Liz Var­gas: “Chi­na es mi se­gun­da pa­tria”

China Today (Spanish) - - CHINA HOY ÍNDICE - Por ABEL RO­SA­LES GINARTE

Cuan­do es­tu­dia­ba chino en la Uni­ver­si­dad de Pa­na­má me hi­ce ami­ga de la pro­fe­so­ra Wang. Cuan­do ella me pro­pu­so ve­nir a Chi­na, le di­je: ‘Eso es­tá muy le­jos’. Real­men­te en ese tiem­po te­nía­mos un in­cre­men­to de chi­nos en nues­tra ofi­ci­na y es me­jor no te­ner que de­pen­der siem­pre de un in­tér­pre­te. Así que vi­ne a Chi­na pen­san­do que en un año iba a apren­der chino”, con­fie­sa a Chi­na Hoy la abo­ga­da y pro­fe­so­ra pa­na­me­ña Liz Var­gas en el Cen­tro Cul­tu­ral La­ti­noa­me­ri­cano de la Uni­ver­si­dad de Es­tu­dios In­ter­na­cio­na­les de Bei­jing.

“Cuan­do lle­gué a Bei­jing en 2006 em­pe­cé a via­jar y des­cu­brí que es­te país es muy bo­ni­to. Co­noz­co ca­si to­das las pro­vin­cias de Chi­na. No me adap­to muy bien al pi­can­te, pe­ro aquí exis­ten op­cio­nes pa­ra to­dos en lo que a co­mi­da se re­fie­re. Ese pri­mer año ca­si no po­día so­por­tar el frío y re­gre­sé a Pa­na­má cuan­do se ter­mi­nó el se­mes­tre”. Pe­ro vol­vió y más de diez años des­pués se ha con­ver­ti­do en una re­co­no­ci­da em­ba­ja­do­ra cul­tu­ral de Amé­ri­ca La­ti­na en Chi­na.

Cuan­do ter­mi­nó de es­tu­diar chino en el año 2009, le pro­pu­sie­ron tra­ba­jar co­mo pro­fe­so­ra de es­pa­ñol en la mis­ma uni­ver­si­dad. “Yo me di­je, bueno un año me pa­re­ce bien. Y me he que­da­do has­ta hoy”.

Acer­car a los estudiantes chi­nos a Amé­ri­ca La­ti­na

“Aquí des­cu­brí que los estudiantes sa­bían muy po­co de los paí­ses de Amé­ri­ca La­ti­na. Se cen­tra­ban en Es­pa­ña so­la­men­te por­que sus pro­fe­so­res de los años ini­cia­les eran es­pa­ño­les prin-

ci­pal­men­te. En­ton­ces se me ocu­rrió ha­blar con el de­cano de la fa­cul­tad en ese en­ton­ces pa­ra en­viar una car­ta a las em­ba­ja­das de los paí­ses his­pa­noha­blan­tes en Chi­na pa­ra lle­var a los estudiantes a ca­da una de ellas y que les ex­pli­ca­ran la cul­tu­ra de ca­da país.

La pro­pues­ta tu­vo muy buena aco­gi- da por par­te de las em­ba­ja­das. A la pri­me­ra que fui­mos fue a la de Venezuela, con la en­ton­ces em­ba­ja­do­ra Ro­cío Ma­nei­ro, y ella mis­ma dio la char­la a los estudiantes y pre­pa­ró co­mi­da chi­na y ve­ne­zo­la­na. Los estudiantes que­da­ron fas­ci­na­dos con esa vi­ven­cia. En ese mo­men­to tam­bién le pro­pu­se a la em­ba­ja­do­ra si que­ría te­ner estudiantes de prác­ti­ca du­ran­te las va­ca­cio­nes de in­vierno y de ve­rano en su em­ba­ja­da. Ella es­tu­vo de acuer­do. Son estudiantes que no le van a ge­ne­rar nin­gún gas­to a la em­ba­ja­da co­mo prac­ti­can­tes, y sir­ve co­mo una ex­pe­rien­cia la­bo­ral pa­ra ellos. Así fun­cio­nó con el res­to de las em­ba­ja­das y des­de 2009 en­via­mos estudiantes a la gran ma­yo­ría de las em­ba­ja­das”.

Su víncu­lo con el rector de la Uni­ver­si­dad San Ig­na­cio de Lo­yo­la en Pe­rú fue otra puer­ta abier­ta pa­ra la cul­tu­ra de esa re­gión en Chi­na. “Le su­ge­rí crear es­te cen­tro cul­tu­ral la­ti­noa­me­ri­cano con én­fa­sis en el país an­dino y ellos es­tu­vie­ron de acuer­do. El cen­tro es di­ri­gi­do por Zhang Ke, la de­ca­na de nues­tra fa­cul­tad, y yo fui la me­dia­do­ra pa­ra que se es­ta­ble­cie­ra el acuer­do en­tre las uni­ver­si­da­des. Aquí la fa­cul­tad rea­li­za sim­po­sios, trae­mos a es­pe­cia­lis­tas, em­ba­ja­do­res y se rea­li­zan mu­chas otras ac­ti­vi­da­des pa­ra pro­mo­ver la cul­tu­ra la­ti­noa­me­ri­ca­na. Es­toy muy sa­tis­fe­cha con el tra­ba­jo del cen­tro”. El víncu­lo en­tre am­bas uni­ver­si­da­des ga­ran­ti­za que ca­da año cua­tro o seis estudiantes chi­nos va­yan a Pe­rú du­ran­te un año pa­ra es­tu­diar el idio­ma es­pa­ñol y la cul­tu­ra.

Sus años co­mo pro­fe­so­ra en Chi­na ya han ren­di­do sus fru­tos. “Tra­ba­jo aquí des­de sep­tiem­bre de 2009. Mu­chos de mis estudiantes se han gra­dua­do. Una es pro­fe­so­ra de gra­má­ti­ca en es­ta mis­ma uni­ver­si­dad. Si­go en con­tac­to con ellos. La ma­yo­ría es­tán tra­ba­jan­do en Amé­ri­ca La­ti­na o pa­ra em­pre­sas si­tua­das en esa re­gión”.

En con­so­nan­cia con la in­ten­ción

del Go­bierno chino de au­men­tar su pre­sen­cia en Amé­ri­ca La­ti­na, Var­gas creó su pro­pia em­pre­sa. “Real­men­te co­mo he sen­ti­do que en Chi­na hay una es­ca­sez de co­no­ci­mien­tos so­bre nues­tro con­ti­nen­te, la em­pre­sa se de­di­ca a traer pro­fe­so­res la­ti­noa­me­ri­ca­nos pa­ra que tra­ba­jen en di­fe­ren­tes es­cue­las. Te­ne­mos un ma­te­rial crea­do que fa­ci­li­ta que los estudiantes es­cu­chen la voz de un his­pa­noha­blan­te. Tam­bién ha­ce­mos ac­ti­vi­da­des en las es­cue­las y lle­vo a los estudiantes a vi­si­tar las em­ba­ja­das. No es so­la­men­te es­tu­diar es­pa­ñol, sino pal­par nues­tras cos­tum­bres, có­mo vi­vi­mos. Es­ta la­bor se rea­li­za en tres es­cue­las se­cun­da­rias en Bei­jing. Ellos prác­ti­ca­men­te sa­ben dón­de es­tán ubi­ca­dos los paí­ses, pue­den iden­ti­fi­car las cos­tum­bres y cul­tu­ras de los di­fe­ren­tes paí­ses la­ti­noa­me­ri­ca­nos. Me gus­ta mu­cho ese tra­ba­jo por­que así pue­do cam­biar la men­ta­li­dad de los chi­nos, y que co­noz­can que el es­pa­ñol tam­bién tie­ne sus va­rian­tes la­ti­noa­me­ri­ca­nas”.

Una gran ami­ga chi­na

Con una son­ri­sa ple­na, la pro­fe­so­ra Wang Ge­ping (Pa­lo­ma en es­pa­ñol) nos cuen­ta de su co­ne­xión con la pro­fe­so­ra Var­gas. “En 2005 fui en­via­da por nues­tro Go­bierno a la Ciu­dad de Pa­na­má pa­ra en­se­ñar idio­ma chino y allí Liz fue una de mis alum­nas. Era buena es­tu­dian­te y te­nía de­seos de apren­der chino, pe­ro co­mo el cur­so no era de al­to ni­vel le acon­se­jé ve­nir a Chi­na”.

Ya ju­bi­la­da, Pa­lo­ma man­tie­ne su víncu­lo con Liz Var­gas en Bei­jing. “Es­tu­dió chino con mu­cho afán en la Uni­ver­si­dad de Es­tu­dios In­ter­na­cio­na­les de Bei­jing y al­can­zó bue­nos re­sul­ta­dos. Lue­go se con­vir­tió en pro­fe­so­ra de es­pa­ñol en nues­tra fa­cul­tad. Me sien­to muy or­gu­llo­sa y fe­liz por­que tra­je una buena per­so­na. Ella tra­ba­ja muy bien co­mo pro­fe­so­ra. Ade­más tam­bién par­ti­ci­pó en una pe­lí­cu­la en Chi­na y ha apa­re­ci­do en la te­le­vi­sión chi­na y co­mo mo­de­lo en una re­vis­ta de au­tos”.

En el círcu­lo de los his­pa­noha­blan­tes que vi­vi­mos en Bei­jing, Liz Var­gas es muy co­no­ci­da, es­pe­cial­men­te por su ex­tra­or­di­na­ria ca­pa­ci­dad de ayu­dar a los ami­gos. Des­de un au­la en la Uni­ver­si­dad de Es­tu­dios In­ter­na­cio­na­les de Bei­jing has­ta los sa­lo­nes de las em­ba­ja­das de al­gu­nos paí­ses his­pa­noha­blan­tes, su voz es un puen­te cul­tu­ral que co­nec­ta a Chi­na con esa re­gión. Los ami­gos chi­nos dis­fru­tan su com­pa­ñía y otras uni­ver­si­da­des del país va­lo­ran su co­la­bo­ra­ción en pro­yec­tos que ayu­dan a los estudiantes chi­nos a co­no­cer nue­vas cul­tu­ras.

Pa­na­má y Chi­na es­tán se­pa­ra­dos por 14.000 ki­ló­me­tros. Al­gu­nas veces la nos­tal­gia sor­pren­de a Var­gas, es­pe­cial­men­te cuan­do re­cuer­da a su hi­ja. “Ge­ne­ral­men­te nos co­mu­ni­ca­mos por Sky­pe o What­sApp. En mu­chas oca­sio­nes, cuan­do me sien­to así, lo que tra­to de ha­cer es dis­traer­me y no pen­sar. Pa­na­má es pe­que­ño y lo co­noz­co, pe­ro en es­te país siem­pre a uno le que­dan lu­ga­res por vi­si­tar, por des­cu­brir. La vi­da aquí es di­ver­ti­da, tam­bién se pue­de ir a una dis­co­te­ca y re­gre­sar a la ho­ra que uno quie­ra y eso no se pue­de ha­cer en Pa­na­má. Ade­más, el cli­ma de Chi­na es muy atrac­ti­vo: si quie­ro es­quiar aquí siem­pre hay don­de hacerlo, si quie­ro pla­ya tam­bién, eso con tiem­po y di­ne­ro. Eli­ge un tra­ba­jo que ames, y el tra­ba­jo de­ja­rá de ser un tra­ba­jo”.

Pe­ro el tiem­po en Chi­na es tam­bién una opor­tu­ni­dad pa­ra cul­ti­var­se en to­dos los sen­ti­dos. “He apren­di­do a te­ner pa­cien­cia con la gen­te. Es un idio­ma di­fí­cil y una cul­tu­ra dis­tin­ta. Me sien­to co­mo si fue­se una per­so­na que aca­ba de na­cer. He co­no­ci­do có­mo tra­tar a per­so­nas de cul­tu­ras dis­tin­tas, có­mo tra­tar a los chi­nos y res­pe­tar su cul­tu­ra y sus le­yes. Chi­na es mi se­gun­da pa­tria”.

Der.)

Liz Var­gas ( con­ver­sa con Wang Ge­ping, su pri­me­ra pro­fe­so­ra de chino en el Cen­tro Cul­tu­ral La­ti- noa­me­ri­cano de la Uni­ver­si­dad de Es­tu­dios In­ter­na­cio­na­les de Bei­jing.

Cuar­ta de der. a izq.) Fo­tos de Abel Ro­sa­les Ginarte

Var­gas ( jun­to a estudiantes y pro­fe­so­res en la es­cue­la El Va­lle de Bei­jing (Shan Gu).

Newspapers in Spanish

Newspapers from China

© PressReader. All rights reserved.