Sa­lud­de­ba­te A LA LUZ

Women's Health (Chile) - - Portada -

Sin bus­car­lo en Goo­gle, ¿po­drías ex­pli­car un aneu­ris­ma ce­re­bral? El 93% de los es­ta­dou­ni­den­ses re­por­ta­ron sa­ber muy po­co o na­da so­bre es­ta con­di­ción. Pe­ro su­ce­de uno ca­da 18 mi­nu­tos, son más co­mu­nes en mu­je­res que hom­bres, y su re­sul­ta­do pue­de ser mor­tal. Pon­ga­mos los he­chos a la luz: es­ta pro­tu­be­ran­cia dé­bil en uno de los va­sos san­guí­neos de tu cerebro pue­de cre­cer con el tiempo y even­tual­men­te rom­per­se, cau­san­do una he­mo­rra­gia po­ten­cial­men­te mor­tal. Un his­to­rial fa­mi­liar (dos o más pa­rien­tes con un aneu­ris­ma ce­re­bral) y cier­tos des­ór­de­nes que afec­tan la co­nec­ti­vi­dad del te­ji­do, co­mo la en­fer­me­dad re­nal po­li­quís­ti­ca, son fac­to­res de ries­go ma­yor; la obe­si­dad, fu­mar, el abu­so de dro­gas o al­cohol, y una pre­sión ar­te­rial al­ta pue­den tam­bién au­men­tar tus po­si­bi­li­da­des. Cuan­do el aneu­ris­ma es­tá in­tac­to, los sín­to­mas son ais­la­dos; un re­pen­tino y se­ve­ro do­lor de ca­be­za es el signo más co­mún de una rup­tu­ra. Otras pis­tas: do­lor de cue­llo de la na­da, sen­si­bi­li­dad a la luz, náu­seas o vó­mi­to, vi­sión bo­rro­sa, y con­fu­sión. Es­to sig­ni­fi­ca que es tiempo de ir a la sa­la de ur­gen­cias. Una vez que se de­to­na ca­da se­gun­do cuen­ta.

HER­MO­SO, PE­RO YA CÁMBIALO. La ma­yo­ría de los mé­di­cos han te­ni­do pa­cien­tes fa­vo­ri­tos, revela un nue­vo es­tu­dio de la Uni­ver­si­dad Johns Hop­kins. “Y ser uno de ellos pue­de sig­ni­fi­car que te de­vuel­va la lla­ma­da mu­cho más rá­pi­do o te de una ci­ta an­tes”, di­ce Sha­ron Berg­quist, mé­di­co de pri­me­ros au­xi­lios de la Uni­ver­si­dad de Emory. Aquí las cla­ves para es­tar en la lis­ta de fa­vo­ri­tos de tu mé­di­co, sin man­za­nas in­vo­lu­cra­das.

NO TE PORTES CO­MO SI CUI­DA TUS MODALES. TO­MA UN TRANQUILIZANTE. FUE­RAN AMI­GOS DEL AL­MA. Di­le un sim­ple “gra­cias” a to­dos “Te­ne­mos que prio­ri­zar a los más Si tie­nes una lis­ta de pro­ble­mas, los miem­bros del equi­po (des­de en­fer­mos, para que sean aten­di­dos ir­te por la tan­gen­te (co­mo en­tre­gar el es­cri­to­rio de re­cep­ción y más pri­me­ro,” di­ce Berg­quist. Ser de­ta­lles de tu fies­ta de ma­tri­mo­nio) allá) y tu mé­di­co lo no­ta­rá. Es­ta­rás rea­lis­ta so­bre de la ra­pi­dez con la no es un uso efi­cien­te del mos­tran­do res­pe­to por el que el con­sul­to­rio de tu mé­di­co tiempo, y eso pue­de irri­tar a tu equi­po, lo que pue­de dar­te pun­tos pue­de, por ejem­plo, de­vol­ver los mé­di­co. Lle­ga a la con­sul­ta con las para que, a cam­bio, él te re­sul­ta­dos de tus aná­li­sis, pue­de pre­gun­tas pre­pa­ra­das. apre­cie un po­co más. po­ner­te en el cua­dro de ho­nor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.