tra­ba­jos nor­ma­les con ho­ra­rios nor­ma­les, en­ton­ces lo que ha­go en mis días li­bres es apro­ve­char pa­ra dor­mir ocho ho­ras, por­que siem­pre duer­mo cua­tro a cin­co, desa­yuno tran­qui­la, me voy al ci­ne, me pon­go a leer guio­nes nue­vos, me voy con mi no­vio a dar la vuel­ta o co­mer a al­gún res­tau­ran­te, veo a al­guno de mis her­ma­nos si es­tán li­bres y me voy in­ven­tan­do el día so­bre la mar­cha”, di­ce Litzy.

Cuan­do tie­ne lla­ma­do, es­tá des­pier­ta des­de las seis de la ma­ña­na, las lo­ca­cio­nes ge­ne­ral­men­te son muy le­jos, “to­do el día en tacones, co­rrien­do en­tre ba­la­zos, es­toy gra­ban­do una se­rie de ac­ción que re­quie­re mu­cha con­cen­tra­ción y emo­cio­nes fuer­tes. Los lla­ma­dos du­ran de 12 a 15 ho­ras, a ve­ces gra­ba­mos los sá­ba­dos y nun­ca sa­bes cuán­do te va a to­car, así que voy vi­vien­do día a día”. Litzy em­pe­zó su ca­rre­ra sien­do muy ni­ña, lle­va mu­chos años en el me­dio y ha te­ni­do mu­cha suer­te con la pren­sa y el pú­bli­co, que son muy ca­ri­ño­sos con ella, “no re­ci­bo mu­chos ata­ques, pe­ro nun­ca fal­ta el troll en in­ter­net que se po­ne a de­cir ‘Litzy es­tá gor­da’”. Pa­ra evi­tar que es­tos asun­tos le afec­ten, “tra­to de es­cu­char a la gen­te que me ama, que me di­ce las co­sas con cri­te­rio e in­te­li­gen­cia y que sé que lo di­ce por mi bien, eso lo re­ci­bo y em­pie­zo a ha­cer cam­bios po­co a po­co”. Cuan­do hay crí­ti­cas o ata­ques de des­co­no­ci­dos, “mue­ro de ri­sa, lo re­cha­zo y me ima­gino al ti­po atrás del ce­lu­lar, acom­ple­ja­do ha­cien­do ma­los co­men­ta­rios, no sé qué ga­nan”. Des­pués de 20 años de ca­rre­ra y de no ha­ber caí­do en

Kei­ji di­se­ñó es­te pro­gra­ma pen­san­do en el ob­je­ti­vo de Litzy, de per­der gra­sa en la zo­na cen­tral del cuer­po y de­fi­nir pier­nas y glú­teos. Pa­ra es­to, ella tie­ne que ha­cer ca­da ejer­ci­cio en blo­ques de 20 se­gun­dos de es­fuer­zo se­gui­dos de 10 de des­can­so. Re­pe­tir es­to ocho ve­ces has­ta com­ple­tar cua­tro mi­nu­tos del mis­mo ejer­ci­cio, al ter­mi­nar, re­cu­pe­rar­se un mi­nu­to y ha­cer la si­guien­te ru­ti­na. ex­tre­mos, Litzy se sien­te sa­tis­fe­cha so­bre có­mo se ha ma­ne­ja­do, “hay que en­con­trar un pun­to me­dio, me gus­ta es­to del ejer­ci­cio, co­mer sano y de re­pen­te dar­me mis gus­ti­tos, pe­ro des­pués re­gre­sar a la ru­ti­na, eso es vi­da pa­ra mí, te­ner un po­qui­to de to­dos los mun­dos y ser una per­so­na sa­na y nor­mal”.

EQUI­LI­BRIO EMO­CIO­NAL

EL EN­TRE­NA­MIEN­TO

LAS EMO­CIO­NES

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.