ESTIRA

Women's Health (Chile) - - Portada -

To­dos sa­be­mos que prac­ti­car yo­ga es bueno pa­ra el cuer­po y, re­sul­ta que, tam­po­co es­tá de más pa­ra la men­te y la piel. Esa om­ni­pre­sen­te pos­tu­ra vien­do ha­cia aba­jo ace­le­ra el flu­jo san­guí­neo y la re­ge­ne­ra­ción de la piel, mien­tras que las pos­tu­ras de tor­sión pue­den ayu­dar con la sa­lud di­ges­ti­va (a me­nu­do la fuen­te de los pro­ble­mas en la piel) y la de la mon­ta­ña -al re­que­rir que el cuer­po se con­cen­tre en res­pi­ra­cio­nes pro­fun­das y rít­mi­cas- crea un flu­jo de oxí­geno que pue­de ayu­dar al cuer­po a eli­mi­nar cual­quier to­xi­na. “La ma­yo­ría de las pos­tu­ras de yo­ga au­men­tan la cir­cu­la­ción san­guí­nea, lo que con­tri­bu­ye a des­in­to­xi­car el cuer­po lo­gran­do una piel bri­llan­te”, agre­ga Rus­sak.

Pa­ra De­si­ree Pais, fun­da­do­ra de Bens­hen Skin­ca­re, su prác­ti­ca dia­ria de Kun­da­li­ni (un ti­po de yo­ga que fu­sio­na el mo­vi­mien­to, la me­di­ta­ción y la res­pi­ra­ción di­ná­mi­ca) no so­lo ha bo­rra­do su pro­ble­ma de ac­né, sino que tam­bién le ha pro­por­cio­na­do un re­ajus­te men­tal, emo­cio­nal y ener­gé­ti­co. “El Kun­da­li­ni es mi se­cre­to pre­vio a una ci­ta, te ha­ce pa­re­cer más jo­ven y más bri­llan­te, y es­tás en con­tac­to con tu pro­pio po­der pa­ra que pro­yec­tes mu­cha con­fian­za”, ex­pli­ca. “For­ta­le­ce el sis­te­ma ner­vio­so pa­ra que po­da­mos ma­ne­jar las de­man­das de la vi­da co­ti­dia­na, sin te­ner los pro­ble­mas hor­mo­na­les, in­du­ci­dos por el es­trés, que nos en­ve­je­cen más rá­pi­do”. “La in­ves­ti­ga­ción su­gie­re que el yo­ga es­ti­mu­la la ac­ti­vi­dad del sis­te­ma ner­vio­so pa­ra­sim­pá­ti­co, la par­te que nos ayu­da a des­ace­le­rar­nos y re­la­jar­nos”, di­ce Ge­ralyn Coo­pers­mith, fi­sió­lo­ga del ejer­ci­cio de Ni­ke. “Los al­tos ni­ve­les de es­trés se aso­cian con el en­ve­je­ci­mien­to pre­ma­tu­ro de las cé­lu­las y la muer­te ce­lu­lar, por lo que cual­quier co­sa que re­tra­se ese pro­ce­so tie­ne be­ne­fi­cios an­ti­en­ve­je­ci­mien­to”.

Vi­vir en Nue­va York, una ciudad de ocho mi­llo­nes de per­so­nas, pue­de ha­cer di­fí­cil en­con­trar

tiem­po a so­las; sin em­bar­go, Bree bus­ca la

ma­ne­ra. “Cuan­do co­men­cé a me­di­tar, me la

pa­sa­ba pen­san­do: ¿Es­ta­ré ha­cien­do es­to

bien? ¿Ya es­toy me­di­tan­do? Creo que sí, pe­ro ¡no ten­go ni idea! Lo más im­por­tan­te es te­ner

ese tiem­po pa­ra ti; ne­ce­si­tas en­con­trar­lo pa­ra ren­dir al má­xi­mo”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.