45 años de re­la­cio­nes di­plo­má­ti­cas en­tre Mé­xi­co y Chi­na

China Today (Spanish) - - CHINA HOY ÍNDICE - Por JU­LIÁN VEN­TU­RA*

En oc­tu­bre de 1972, cuan­do Eugenio An­guiano pre­sen­tó car­tas cre­den­cia­les an­te el vi­ce­pre­si­den­te Dong Bi­wu co­mo el pri­mer em­ba­ja­dor an­te la Re­pú­bli­ca Po­pu­lar Chi­na, tan­to Mé­xi­co co­mo Chi­na eran paí­ses muy di­fe­ren­tes in­ser­tos en un con­tex­to mun­dial muy dis­tin­to al ac­tual. En más de cua­tro dé­ca­das, los dos paí­ses han ex­pe­ri­men­ta­do pro­fun­das trans­for­ma­cio­nes in­ter­nas y en su po­si­cio­na­mien­to re­gio­nal e in­ter­na­cio­nal. En es­te pe­río­do se cons­tru­yó pro­gre­si­va­men­te un só­li­do an­da­mia­je de diá­lo­go y coope­ra­ción.

El 14 de fe­bre­ro de 2007 tu­ve el pri­vi­le­gio de en­ca­be­zar la con­me­mo­ra­ción del 35° aniver­sa­rio del es­ta­ble­ci­mien­to de re­la­cio­nes di­plo­má­ti­cas en­tre nues­tros paí­ses, jun­to con el en­ton­ces vi­ce- can­ci­ller Yang Jie­chi y la pre­si­den­ta de la Aso­cia­ción de Amis­tad del Pue­blo Chino con el Ex­te­rior, Li Xiao­lin. He si­do tes­ti­go de pri­me­ra mano de los lo­gros ob­te­ni­dos en la úl­ti­ma dé­ca­da, in­clu­yen­do una no­ta­ble ins­ti­tu­cio­na­li­za­ción de la agen­da bi­la­te­ral, con vi­sión es­tra­té­gi­ca y de lar­go pla­zo; el cre­ci­mien­to de la re­la­ción eco­nó­mi­ca; y la in­ten­si­fi­ca­ción de los in­ter­cam­bios cul­tu­ra­les, edu­ca­ti­vos y de coope­ra­ción.

Re­co­no­cien­do que los avan­ces al­can­za­dos aún es­ta­ban por de­ba­jo de su po­ten­cial, los pre­si­den­tes En­ri­que Pe­ña Nie­to y Xi Jin­ping de­ci­die­ron –al ini­cio de sus res­pec­ti­vas ges­tio­nes– dar un re­no­va­do im­pul­so al for­ta­le­ci­mien­to de los víncu­los bi­la­te­ra­les, a par­tir de un en­fo­que prác­ti­co orien­ta­do a ge­ne­rar re­sul­ta­dos es­pe­cí­fi­cos en los campos del co­mer­cio, la in­ver­sión, el tu­ris­mo y la coope­ra­ción cul­tu­ral, edu­ca­ti­va y cien­tí­fi­co-téc­ni­ca. A lo lar­go de seis en­cuen­tros pre­si­den­cia­les en los úl­ti­mos cua­tro años, am­bos Go­bier­nos han man­te­ni­do un se­gui­mien­to per­ma­nen­te de las prio­ri­da­des mar­ca­das por los pre­si­den­tes.

En ma­te­ria eco­nó­mi­ca, nues­tra re­la­ción ha ex­pe­ri­men­ta­do un di­na­mis­mo sin pre­ce­den­tes en los úl­ti­mos años. Con una cre­cien­te com­ple­men­ta­rie­dad eco­nó­mi­ca que abo­na a nues­tra com­pe­ti­ti­vi­dad in­ter­na­cio­nal, Chi­na es el se­gun­do so­cio co­mer­cial de Mé­xi­co –con in­ter­cam­bios de apro­xi­ma­da­men­te 75.000 mi­llo­nes de dó­la­res– y el ter­cer des­tino de nues­tras ex­por­ta­cio­nes. Asi­mis­mo, Mé­xi­co se ha con­so­li­da­do co­mo el prin­ci­pal so­cio co­mer­cial de Chi­na en Amé­ri­ca La­ti­na. Un nú­me­ro cre­cien­te de pro­duc­tos me­xi­ca­nos, des­de pro­duc­tos agroa­li­men­ta­rios de al­ta ca­li­dad has­ta ma­nu­fac­tu­ras de al­to va­lor agre­ga­do, es­tán in­cur­sio­nan­do en el mer­ca­do chino con gran éxi­to. En 2015, Mé­xi­co fue el país que fir­mó más pro­to­co­los agroa­li­men­ta­rios con Chi­na y se man­tu­vo co­mo su pri­mer pro­vee­dor la­ti­noa­me­ri­cano de vehícu­los y au­to­par­tes. Los re­sul­ta­dos en el ám­bi­to co­mer­cial son, sin du­da al­gu­na, muy alen­ta­do­res pa­ra el desa­rro­llo fu­tu­ro de la re­la­ción eco­nó­mi­ca bi­la­te­ral.

En ma­te­ria de in­ver­sio­nes, Chi­na se ha po­si­cio­na­do co­mo el cuar­to ma­yor in­ver­sio­nis­ta asiá­ti­co en Mé­xi­co. Un nú­me­ro cre­cien­te de re­co­no­ci­das em­pre­sas me­xi­ca­nas y chi­nas han des­cu­bier­to las opor­tu­ni­da­des que nues­tros res­pec­ti­vos paí­ses ofre­cen co­mo des­ti­nos de in­ver­sión. Con mi­ras a lo­grar que las in­ver­sio­nes bi­la­te­ra­les re­fle­jen de me­jor ma­ne­ra el ta­ma­ño de nues­tras eco­no­mías y su im­por­tan­cia en el ma­pa mun­dial de in­ver­sión, se es­ta­ble­cie­ron un Gru­po de Al­to Ni­vel de In­ver­sión y un Fon­do

Bi­na­cio­nal de In­ver­sión por 1200 mi­llo­nes de dó­la­res, in­te­gra­do con ca­pi­ta­les de am­bos paí­ses y ad­mi­nis­tra­do por la Cor­po­ra­ción Fi­nan­cie­ra In­ter­na­cio­nal (IFC) del Ban­co Mun­dial con los más al­tos es­tán­da­res de trans­pa­ren­cia. En 2016, el Fon­do anun­ció sus pri­me­ras in­ver­sio­nes en Mé­xi­co orien­ta­das a los sec­to­res de ener­gía y te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes, ru­bros par­ti­cu­lar­men­te re­le­van­tes en el con­tex­to de las re­for­mas eco­nó­mi­cas im­pul­sa­das por mi país. Estas ac­cio­nes fa­vo­re­ce­rán el fi­nan­cia­mien­to de nue­vos pro­yec­tos y fo­men­ta­rán la con­for­ma­ción de alian­zas es­tra­té­gi­cas en­tre em­pre­sas me­xi­ca­nas y chi­nas, lo que per­mi­ti­rá pro­fun­di­zar nues­tra agen­da de in­ver­sión en los años por ve­nir.

Los flu­jos tu­rís­ti­cos tam­bién han ex­pe­ri­men­ta­do re­sul­ta­dos alen­ta­do­res. Hoy, Chi­na es el se­gun­do des­tino tu­rís­ti­co pa­ra Mé­xi­co en Asia-Pa­cí­fi­co, mien­tras que Mé­xi­co es el prin­ci­pal des­tino la­ti­noa­me­ri­cano pa­ra los vi­si­tan­tes chi­nos. El for­ta­le­ci­mien­to de la co­nec­ti­vi­dad aé­rea y la pro­mo­ción de nues­tros des­ti­nos tu­rís­ti­cos se­gui­rán con­tri­bu­yen­do a man­te­ner una di­ná­mi­ca po­si­ti­va en es­te ám­bi­to.

Cul­tu­ra: mo­tor de acer­ca­mien­to

Co­mo po­ten­cias cul­tu­ra­les glo­ba­les y cu­nas de ci­vi­li­za­cio­nes mi­le­na­rias, la cul­tu­ra es un mo­tor de acer­ca­mien­to y co­no­ci­mien­to mu­tuo en­tre Chi­na y Mé­xi­co, así co­mo un com­po­nen­te cen­tral de la agen­da bi­la­te­ral. A tra­vés de una só­li­da coope­ra­ción con las ins­ti­tu­cio­nes cul­tu­ra­les chi­nas, en­tre 2013 y 2014 los prin­ci­pa­les mu­seos de Bei­jing, Guangz­hou y Shang­hai al­ber­ga­ron gran­des ex­po­si­cio­nes me­xi­ca­nas co­mo “Die­go Ri­ve­ra: Or­gu­llo de Mé­xi­co”, “Ma­yas: El Len­gua­je de la Be­lle­za”, “Mé­xi­co en Pla­ta: His­to­ria y Por­ve­nir”, en­tre otras, dis­fru­ta­das por cien­tos de mi­les de vi­si­tan­tes chi­nos. Tan so­lo la exposición so­bre los ma­yas, inau­gu­ra­da en no­viem­bre de 2014 por los pre­si­den­tes Xi Jin­ping y En­ri­que Pe­ña Nie­to, re­ci­bió más de 150.000 vi­si­tan­tes en tres me­ses.

En 2016 su­ma­mos nues­tros es­fuer­zos a los de Chi­na pa­ra ce­le­brar el Año de In­ter­cam­bio Cul­tu­ral Chi­na-Amé­ri­ca La­ti­na, a tra­vés de la par­ti­ci­pa­ción de Mé­xi­co en el Fes­ti­val de las Ar­tes “Meet in Bei­jing”, la Fe­ria “Art Bei­jing” y el Fes­ti­val de las Ar­tes Vi­sua­les. En el mar­co del 45º aniver­sa­rio del es­ta­ble­ci­mien­to de re­la­cio­nes di­plo­má­ti­cas, se­gui­re­mos acer­can­do al pue­blo chino lo me­jor de la cul­tu­ra me­xi­ca­na, a tra­vés de ac­ti­vi­da­des que re­fle­jen la ri­que­za y di­ver­si­dad de nues­tras ex­pre­sio­nes ar­tís­ti­cas en los campos del ar­te con­tem­po­rá­neo, fes­ti­va­les y ci­clos de ci­ne, gastronomía, dan­za, di­se­ño, ar­qui­tec­tu­ra y li­te­ra­tu­ra.

En el ám­bi­to edu­ca­ti­vo, Chi­na y Mé­xi­co com­par­ti­mos la ta­rea per­ma­nen­te de ele­var la ca­li­dad de la edu­ca­ción pa­ra que nues­tras so­cie­da­des es­tén ca­da vez me­jor pre­pa­ra­das pa­ra en­fren­tar los re­tos de nues­tro si­glo. En es­te sen­ti­do, la en­se­ñan­za de idio­mas ha si­do un com­po­nen­te cons­tan­te y de­ci­si­vo de la re­la­ción bi­la­te­ral, des­de que en 1974 los pri­me­ros estudiantes chi­nos lle­ga­ron a Mé­xi­co a apren­der es­pa­ñol en El Co­le­gio de Mé­xi­co. Mé­xi­co es el país de Amé­ri­ca La­ti­na que cuen­ta con el ma­yor nú­me­ro de Ins­ti­tu­tos Con­fu­cio. Co­mo el prin­ci­pal país his­pa­no­par­lan­te, exis­te un gran po­ten­cial pa­ra ex­ten­der y pro­fun­di­zar el apren­di­za­je del es­pa­ñol y del chino-

man­da­rín.

A tra­vés del Pro­gra­ma Bi­la­te­ral de Be­cas, ca­da año 80 estudiantes de am­bos paí­ses lle­van a ca­bo es­tu­dios de li­cen­cia­tu­ra y pos­gra­do, así co­mo de apren­di­za­je de idio­ma y cul­tu­ra ge­ne­ral. Dos des­ta­ca­das uni­ver­si­da­des me­xi­ca­nas, la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal Au­tó­no­ma de Mé­xi­co y el Ins­ti­tu­to Tec­no­ló­gi­co y de Es­tu­dios Su­pe­rio­res de Mon­te­rrey han con­so­li­da­do su pre­sen­cia en Chi­na. En mar­zo pró­xi­mo se rea­li­za­rá en Bei­jing el Se­gun­do Fo­ro de Rec­to­res Chi­na-Mé­xi­co, en­cuen­tro que per­mi­ti­rá in­ten­si­fi­car los con­tac­tos en­tre ins­ti­tu­cio­nes de edu­ca­ción su­pe­rior.

Por otra par­te, he­mos pro­mo­vi­do que la coope­ra­ción y los in­ter­cam­bios téc­ni­cos y cien­tí­fi­cos ad­quie­ran ma­yor re­lie­ve en la agen­da bi­la­te­ral y una po­si­ción más acor­de con las trans­for­ma­cio­nes eco­nó­mi­cas y so­cia­les ex­pe­ri­men­ta­das por am­bos paí­ses en años re­cien­tes. Por pri­me­ra vez en 2015 se dio el lan­za­mien­to en­tre Chi­na y un país la­ti­noa­me­ri­cano de con­vo­ca­to­rias pa­ra rea­li­zar in­ves­ti­ga­cio­nes con­jun­tas, lo que per­mi­ti­rá desa­rro­llar pro­yec­tos en los campos de ener­gías lim­pias, bio­tec­no­lo­gía, agri­cul­tu­ra, in­ge­nie­ría ae­ro­es­pa­cial, re­cur­sos hí­dri­cos, me­dio am­bien­te y sa­lud, en­tre otros.

En es­te sen­ti­do, es im­por­tan­te que si­ga­mos in­ter­cam­bian­do ex­pe­rien­cias y me­jo­res prác­ti­cas, así co­mo am­plian­do nues­tra co­la­bo­ra­ción en los campos de la en­se­ñan­za de idio­mas, la mo­vi­li­dad es­tu­dian­til, los in­ter­cam­bios aca­dé­mi­cos, la in­ves­ti­ga­ción en di­ver­sas dis­ci­pli­nas y los pro­gra­mas de be­cas, a fin de res­pon­der a la gran de­man­da que ac­tual­men­te exis­te por par­te de estudiantes me­xi­ca­nos y chi­nos.

Nues­tra coope­ra­ción tras­cien­de el ám­bi­to bi­la­te­ral e in­clu­ye una in­ten­sa di­ná­mi­ca de diá­lo­go en or­ga­nis­mos y fo­ros in­ter­na­cio­na­les, co­mo las Na­cio­nes Uni­das, el G-20 y el Fo­ro de Coope­ra­ción Eco­nó­mi­ca Asia-Pa­cí­fi­co (APEC), fren­te a re­tos glo­ba­les co­mo el cam­bio cli­má­ti­co y la coope­ra­ción pa­ra el desa­rro­llo. La co­yun­tu­ra in­ter­na­cio­nal pre­sen­ta gran­des re­tos y opor­tu­ni­da­des fren­te a los cua­les Chi­na y Mé­xi­co se­gui­rán desem­pe­ñan­do un pa­pel cons­truc­ti­vo y de li­de­raz­go.

Con­so­li­dar lo que has­ta aho­ra se ha lo­gra­do y con­ti­nuar en­con­tran­do nue­vas ru­tas de coope­ra­ción re­quie­re de tra­ba­jo cons­tan­te en­mar­ca­do en una cla­ra vi­sión de fu­tu­ro, a fin de que la ho­ja de ru­ta que Mé­xi­co y Chi­na han tra­za­do si­ga rin­dien­do fru­tos en be­ne­fi­cio de nues­tros pue­blos.

Oc­tu­bre de 1972. Eugenio An­guiano, pri­mer em­ba­ja­dor de Mé­xi­co en la Re­pú­bli­ca Po­pu­lar Chi­na, pre­sen­ta car­tas cre­den­cia­les an­te el vi­ce­pre­si­den­te chino, Dong Bi­wu.

Fo­tos cortesía del au­tor

El em­ba­ja­dor Ju­lián Ven­tu­ra en la exposición “Die­go Ri­ve­ra: Or­gu­llo de Mé­xi­co”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from China

© PressReader. All rights reserved.