La vi­da des­pués del TPP

El nue­vo es­ce­na­rio po­dría ser la opor­tu­ni­dad pa­ra re­for­zar la re­la­ción de Chi­le, Pe­rú y Mé­xi­co con Chi­na

China Today (Spanish) - - CHINA HOY ÍNDICE - Por MI­CHAEL ZÁ­RA­TE

El Ga­llo de Fue­go lle­gó con no­ti­cias can­den­tes. Cin­co días an­tes de que una par­te del mun­do ce­le­bra­ra el Año Nue­vo Chino, el fla­man­te pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos, Do­nald Trump, de­ci­dió po­ner fin a la par­ti­ci­pa­ción de su país en el Acuer­do Trans­pa­cí­fi­co de Coope­ra­ción Eco­nó­mi­ca (TPP, por sus si­glas en in­glés), al cual se ha­bían ad­he­ri­do 12 paí­ses, en­tre ellos Chi­le, Pe­rú y Mé­xi­co. La de­ci­sión de la ad­mi­nis­tra­ción Trump –sor­pre­si­va no por la me­di­da en sí, sino por la ra­pi­dez con que se to­mó– obli­ga a aque­llas na­cio­nes la­ti­noa­me­ri­ca­nas a re­for­mu­lar sus agen­das co­mer­cia­les, y Chi­na ha si­do men­cio­na­da co­mo el país que po­dría lle­nar el va­cío de­ja­do por EE. UU.

El Ga­llo de Fue­go lle­gó con no­ti­cias can­den­tes. Cin­co días an­tes de que una par­te del mun­do ce­le­bra­ra el Año Nue­vo Chino, el fla­man­te pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos, Do­nald Trump, de­ci­dió po­ner fin a la par­ti­ci­pa­ción de su país en el Acuer­do Trans­pa­cí­fi­co de Coope­ra­ción Eco­nó­mi­ca (TPP, por sus si­glas en in­glés), al cual se ha­bían ad­he­ri­do 12 paí­ses, en­tre ellos Chi­le, Pe­rú y Mé­xi­co. La de­ci­sión de la ad­mi­nis­tra­ción Trump –sor­pre­si­va no por la me­di­da en sí, sino por la ra­pi­dez con que se to­mó– obli­ga a aque­llas na­cio­nes la­ti­noa­me­ri­ca­nas a re­for­mu­lar sus agen­das co­mer­cia­les, y Chi­na ha si­do men­cio­na­da co­mo el país que po­dría lle­nar el va­cío de­ja­do por EE. UU.

Glo­ba­li­za­ción y li­bre co­mer­cio

La re­fe­ren­cia a Chi­na no es gra­tui­ta. El 17 de enero, en su pri­mer via­je al ex­te­rior de 2017, el pre­si­den­te chino, Xi Jin­ping, asis­tió al Fo­ro Eco­nó­mi­co Mun­dial en Da­vos (Sui­za), don­de de­fen­dió la glo­ba­li­za­ción y el li­bre co­mer­cio, en mo­men­tos en los que los ai­res pro­tec­cio­nis­tas so­plan fuer­te­men­te. “Su de­fen­sa de la glo­ba­li­za­ción eco­nó­mi­ca y su com­pro­mi­so con una aper­tu­ra in­clu­si­va y jus­ta de Chi­na han si­do muy im­por­tan­tes”, sos­tu­vo Vic­tor Chu, pre­si­den­te de la fir­ma de in­ver­sión hong­ko­ne­sa First Eas­tern In­vest­ment Group y asis­ten­te al Fo­ro de Da­vos por 23 años con­se­cu­ti­vos, en de­cla­ra­cio­nes al se­ma­na­rio chino Cai­xin.

Por esa mis­ma sen­da se pro­nun­ció el pri­mer mi­nis­tro chino, Li Ke­qiang, quien por esos días pu­bli­có un ar­tícu­lo en la re­vis­ta Bloom­berg Bu­si­ness­week en de­fen­sa del li­bre co­mer­cio. “Es pre­fe­ri­ble que los paí­ses co­mer­cien mer­can­cías, ser­vi­cios y bo­nos a tra­vés de aso­cia­cio­nes de in­ver­sión, a que in­ter­cam­bien de­nun­cias y creen obs­tácu­los”, pun­tua­li­zó Li, quien tam­bién con­ver­só te­le­fó­ni­ca­men­te con la can­ci­ller ale­ma­na, An­ge­la Mer­kel, pa­ra ex­pre­sar­le la ne­ce­si­dad de ga­ran­ti­zar el sis­te­ma eco­nó­mi­co in­ter­na­cio­nal.

La po­si­ción del Go­bierno chino ha he­cho que hoy se es­té dis­cu­tien­do la po­si­bi­li­dad de re­for­mar el mor­tal­men­te he­ri­do TPP con una in­clu­sión de Chi­na. De he­cho, uno de los que lo ha plan­tea­do ha si­do el pri­mer mi­nis­tro de Aus­tra­lia, Mal­colm Turn­bull, aun­que ello “es po­co pro­ba­ble”, re­fi­rió Huo Jian­guo, in­ves­ti­ga­dor de la Aca­de­mia Chi­na de Co­mer­cio In­ter­na­cio­nal y Coope­ra­ción Eco­nó­mi­ca. Del mis­mo pa­re­cer es el mi­nis­tro de Co­mer­cio Ex­te­rior de Pe­rú, Eduar­do Fe­rrey­ros, quien ha de­cla­ra­do: “Es muy di­fí­cil que un país (co­mo Chi­na) que no par­ti­ci­pó en el pro­ce­so de ges­ta­ción del TPP en­tre y se ad­hie­ra. Pa­ra que es­to ocu­rra, lo más pro­ba­ble es que de­ba ini­ciar­se una nue­va ne­go­cia­ción, al­go muy com­ple­jo”.

Sin em­bar­go, Chi­na vie­ne im­pul­san­do des­de ha­ce un tiem­po la Aso­cia­ción Eco­nó­mi­ca Re­gio­nal In­te­gral (RCEP, por sus si­glas en in­glés), com­pues­ta por 16 paí­ses, así co­mo la crea­ción de la Zo­na de Li­bre Co­mer­cio Asia-Pa­cí­fi­co (FTAAP). La de­ci­sión de Es­ta­dos Uni­dos de aban­do­nar el TPP po­dría abrir­le la puer­ta a Chi­na pa­ra ne­go­ciar un gran acuer­do co­mer­cial con otras na­cio­nes asiá­ti­cas. Pe­ro, ¿qué po­dría ocu­rrir con Chi­le, Pe­rú y Mé­xi­co?

Chi­le y Pe­rú: los TLC co­mo de­fen­sa

En diá­lo­go con Chi­na Hoy, el es­pe­cia­lis­ta chi­leno An­drés Bór­quez, can­di­da­to a doc­tor en Po­lí­ti­cas In­ter­na­cio­na­les de la Uni­ver­si­dad Fu­dan (Shang­hai), sos­tie­ne que pri­me­ro se de­be ha­cer una dis­tin-

ción en­tre los acuer­dos de li­bre co­mer­cio bi­la­te­ra­les y aque­llos mul­ti­la­te­ra­les. A pe­sar de que am­bos son di­se­ña­dos pa­ra eli­mi­nar ba­rre­ras y ta­ri­fas co­mer­cia­les, los pri­me­ros jue­gan un rol más téc­ni­co y se fo­ca­li­zan en los in­tere­ses es­pe­cí­fi­cos de las dos na­cio­nes fir­man­tes. “Por el con­tra­rio, los se­gun­dos (co­mo el TPP) po­seen un rol más po­lí­ti­co y bus­can es­ta­ble­cer las ba­ses pa­ra la go­ber­nan­za glo­bal en ma­te­ria de co­mer­cio ex­te­rior”, ex­pli­ca Bór­quez.

Chi­le fue el país pionero en Amé­ri­ca La­ti­na en bus­car alian­zas co­mer­cia­les más allá de EE. UU. y Eu­ro­pa. Por ello, el re­ti­ro de Was­hing­ton del TPP no le afec­ta­ría tan­to, en vis­ta de que tie­ne ya acuer­dos de li­bre co­mer­cio fir­ma­dos prác­ti­ca­men­te con to­dos los paí­ses de Asia-Pa­cí­fi­co que sus­cri­bie­ron el tra­ta­do.

“Con la au­to­mar­gi­na­ción de EE. UU. que­da un va­cío en el li­de­raz­go de la go­ber­nan­za del li­bre co­mer­cio, y el can­di­da­to na­tu­ral pa­ra ocu­par su lu­gar es Chi­na”, apun­ta An­drés Bór­quez, pa­ra quien Chi­na es­tá dis­pues­to a asu­mir es­te rol pro­mo­vien­do la crea­ción de la FTAAP. Por su par­te, Chi­le cuen­ta con 15 acuer­dos bi­la­te­ra­les con eco­no­mías que son miem­bros de APEC (el TLC con Chi­na en­tró en vi­gor en 2006). “En tal con­fi­gu­ra­ción, el país sud­ame­ri­cano pue­de ver­se be­ne­fi­cia­do, pues­to que se en­cuen­tra en una ex­ce­len­te po­si­ción pa­ra for­ta­le­cer sus re­la­cio­nes po­lí­ti­cas y co­mer­cia­les con Chi­na”, di­ce Bór­quez.

En ese sen­ti­do, Pe­rú es otro de los paí­ses que tam­po­co po­dría ver­se muy afec­ta­do. Ac­tual­men­te, tie­ne TLC fir­ma­dos con nue­ve eco­no­mías miem­bro de APEC (el TLC con Chi­na en­tró en vi­gor en 2010). Hu­go Pe­rea, eco­no­mis­ta en je­fe pa­ra el BB­VA Re­search Pe­ru, se­ña­ló en el se­ma­na­rio pe­ruano Hil­de­brandt en sus Tre­ce que la de­ci­sión de EE. UU. no ten­drá un im­pac­to di­rec­to en el país in­cai­co. “El pro­ble­ma es­tá en que las de­ci­sio­nes que Es­ta­dos Uni­dos es­tá to­man­do van a res­tar com­pe­ti­ti­vi­dad a su país y su cre­ci­mien­to se ha­rá más len­to. Al ser la pri­me­ra eco­no­mía del mun­do, eso ra­len­ti­za­rá a los de­más”, opi­nó.

Por su par­te, al ha­blar de Chi­na, el mi­nis­tro de Co­mer­cio Ex­te­rior de Pe­rú, Eduar­do Fe­rrey­ros, se ha re­fe­ri­do al país asiá­ti­co co­mo el aban­de­ra­do de la aper­tu­ra. “En mo­men­tos de in­cer­ti­dum­bre mun­dial co­mo la que vi­vi­mos, cuan­do los paí­ses tien­den a pro­te­ger­se, Chi­na es el aban­de­ra­do de la aper­tu­ra de mer­ca­dos, con men­sa­jes cla­rí­si­mos en contra del pro­tec­cio­nis­mo”.

Mé­xi­co: una mi­ra­da ha­cia el Asia-Pa­cí­fi­co

A di­fe­ren­cia de Chi­le y Pe­rú, Mé­xi­co tie­ne un mu­cho ma­yor ries­go de ver­se afec­ta­do con el des­plo­me del TPP. Es­ta­dos Uni­dos es su prin­ci­pal so­cio co­mer­cial y el des­tino del 80 % de las ex­por­ta­cio­nes me­xi­ca­nas. Más aún, el pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se, Do­nald Trump, ha sa­cu­di­do la re­la­ción bi­la­te­ral al anun­ciar la re­ne­go­cia­ción del Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio de Amé­ri­ca del Nor­te (TLCAN), al ame­na­zar con gra­var un 20 % las im­por­ta­cio­nes des­de Mé­xi­co y, so­bre to­do, al au­to­ri­zar la cons­truc­ción de un cues­tio­na­do mu­ro en la fron­te­ra.

An­te es­ta si­tua­ción ad­ver­sa, mu­chos ex­per­tos me­xi­ca­nos han coin­ci­di­do en la ne­ce­si­dad de que el país az­te­ca bus­que una pro­pia es­tra­te­gia co­mer­cial con los paí­ses del Asia-Pa­cí­fi­co. El pe­di­do fue re­co­gi­do por el pre­si­den­te me­xi­cano, En­ri­que Pe­ña Nie­to, quien ha or­de­na­do ya ini­ciar ne­go­cia­cio­nes bi­la­te­ra­les pa­ra in­ten­si­fi­car las re­la­cio­nes pre­ci­sa­men­te con paí­ses co­mo Ja­pón, Co­rea del Sur y Chi­na. “Que­re­mos atraer in­ver­sión y se­guir for­ta­le­cien­do de una ma­ne­ra in­te­gral nues­tra re­la­ción con ese gran país asiá­ti­co que es Chi­na”, ha di­cho el can­ci­ller me­xi­cano, Luis Vi­de­ga­ray.

Y las ac­cio­nes no se hi­cie­ron es­pe­rar. El 1 de fe­bre­ro se anun­ció que el fa­bri­can­te chino de au­to­mó­vi­les JAC se alia­rá con la fir­ma me­xi­ca­na Giant Mo­tors pa­ra pro­du­cir vehícu­los en Ciu­dad Saha­gún, en el es­ta­do de Hi­dal­go, lo que su­pon­dría una in­ver­sión de unos 212 mi­llo­nes de dó­la­res, 1000 pues­tos de tra­ba­jo di­rec­tos y 4500 in­di­rec­tos. El au­to­mo­vi­lís­ti­co es pre­ci­sa­men­te uno de los sec­to­res me­xi­ca­nos más ame­na­za­dos por las nue­vas po­lí­ti­cas de la ad­mi­nis­tra­ción es­ta­dou­ni­den­se.

En diá­lo­go con Chi­na Hoy, Efrén Calvo Ada­me, pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio de Mé­xi­co en Chi­na (Mex­cham), abo­gó por un au­men­to de la re­la­ción co­mer­cial y de las in­ver­sio­nes con el país asiá­ti­co. “Ha lle­ga­do el mo­men­to que siem­pre he­mos ad­ver­ti­do en la Cá­ma­ra: te­ne­mos que bus­car vías con­cre­tas de amis­tad con Chi­na pa­ra lo­grar es­ta­ble­cer pro­gra­mas a lar­go pla­zo”, se­ña­la. “Chi­na es un país que se ca­rac­te­ri­za por es­ta­ble­cer ba­ses a lar­go pla­zo y eso es lo que Mé­xi­co de­be ha­cer”, aña­de Efrén Calvo, cu­ya ins­ti­tu­ción cum­ple diez años de fun­da­ción y pa­ra lo cual pre­pa­ra una se­rie de se­mi­na­rios y ac­tos de ce­le­bra­ción, en el mar­co tam­bién de los 45 años de re­la­cio­nes di­plo­má­ti­cas en­tre Chi­na y Mé­xi­co. “Las ame­na­zas hay que con­ver­tir­las en opor­tu­ni­da­des”, pun­tua­li­za.

Mien­tras so­plan vien­tos pro­tec­cio­nis­tas en buena par­te del glo­bo, hay to­da­vía paí­ses dis­pues­tos a apos­tar por el li­bre co­mer­cio, la aper­tu­ra eco­nó­mi­ca y la in­te­gra­ción. El nue­vo año lu­nar ya co­men­zó y el ga­llo, se­gún la cul­tu­ra chi­na, re­pre­sen­ta la con­fian­za y la pre­ci­sión. Dos vir­tu­des que se ne­ce­si­tan en es­tos tiem­pos tur­bu­len­tos.

28 de no­viem­bre de 2016. El vi­ce­pre­si­den­te del Co­mi­té Per­ma­nen­te de la APN, Ai­li­geng Yi­ming­bahai ( der.), y el em­ba­ja­dor pe­ruano Juan Car­los Ca­pu­ñay, du­ran­te la re­cep­ción por el 45° aniver­sa­rio de re­la­cio­nes di­plo­má­ti­cas en­tre Chi­na y Pe­rú. Cnsp­ho­to

CFP

6 de di­ciem­bre de 2016. La lí­nea de mon­ta­je de au­to­mó­vi­les de nue­va ener­gía de Jiang­huai Au­to­mó­vil de An­hui de Chi­na S.A. (JAC Mo­tors).

Newspapers in Spanish

Newspapers from China

© PressReader. All rights reserved.