La oferta y la de­man­da del es­pa­ñol en Chi­na

China Today (Spanish) - - CHINA HOY ÍNDICE - Por AN XINZHU

El cre­cien­te desa­rro­llo de las re­la­cio­nes bi­la­te­ra­les en­tre Chi­na y Amé­ri­ca La­ti­na ofre­ce opor­tu­ni­da­des pa­ra los profesionales chi­nos que ha­blan es­pa­ñol, lo que es a su vez un es­tí­mu­lo pa­ra el sec­tor de la en­se­ñan­za de es­te idio­ma en nues­tro país. La Co­mu­ni­dad de Es­tu­dios Chi­nos y La­ti­noa­me­ri­ca­nos (CECLA) co­la­bo­ró con el Ins­ti­tu­to Cen­troa­me­ri­cano de Ad­mi­nis­tra­ción de Em­pre­sas (INCAE), una es­cue­la de ne­go­cios la­ti­noa­me­ri­ca­na y la pri­me­ra de su ti­po en la re­gión, en la in­ves­ti­ga­ción y aná­li­sis de las de­man­das y las ofer­tas de los graduados en la es­pe­cia­li­dad de es­pa­ñol en el mer­ca­do chino.

El cre­cien­te desa­rro­llo de las re­la­cio­nes bi­la­te­ra­les en­tre Chi­na y Amé­ri­ca La­ti­na ofre­ce opor­tu­ni­da­des pa­ra los profesionales chi­nos que ha­blan es­pa­ñol, lo que es a su vez un es­tí­mu­lo pa­ra el sec­tor de la en­se­ñan­za de es­te idio­ma en nues­tro país. La Co­mu­ni­dad de Es­tu­dios Chi­nos y La­ti­noa­me­ri­ca­nos (CECLA) co­la­bo­ró con el Ins­ti­tu­to Cen­troa­me­ri­cano de Ad­mi­nis­tra­ción de Em­pre­sas (INCAE), una es­cue­la de ne­go­cios la­ti­noa­me­ri­ca­na y la pri­me­ra de su ti­po en la re­gión, en la in­ves­ti­ga­ción y aná­li­sis de las de­man­das y las ofer­tas de los graduados en la es­pe­cia­li­dad de es­pa­ñol en el mer­ca­do chino. De es­te mo­do, pu­bli­có el pri­mer “In­for­me so­bre el em­pleo y mo­vi­mien­to del per­so­nal de ta­len­to en es­pa­ñol de Chi­na”.

Cre­cien­te de­man­da y oferta

Se­gún Guo Cun­hai, res­pon­sa­ble de la CECLA, la pu­bli­ca­ción de di­cho in­for­me se de­be a la cre­cien­te de­man­da sin pre­ce­den­tes de profesionales en es­pa­ñol en el mer­ca­do chino, aun­que la en­se­ñan­za de ese idio­ma y el em­pleo de los graduados en­fren­tan pro­ble­mas prác­ti­cos aún sin re­sol­ver. “Por un la­do, la de­man­da es gran­de pe­ro la sa­tis­fac­ción no es al­ta. Por otro, los graduados en es­pa­ñol sien­ten que ca­da día es más di­fí­cil en­con­trar un buen tra­ba­jo”.

Me­dian­te redes y pla­ta­for­mas so­cia­les, los graduados en es­pa­ñol de di­fe­ren­tes ni­ve­les de en­se­ñan­za en Chi­na re­ci­bie­ron un cues­tio­na­rio. Lue­go de tres me­ses de in­ves­ti­ga­ción, el 20 de no­viem­bre de 2016 se re­gis­tró un to­tal de 1002 cues­tio­na­rios vá­li­dos. Zheng Shu­jiu, ca­te­drá­ti­co de la Uni­ver­si­dad de Es­tu­dios Ex­tran­je­ros de Bei­jing, y Lu Jings­heng, ca­te­drá­ti­co de la Uni­ver­si­dad de Es­tu­dios In­ter­na­cio­na­les de Shang­hai, ase­so­ra­ron to­da la in­ves­ti­ga­ción.

El in­for­me mues­tra que el gran desa­rro­llo de la en­se­ñan­za del es­pa­ñol en es­tos úl­ti­mos 10 años ha cam­bia­do la es­truc­tu­ra del mer­ca­do de re­cur­sos hu­ma­nos. La pro­por­ción en­tre los en­cues­ta­dos mos­tró un des­equi­li­brio en

cuan­to al se­xo: 2,3 mu­je­res por ca­da hom­bre. En reali­dad, tal des­equi­li­brio exis­te en ca­si to­das las ca­rre­ras de hu­ma­ni­da­des en los cen­tros de en­se­ñan­za su­pe­rior en Chi­na, y es más evi­den­te en las de idio­mas.

En el mer­ca­do la­bo­ral, los hom­bres po­seen más ven­ta­jas, so­bre to­do en las em­pre­sas in­dus­tria­les y mi­ne­ras que ne­ce­si­tan en­viar a sus con­tra­ta­dos a lu­ga­res de con­di­cio­nes di­fí­ci­les du­ran­te lar­gos pe­rio­dos. Se­gún el ca­te­drá­ti­co Zheng Shu­jiu, con el ac­tual mo­de­lo de ad­mi­sión uni­ver­si­ta­ria re­sul­ta di­fí­cil co­rre­gir tal des­equi­li­brio, por­que las mu­je­res son más há­bi­les pa­ra con­se­guir al­tas no­tas en los exá­me­nes.

Se­gún es­ta­dís­ti­cas de la Reunión Anual de En­se­ñan­za del Es­pa­ñol rea­li­za­da en oc­tu­bre pa­sa­do, en Chi­na exis­ten 96 cen­tros de en­se­ñan­za su­pe­rior don­de se es­tu­dia el es­pa­ñol y 74 de ellos im­par­ten li­cen­cia­tu­ra. En com­pa­ra­ción con 1999, cuan­do los estudiantes de es­pa­ñol eran me­nos de 500, dis­tri­bui­dos en 12 uni­ver­si­da­des, el nú­me­ro ha as­cen­di­do a cer­ca de 22.000 en la ac­tua­li­dad.

Pro­ble­mas de em­pleo exis­ten­tes

Con el sú­bi­to au­men­to de las uni­ver­si­da­des don­de se im­par­ten cla­ses de es­pa­ñol, con­se­guir un em­pleo es más di­fí­cil pa­ra los graduados por­que el mo­de­lo de preparación no se co­rres­pon­de con las de­man­das del mer­ca­do. Se­gún el in­for­me, cer­ca de una dé­ci­ma par­te de los graduados no pue­den en­con­trar tra­ba­jo en­tre el pri­mer y se­gun­do año des­pués de con­clui­dos los es­tu­dios, he­cho que dis­ta mu­cho de la im­pre­sión que tie­ne la so­cie­dad en cuan­to al en­tu­sias­mo por el es­pa­ñol en es­tos años. Los estudiantes de es­pa­ñol de­ben to­mar con­cien­cia de la ne­ce­si­dad de en­ri­que­cer sus co­no­ci­mien­tos pa­ra au­men­tar su com­pe­ti­ti­vi­dad.

La es­ca­sez de pro­fe­so­res en las nue­vas uni­ver­si­da­des y la de­man­da de los cen­tros tra­di­cio­na­les de en­se­ñan­za su­pe­rior pa­ra un desa­rro­llo a lar­go pla­zo exi­gen per­so­nal de al­to ni­vel con do­mi­nio del es­pa­ñol. Se­gún la en­cues­ta, el

17,2 % de los graduados uni­ver­si­ta­rios han es­co­gi­do con­ti­nuar pro­fun­di­zan­do sus es­tu­dios, en su ma­yo­ría jó­ve­nes me­no­res de 25 años. Lou Yu, di­vul­ga­do­ra del in­for­me e in­ves­ti­ga­do­ra de la CECLA, re­ve­ló que au­men­tar su com­pe­ti­ti­vi­dad, me­jo­rar su ex­pe­rien­cia de vi­da es­tu­dian­do en el ex­tran­je­ro y ob­te­ner más co­no­ci­mien­tos en asun­tos co­mer­cia­les son las tres razones fun­da­men­ta­les que im­pul­san a los estudiantes a pro­fun­di­zar su ca­rre­ra.

Las uni­ver­si­da­des y cen­tros de in­ves­ti­ga­ción se han con­ver­ti­do en el se­gun­do des­tino de los graduados, so­bre to­do pa­ra los de al­to ni­vel aca­dé­mi­co. Aun­que el sa­la­rio en di­chos cen­tros no es com­pa­ra­ble con el que se per­ci­be en en­ti­da­des gu­ber­na­men­ta­les o em­pre­sas, se ob­tie­ne una es­ta­bi­li­dad la­bo­ral.

Las em­pre­sas si­guen sien­do más atrac­ti­vas. Sin em­bar­go, los con­tra­tan­tes y los con­tra­ta­dos es­tán in­sa­tis­fe­chos. Las em­pre­sas quie­ren que los em­plea­dos cuen­ten con una com­ple­ta es­truc­tu­ra de co­no­ci­mien­tos que va­ya más allá de la ca­pa­ci­dad lin­güís­ti­ca, mien­tras que los se­gun­dos exi­gen un ma­yor sa­la­rio y en­cuen­tran obs­tácu­los pa­ra su desa­rro­llo pro­fe­sio­nal.

El em­pleo con­cen­tra­do en al­gu­nos sec­to­res trae­rá cier­tos ries­gos en el fu­tu­ro. Los que es­co­gen em­pre­sas me­dia­nas o gran­des pre­fie­ren sec­to­res co­mo el co­mer­cio, la in­for­má­ti­ca, las co­mu­ni­ca­cio­nes, la in­fra­es­truc­tu­ra, la ener­gía y la ma­nu­fac­tu­ra, que con­tra­tan al 70 % de los profesionales en es­pa­ñol.

La de­man­da ha cam­bia­do mu­cho en cuan­to a la can­ti­dad y exi­gen­cia de/a em­plea­dos que sa­ben ha­blar es­pa­ñol. Se­gún Zhu Lin, ge­ren­te de ne­go­cios de Chi­na CAMC En­gi­nee­ring Co., Ltd. en Amé­ri­ca La­ti­na, el fu­tu­ro desa­rro­llo de las em­pre­sas chi­nas de in­ge­nie­ría no de­pen­de­rá de la con­tra­ta­ción de gran can­ti­dad de in­tér­pre­tes de chino-es­pa­ñol. Mu­chas em­pre­sas es­tán cam­bian­do su mo­de­lo de desa­rro­llo ha­cia Aso­cia­cio­nes Pú­bli­co Pri­va­das (APP). En vez de ini­ciar nue­vos pro­yec­tos, em­pie­zan a dar prio­ri­dad al plan a lar­go pla­zo y re­du­cir la pro­por­ción de los em­plea­dos chi­nos de acuer­do con la ley la­bo­ral lo­cal, lo que afec­ta­rá di­rec­ta­men­te la de­man­da de em­plea­dos que se­pan ha­blar es­pa­ñol. Sin em­bar­go, los profesionales en es­pa­ñol de al­to ni­vel siem­pre son so­li­ci­ta­dos. Zhu afir­mó y apo­yó la con­clu- sión del in­for­me: “Los acre­di­ta­dos en el ex­tran­je­ro se­rán los di­rec­ti­vos con al­to ni­vel de es­pa­ñol, por­que con­tri­bu­yen al in­ter­cam­bio y a una co­mu­ni­ca­ción di­rec­ta”.

Res­pec­to a la ins­truc­ción de los profesionales en es­pa­ñol, Sun Yan­feng, sub­di­rec­tor del Ins­ti­tu­to de Es­tu­dios La­ti­noa­me­ri­ca­nos del Ins­ti­tu­to de Re­la­cio­nes In­ter­na­cio­na­les Con­tem­po­rá­neas de Chi­na, plan­teó tres re­co­men­da­cio­nes: “(1) Las ins­ti­tu­cio­nes chi­nas de ca­pa­ci­ta­ción de­ben ofre­cer es­pe­cia­li­za­cio­nes en múl­ti­ples ni­ve­les. (2) Los in­di­vi­duos de­ben po­seer co­no­ci­mien­tos de di­fe­ren­tes sec­to­res apar­te de do­mi­nar bien el idio­ma. (3) Pa­ra ob­te­ner me­jo­res ta­len­tos orien­ta­dos al mer­ca­do la­ti­noa­me­ri­cano, Chi­na de­be es­ta­ble­cer un me­ca­nis­mo que per­mi­ta atraer a los más ex­pe­ri­men­ta­dos en co­mer­cio e in­ves­ti­ga­ción y en de­par­ta­men­tos gu­ber­na­men­ta­les a par­ti­ci­par en la for­ma­ción com­ple­men­ta­ria co­mo edu­ca­do­res en uni­ver­si­da­des y cen­tros de en­se­ñan­za”.

Mer­ca­do po­ten­cial de es­tu­dio y em­pleo

Co­mo re­sul­ta­do de los víncu­los eco­nó­mi­cos ca­da día más es­tre­chos en­tre las dos par­tes, Amé­ri­ca La­ti­na es ac­tual­men­te el des­tino más im­por­tan­te de los em­plea­dos chi­nos que do­mi­nan el es­pa­ñol. Esa re­gión es el se­gun­do des­tino de las in­ver­sio­nes chi­nas, y Chi­na es uno de los so­cios co­mer­cia­les más im­por­tan­tes de al­gu­nas de las mayores eco­no­mías de Amé­ri­ca La­ti­na.

Se­gún Wang He­xing, ge­ren­te de re- cur­sos hu­ma­nos de CGGC In­ter­na­tio­nal Ltd., la em­pre­sa tie­ne aho­ra más de 50 em­plea­dos que sa­ben ha­blar es­pa­ñol. “En com­pa­ra­ción con años an­te­rio­res, los que han te­ni­do ex­pe­rien­cias de es­tu­dios en el ex­tran­je­ro son más aco­gi­dos, so­bre to­do los que sa­ben ha­blar es­pa­ñol y se han gra­dua­do en in­ge­nie­ría o eco­no­mía”.

El cam­bio del mer­ca­do la­bo­ral es­tá afec­tan­do la se­lec­ción de los estudiantes de es­pa­ñol. Se­gún el in­for­me, de 172 en­cues­ta­dos, el 35 % es­tu­dia en el ex­tran­je­ro. Luo Kai­kai cur­sa el pri­mer año de pos­gra­do en la ca­rre­ra de In­tér­pre­te de Es­pa­ñol en la Uni­ver­si­dad de Es­tu­dios In­ter­na­cio­na­les de Bei­jing y es­tá con­si­de­ran­do so­li­ci­tar una be­ca en el ex­tran­je­ro. Se­lec­cio­nar una ca­rre­ra más cer­ca­na a las de­man­das de las em­pre­sas y en­ri­que­cer su per­fil aca­dé­mi­co en el ex­te­rior au­men­ta­rán sin du­da su com­pe­ti­ti­vi­dad en di­cho mer­ca­do.

La en­cues­ta ha de­mos­tra­do que Es­pa­ña se man­tie­ne co­mo la pri­me­ra op­ción pa­ra la ma­yo­ría de los estudiantes chi­nos. Aun­que son po­cos los que es­tu­dian en Amé­ri­ca La­ti­na, de 172 en­cues­ta­dos, el 67 % con­si­de­ra que su opor­tu­ni­dad de desa­rro­llo es­tá en esa re­gión, ya que po­seen una vi­sión op­ti­mis­ta del mer­ca­do la­ti­noa­me­ri­cano y les gus­ta su his­to­ria y su cul­tu­ra. Gra­cias al desa­rro­llo sos­te­ni­ble de las re­la­cio­nes sino-la­ti­noa­me­ri­ca­nas, ca­da vez más profesionales en es­pa­ñol en­cuen­tran su opor­tu­ni­dad en esa par­te del mun­do. Ellos se con­ver­ti­rán en la nue­va fuer­za mo­triz de los in­ter­cam­bios co­mer­cia­les y cul­tu­ra­les en­tre las dos par­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from China

© PressReader. All rights reserved.