Las re­la­cio­nes edu­ca­ti­vas en­tre Mé­xi­co y Chi­na

El ca­so del Cen­tro de Es­tu­dios Me­xi­ca­nos de la UNAM-BF SU

China Today (Spanish) - - CHINA HOY ÍNDICE - Por GUI­LLER­MO PULIDO GON­ZÁ­LEZ*

El 14 de fe­bre­ro se ce­le­bró el 45º aniver­sa­rio del es­ta­ble­ci­mien­to de re­la­cio­nes di­plo­má­ti­cas en­tre Mé­xi­co y la Re­pú­bli­ca Po­pu­lar Chi­na. A lo lar­go de es­te pe­rio­do, am­bos paí­ses han in­ter­cam­bia­do mues­tras de amis­tad y de ex­pre­sio­nes ar­tís­ti­cas y cul­tu­ra­les, en am­bos la­dos del Pa­cí­fi­co. Ba­jo es­te mar­co, es opor­tuno re­vi­sar so­me­ra­men­te lo que re­pre­sen­ta uno de los ca­pí­tu­los de la co­la­bo­ra­ción en el te­rreno edu­ca­ti­vo y cul­tu­ral. Co­mo mues­tra de es­ta di­ná­mi­ca coope­ra­ción se eri­ge el Cen­tro de Es­tu­dios Me­xi­ca­nos (CEM) de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal Au­tó­no­ma de Mé­xi­co (UNAM) y la Uni­ver­si­dad de Es­tu­dios Ex­tran­je­ros de Bei­jing (BFSU, por sus si­glas en in­glés). Estas dos ins­ti­tu­cio­nes, que re­pre­sen­tan va­lo­res de ex­ce­len­cia aca­dé­mi­ca y desa­rro­llo del co­no­ci­mien­to hu­ma­nis­ta, tie­nen en­tre sus queha­ce­res el fo­men­tar el diá­lo­go in­ter­cul­tu­ral con los pue­blos de otros paí­ses y re­gio­nes.

De es­te mo­do, la UNAM y BFSU die­ron for­ma al CEM, que a ca­si cin­co años de su fun­da­ción se ha desa­rro­lla­do co­mo una pla­ta­for­ma pa­ra im­pul­sar la crea­ción de redes de coope­ra­ción en­tre in­ves­ti­ga­do­res, pro­pi­ciar la vin­cu­la­ción ins­ti­tu­cio­nal, la mo­vi­li­dad es­tu­dian­til, la di­fu­sión de la len­gua es­pa­ño­la y cul­tu­ra me­xi­ca­na, a tra­vés de pro­gra­mas que abar­can prác­ti­ca­men­te to­das las dis­ci­pli­nas en las hu­ma­ni­da­des, las cien­cias so­cia­les y las ar­tes.

Un in­no­va­dor pro­yec­to

El CEM no cons­ti­tu­ye una ini­cia­ti­va ais­la­da, sino que es un pro­yec­to in­no­va­dor en el mun­do glo­ba­li­za­do y de ca­ra a los re­tos del si­glo XXI, ya que par­te de una po­lí­ti­ca de Es­ta­do y del diá­lo­go es­tra­té­gi­co bi­la­te­ral en el te­rreno edu­ca­ti­vo-cul­tu­ral es­ta­ble­ci­do en­tre los Go­bier­nos me­xi­cano y chino. El pro­yec­to na­ció de los tra­ba­jos de la Co­mi­sión Bi­na­cio­nal Per­ma­nen­te Mé­xi­co-Chi­na, en el Gru­po de Tra­ba­jo so­bre Edu­ca­ción de la IV Reunión de la Co­mi­sión Bi­na­cio­nal (ce­le­bra­do en 2010), cuan­do se pro­pu­so es­ta­ble­cer un Cen­tro de Es­tu­dios Me­xi­ca­nos, y que fue­ran las ins­ti­tu­cio­nes en­car­ga­das pa­ra desa­rro­llar­lo, la UNAM, por la par­te me­xi­ca­na, y BFSU, por la par­te chi­na.

El li­de­raz­go edu­ca­ti­vo de estas dos ins­ti­tu­cio­nes fue el puen­te idó­neo que ci­men­tó al CEM, el cual fue in­clui­do co­mo uno de los prin­ci­pa­les pro­yec­tos bi­la­te­ra­les en el mar­co de la vi­si­ta de Es­ta­do a Mé­xi­co que reali­zó el pre­si­den­te Xi Jin­ping en 2013, cuan­do se ele­va­ron las re­la­cio­nes al ni­vel de Aso­cia­ción Es­tra­té­gi­ca In­te­gral.

¿ Por qué la UNAM? Por­que es la Má­xi­ma Ca­sa de Es­tu­dios de Mé­xi­co, don­de se rea­li­za el 30 % de la in­ves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca del país. Es, ade­más, la más gran­de uni­ver­si­dad en­tre los paí­ses his­pa­noha­blan­tes y una de las más des­ta­ca­das en Ibe­roa­mé­ri­ca, con una ma­trí­cu­la de 350.000 alum­nos, 39.500 aca­dé­mi­cos y 118 ca­rre­ras que prác­ti­ca­men­te abar­can to­das las áreas del co­no­ci­mien­to. Su cam­pus cen­tral, Ciu­dad Uni­ver­si­ta­ria, fue re­co­no­ci­do en 2007 por la Unesco co­mo Pa­tri­mo­nio Cul­tu­ral de la Humanidad. La UNAM ha apor­ta­do tres pre­mios No­bel al mun­do y, a su vez, es el prin­ci­pal pro­yec­to cul­tu­ral na­cio­nal, ya que con su per­ma­nen­te la­bor de do­cen­cia, in­ves­ti­ga­ción y di­fu­sión cul­tu­ral con­tri­bu­ye a en­ri­que­cer la for­ma­ción de los alum­nos, así co­mo

El CEM no cons­ti­tu­ye una ini­cia­ti­va ais­la­da, sino que es un pro­yec­to in­no­va­dor en el mun­do glo­ba­li­za­do y de ca­ra a los re­tos del si­glo XXI.

ex­ten­der sus be­ne­fi­cios lo más am­plia­men­te po­si­ble a la so­cie­dad me­xi­ca­na.

¿Y por qué BFSU? Por­que es la cu­na del his­pa­nis­mo de Chi­na, en la que se fun­dó la pri­me­ra fa­cul­tad de es­pa­ñol y de don­de han egre­sa­do los más pres­ti­gia­dos his­pa­nis­tas chi­nos. Es tam­bién el prin­ci­pal cen­tro de es­tu­dios de len­guas ex­tran­je­ras del país asiá­ti­co, en don­de se im­par­ten 70 idio­mas. Ade­más, ha si­do his­tó­ri­ca­men­te el ma­yor se­mi­lle­ro de cua­dros di­plo­má­ti­cos. Tan so­lo en el Mi­nis­te­rio de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res de Chi­na se con­ta­bi­li­zan más de 400 em­ba­ja­do­res y más de 1000 cón­su­les egre­sa­dos de es­ta ins­ti­tu­ción, la cual de­pen­de di­rec­ta­men­te del Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción. Su ni­vel de exi­gen­cia aca­dé­mi­ca la po­si­cio­na co­mo una de las me­jo­res uni­ver­si­da­des del país.

Ofi­cial­men­te, el CEM se fun­dó en no­viem­bre de 2012, ba­jo el li­de­raz­go del pre­si­den­te de BFSU, el Dr. Han Zhen, y el en­ton­ces rector de la UNAM, el Dr. Jo­sé Na­rro. La su­per­vi­sión ope­ra­ti­va por par­te de BFSU que­dó en la Fa­cul­tad de Filología His­pá­ni­ca y Lu­sa, la Ofi­ci­na de Coope­ra­ción In­ter­na­cio­nal y la Vi­ce­rrec­to­ría pa­ra Asun­tos In­ter­na­cio­na­les; mien­tras que por la UNAM, que­dó ads­cri­to a la Se­cre­ta­ría de Desa­rro­llo Ins­ti­tu­cio­nal, la Coor­di­na­ción de Re­la­cio­nes y Asun­tos In­ter­na­cio­na­les, y el Cen­tro de En­se­ñan­za pa­ra Ex­tran­je­ros.

Y en re­ci­pro­ci­dad a la ge­ne­ro­si­dad de BFSU, en 2015 la UNAM le otor­gó un es­pa­cio fí­si­co en Ciu­dad Uni­ver­si­ta­ria, con la fi­na­li­dad de que es­ta pres­ti­gio­sa ins­ti­tu­ción desa­rro­lle di­ver­sos pro­yec­tos de coope­ra­ción con las ins­ti­tu­cio­nes aca­dé­mi­cas de Mé­xi­co.

Un nue­vo mo­de­lo

Ca­be men­cio­nar que si bien a par­tir de 1944, la UNAM ini­ció su pro­ce­so de in­ter­na­cio­na­li­za­ción en los Es­ta­dos Uni­dos, don­de ac­tual­men­te cuen­ta con dos cam­pus (San An­to­nio, en Te­xas, y Chica­go, en Illi­nois) y dos se­des (Los Án­ge­les, en Ca­li­for­nia, y Seattle, en Was­hing­ton), y en 1995 es­ta­ble­ció su pri­mer cam­pus en la ca­pi­tal de Ca­na­dá, el pro­yec­to del CEM en Chi­na re­pre­sen­tó el ini­cio de un nue­vo mo­de­lo de coope­ra­ción in­ter­na­cio­nal, en el que la en­ti­dad ex­tran­je­ra an­fi­trio­na pro­vee un es­pa­cio fí­si­co pa­ra que la en­ti­dad uni­ver­si­ta­ria in­vi­ta­da desa­rro­lle sus ac­ti­vi- da­des aca­dé­mi­cas en el país re­cep­tor. A par­tir de es­te nue­vo mo­de­lo crea­do con BFSU, ac­tual­men­te la UNAM cuen­ta con otras se­des: Reino Uni­do (King’s Co­lle­ge), Fran­cia (La Sor­bo­na), Es­pa­ña (Ins­ti­tu­to Cer­van­tes) y Cos­ta Ri­ca (Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de Cos­ta Ri­ca).

Da­do el di­na­mis­mo del CEM en tan cor­to tiem­po, el mo­de­lo evo­lu­cio­nó y se ha con­ver­ti­do en la Se­de de la UNAM en Chi­na, ba­jo el li­de­raz­go del rector de la UNAM, En­ri­que Graue Wie­chers, y gra­cias al co­rres­pon­dien­te apo­yo ins- ti­tu­cio­nal de las au­to­ri­da­des de BFSU, el de­cano de la Fa­cul­tad de Es­pa­ñol y Por­tu­gués, Liu Jian, el rector Peng Long y el men­cio­na­do pre­si­den­te Han Zhen.

¿Por qué una Se­de de la UNAM en Chi­na? Por­que la co­la­bo­ra­ción edu­ca­ti­va no que­da cir­cuns­cri­ta so­lo a la alian­za es­tra­té­gi­ca con BFSU, sino que el CEM es una ofi­ci­na de re­pre­sen­ta­ción abier­ta a la vin­cu­la­ción con las Ins­ti­tu­cio­nes de Edu­ca­ción Su­pe­rior (IES), así co­mo a otras en­ti­da­des de in­ves­ti­ga­ción gu­ber­na­men­ta­les y cul­tu­ra­les chi­nas de

di­ver­sa ín­do­le.

¿Qué se ha lo­gra­do du­ran­te la ope­ra­ción de la Se­de UNAM-Chi­na? Pa­ra pon­de­rar el im­pac­to del tra­ba­jo rea­li­za­do, bas­ta de­cir que an­tes de la fun­da­ción de es­ta Se­de, la UNAM so­lo te­nía fir­ma­dos dos con­ve­nios con IES de Chi­na. Ac­tual­men­te su­man 29 con­ve­nios vi­gen­tes con 18 uni­ver­si­da­des, mien­tras que 8 más es­tán en pro­ce­so de ne­go­cia­ción. Por otro la­do, se han fir­ma­do sen­dos con­ve­nios e im­ple­men­ta­do di­ver­sas ac­ti­vi­da­des aca­dé­mi­cas con la Aca­de­mia Chi­na de Cien­cias So­cia­les y el Ins­ti­tu­to Chino de Re­la­cio­nes In­ter­na­cio­na­les Con­tem­po­rá­neas. En el te­rreno de la vin­cu­la­ción ins­ti­tu­cio­nal, se tra­ba­ja con 152 ins­ti­tu­cio­nes de Chi­na, de Mé­xi­co, así co­mo de otros paí­ses, las cua­les se han re­la­cio­na­do con 42 en­ti­da­des de la UNAM por in­ter­me­dia­ción de es­ta Se­de. Y se man­tie­ne una coope­ra­ción sin pre­ce­den­tes, con al­gu­nas de las más im­por­tan­tes IES chi­nas, tan­to en Bei­jing co­mo en Shang­hai y Nan­jing.

Vi­sión mul­ti­cul­tu­ral

Con un en­fo­que dis­ci­pli­na­rio y mul­ti­dis­ci­pli­na­rio y una vi­sión mul­ti­cul­tu­ral, la Se­de ha im­pul­sa­do in­ter­na­cio­nal­men­te ac­ti­vi­da­des aca­dé­mi­co-cul­tu­ra­les que han abar­ca­do te­mas bi­na­cio­na­les en di­ver­sos campos del co­no­ci­mien­to, y que van des­de con­fe­ren­cias, se­mi­na­rios, me­sas re­don­das, co­lo­quios, cur­sos y ta­lle­res, has­ta pro­gra­mas cul­tu­ra­les y ar­tís­ti­cos en áreas co­mo ar­tes vi­sua­les, plás­ti­cas, mú­si­ca, li­te­ra­tu­ra, dan­za y ci­ne. Des­de su fun­da­ción en 2012 has­ta di­ciem­bre de 2016 se rea­li­za­ron 264 even­tos, los cua­les han be­ne­fi­cia­do a ca­si 46.000 per­so­nas en­tre aca­dé­mi­cos, estudiantes de Chi­na y Mé­xi­co, así co­mo pú­bli­co en ge­ne­ral.

En lo re­fe­ren­te a mo­vi­li­dad es­tu­dian­til, es­ta se­de ha im­pul­sa­do una ma­yor pre­sen­cia de alum­nos en los ni­ve­les de li­cen­cia­tu­ra y pos­gra­do. Des­de 2012 a la fe­cha, 51 estudiantes de la UNAM re­gis­tra­dos han cur­sa­do es­tu­dios en di­ver­sas uni­ver­si­da­des chi­nas, mien­tras que 113 alum­nos chi­nos han rea­li­za­do es­tu­dios de idio­ma es­pa­ñol, li­cen­cia­tu­ra y pos­gra­do en la UNAM. El 95 % de los alum­nos chi­nos y me­xi­ca­nos han re­ci­bi­do be­cas tan­to por la UNAM, co­mo por las IES de Chi­na.

So­bre la crea­ción de redes de co­la­bo­ra­ción en­tre aca­dé­mi­cos, se ha lo­gra­do un ma­yor diá­lo­go que va más allá de los even­tos co­yun­tu­ra­les, y se da se­gui­mien­to al desa­rro­llo de in­ves­ti­ga­cio­nes y par­ti­ci­pa­ción en di­ver­sos fo­ros in­ter­na­cio­na­les. Ba­jo la coor­di­na­ción de es­ta Se­de, 93 pro­fe­so­res e in­ves­ti­ga­do­res de la UNAM rea­li­za­ron ac­ti­vi­da­des aca­dé­mi­cas en di­ver­sas IES y cen­tros de in­ves­ti­ga­ción de Chi­na, mien­tras que 80 aca­dé­mi­cos chi­nos vi­si­ta­ron la UNAM pa­ra rea­li­zar di­ver­sas la­bo­res.

En lo que res­pec­ta a la di­fu­sión y cer­ti­fi­ca­ción del es­pa­ñol en Chi­na, es­ta Se­de par­ti­ci­pó en el lan­za­mien­to co­mer­cial del Exa­men del Ser­vi­cio In­ter­na­cio­nal de Eva­lua­ción de la Len­gua Es­pa­ño­la (SIELE) y tra­ba­ja con el Ins­ti­tu­to Cer­van­tes de Bei­jing, BFSU y otras uni­ver­si­da­des pa­ra im­pul­sar su im­ple­men­ta­ción en es­te país.

El es­pa­cio es li­mi­ta­do pa­ra de­ta­llar las in­nu­me­ra­bles ac­ti­vi­da­des desa­rro­lla­das, y si bien se han so­bre­pa­sa­do las ex­pec­ta­ti­vas, aún que­dan re­tos pa­ra am­pliar la coope­ra­ción edu­ca­ti­va, co­mo el in­cen­ti­var un ma­yor es­tu­dio del idio­ma man­da­rín, in­cre­men­tar la pre­sen­cia de alum­nos de am­bos paí­ses, así co­mo la im­ple­men­ta­ción de pro­gra­mas in­no­va­do­res a ni­vel li­cen­cia­tu­ra y pos­gra­do. El ca­so del CEM es una mues­tra de que las re­la­cio­nes edu­ca­ti­vas en­tre nues­tros paí­ses vi­ven un buen mo­men­to, pe­ro con­si­de­ra­mos que la coope­ra­ción aca­dé­mi­ca de­be pro­fun­di­zar­se y di­ver­si­fi­car­se con­si­de­ra­ble­men­te, con el fin de lo­grar un ma­yor en­ten­di­mien­to. Re­que­ri­mos for­mar y acer­car cua­dros profesionales que com­pren­dan la ri­que­za y com­ple­ji­dad de las re­la­cio­nes sino-me­xi­ca­nas. Es ahí don­de el mo­de­lo de coope­ra­ción edu­ca­ti­va de la Se­de UNAM-Chi­na po­ne su ma­yor én­fa­sis.

Inau­gu­ra­ción del Cen­tro de Es­tu­dios Me­xi­ca­nos de la UNAM-BFSU.

Uni­ver­si­dad de Es­tu­dios Ex­tran­je­ros de Bei­jing.

Uni­ver­si­dad Na­cio­nal Au­tó­no­ma de Mé­xi­co.

Equi­po del Cen­tro de Es­tu­dios Me­xi­ca­nos de la UNAM-BFSU.

Newspapers in Spanish

Newspapers from China

© PressReader. All rights reserved.